Contenido creado por Martín Laitano
Política

Salen cambios

Se discute el “impuesto COVID” a funcionarios públicos y jubilados: conocé los detalles

Este impuesto tendrá diferencias con respecto al aplicado el año pasado: retendrá menos dinero y, por tanto, recaudará menos.

13.04.2021 10:30

Lectura: 4'

2021-04-13T10:30:00
Compartir en

Montevideo Portal

Este miércoles se pondrá a votación del Parlamento el nuevo impuesto a los salarios de los funcionarios públicos y a las jubilaciones que superen los 120.000 pesos nominales, tributo que se aplicará durante dos meses y que tiene como objetivo que el Estado cuente con más recursos para afrontar la crisis surgida con la pandemia.

El proyecto que se discutirá este miércoles (de mañana en el Senado y de tarde en la Cámara de Diputados) tiene cambios con respecto al aplicado el año pasado, pero las modificaciones refieren al monto que se pagará, no a la población objetivo.

Mediante este impuesto, que tendrá los votos necesarios para aprobarse en el Parlamento, se gravarán aquellos salarios de funcionarios públicos y jubilados (del ámbito público y privado) que superen los 120.000 pesos nominales.

El impuesto se aplicará mediante una escala progresional y tendrá cuatro franjas: de 120.001 pesos a 130.000, de 130.001 a 150.000, de 150.001 a 180.000 y de 180.001 en adelante. Según el artículo 4 del proyecto de ley, "la suma de las citadas remuneraciones y prestaciones se ingresará en la escala, aplicándose a la porción comprendida en cada tramo de la escala la tasa correspondiente a dicho tramo".

La tasa de la primera escala será de 5 %, la tasa de la segunda será de 10 %, de 15 % en la tercera y de 20 % en la cuarta.

Con respecto a las pasividades, el proyecto de ley aclara que "en ningún caso el monto de las jubilaciones, pensiones, retiros militares y policiales o prestaciones de pasividad similares líquidas, una vez deducidos el aporte al sistema de salud correspondiente, el Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS) (...) y el impuesto que se crea podrá ser inferior" a los 100.000 pesos líquidos mensuales.

La recaudación mediante este impuesto será destinada al Fondo Solidario COVID-19 creado el 8 de abril de 2020 con el fin de paliar la crisis económica. Consultado en Informativo Uruguay (radio Uruguay), el senador del Partido Nacional Jorge Gandini dijo que el espíritu de este impuesto es la solidaridad, no la recaudación del Estado.

El impuesto "es puntual, restringido a un grupo de trabajadores y durante un tiempo muy limitado con un espíritu solidario", dijo Gandini. Además, señaló que el objetivo es "repartir el esfuerzo entre los públicos y los privados, que ha sido bien diferente".

"Los públicos han tenido la certeza de su empleo: de determinada edad para arriba han ido a sus casas cobrando todo lo que cobraban; no les faltó un solo día ni se les atrasó un solo día el pago de sus salarios y todas sus prestaciones; nadie ha perdido su trabajo por razón de la pandemia, o sea que tienen seguridad, estabilidad e ingresos asegurados", apuntó el senador, que afirmó que esta situación "no es lo que ocurre en el sector privado".

En este último "hay seguro de desempleo abundante, pérdidas de trabajo notorias y además pérdida de ingresos, porque muchos trabajadores han tenido que negociar sus ingresos para poder mantener su empleo", expresó.

Con respecto al motivo de incluir a los jubilados en este impuesto, Gandini dijo que es "porque han tenido una enorme estabilidad", ya que "las jubilaciones se han pagado todas en fecha".

No obstante, reconoció que este impuesto "no mueve la aguja la recaudación", ya que este año se recaudará "un tercio" mediante este impuesto de lo que se recaudó con la edición anterior. Según dijo, la recaudación con este impuesto será de "10 u 11 millones" de dólares.

Con respecto a las diferencias establecidas con la edición anterior de este tributo, denominado "impuesto COVID", Gandini dijo que algunas "cuestiones formales" se recogieron este año y "por tanto este proyecto se parece en las franjas y las formas de recaudar mucho más al IRPF que el anterior, y por lo tanto recauda menos".

Según dijo, con el impuesto aplicado el año pasado "una persona que ganaba 180.000 pesos nominales iba a pagar el 20 % de 180.000", mientras que ahora "paga en franjas".

Gandini señaló que con el tributo aplicado el año pasado, una persona que ganaba 180.000 pesos por mes aportaba cerca de 36.000, mientras que ahora aportará cerca de 7.000.

Montevideo Portal


Te puede interesar FA presentó un proyecto para cobrar impuesto a los depósitos de uruguayos en el exterior