Política

La buena tele

Se aprobó en Diputados proyecto que promueve y regula la telemedicina en el país

El proyecto del diputado Martín Lema, que fue aprobado por unanimidad, permitirá consultas a distancia con profesionales extranjeros, entre otras ventajas.

12.09.2019 09:13

Lectura: 4'

2019-09-12T09:13:00
Compartir en

La Cámara de Diputados aprobó anoche por unanimidad el proyecto de telemedicina presentado por el diputado nacionalista Martín Lema.

En su exposición de motivos, Lema recuerda que el avance de la ciencia, que permitió la aplicación de las tecnologías de la información y la comunicación en diversas áreas (como la medicina) hacía necesario adecuar la legislación existente a fin de dotar a las prácticas médicas (con base en las nuevas tecnologías) de un marco jurídico adecuado que dé la seguridad a los usuarios y los prestadores asistenciales.

La telemedicina, por ejemplo, "tiende a eliminar barreras geográficas entre el paciente y el especialista, siendo su utilización muchas veces determinante en el tratamiento de una patología o incluso en la protección del derecho a la vida".

"A diferencia de lo que ocurre en los países vecinos, en el Uruguay la implementación de la telemedicina como parte de los servicios a ser brindados por los prestadores de salud se ha visto retrasada, existiendo pocos ejemplos de su implementación", agrega el legislador.

"Esta herramienta complementaria permite aprovechar el desarrollo en tecnología y en comunicación para beneficio de tratamientos en salud. Entre otras cosas, permite derribar barreras geográficas, acercando los servicios a la población en lugares remotos y con escasez de recursos. También permite consultas con expertos en distintos países del mundo", dijo Lema a Montevideo Portal.

"En Uruguay tenemos un gran potencial en formación de recursos humanos en salud, pero por un tema de densidad de población hay baja prevalencia en un montón de patologías, pero quizá en otros países del mundo, por una cuestión de población, hay profesionales con un grado de experiencia mucho mayor. Una consulta de patologías poco frecuentes, con un profesional de otro país, puede aportar una opinión muy calificada", agregó.

Citó como otro ejemplo positivo los uruguayos que viajan a consultar a clínicas de Brasil, Argentina o Estados Unidos. En ocasiones se puede adelantar parte del trabajo con consultas a distancia. "En Uruguay, si bien hay experiencias aisladas, era necesario dar un marco regulatorio para establecer cómo se debe proceder. También para promoverla y que se replique en todo el país", afirmó a Montevideo Portal.

También dentro de Uruguay hay lugares donde hay menos especialistas o menos recursos humanos. "La telemedicina no sustituye pero por lo menos permite usar la tecnología para una mayor accesibilidad en este tipo de recursos", señaló.

De telemedicina

¿Qué es exactamente la telemedicina? El articulado de la ley la define como la provisión de los servicios de atención sanitaria cuando la distancia es un factor crítico, utilizando tecnologías de la información y comunicación para el intercambio de información válida para el diagnóstico, tratamiento y prevención de enfermedades y heridas.

Entre sus ventajas se destacan su universalidad, equidad, calidad de servicio, descentralización, complementariedad y eficiencia, ya que reduce los costos en salud y optimiza los recursos asistenciales.

En el artículo sexto, la norma establece que los servicios de salud podrán ofrecer a sus usuarios servicios de telemedicina, brindando información pormenorizada al respecto. A estos efectos deberán contar con el personal adecuado y la infraestructura necesaria.

Para brindar servicios de telemedicina, los servicios de salud deberán recabar el consentimiento expreso del paciente por cada acto médico a realizarse. El paciente deberá otorgar consentimiento expreso para la realización de tratamientos, procedimientos, diagnósticos, así como la transmisión e intercambio de la información personal que se desprenda de su historia clínica.

Este consentimiento, sin embargo, puede ser revocado por el paciente en cualquier momento.
En el caso de que el paciente sea menor de edad o persona declarada legalmente incapaz, el artículo será aplicable a su tutor o representante legal.

Todos los datos e información transmitida y almacenada mediante el uso de telemedicina serán considerados "datos sensibles".

La telemedicina permitirá consultar, como bien señaló Lema, a profesionales extranjeros, que deberán acreditar ante el servicio de salud que están debidamente registrados y habilitados para ejercer la profesión en su país de residencia.