Política

Ni en los libros

Sanguinetti sobre la dictadura: “La sociedad uruguaya está reconciliada”

En conversación con Montevideo Portal, Sanguinetti dio su versión de la dictadura y aseguró que inició tras un “mesianismo de violencia” impulsado por la revolución cubana.
20.06.2019 12:20
2019-06-20T12:20:00
Compartir en

El expresidente y precandidato colorado Julio María Sanguinetti se refirió a la época de la dictadura, sus años previos y posteriores, y aseguró que cada gobierno tuvo acciones para avanzar en la búsqueda de detenidos desaparecidos, aunque poco se pudo lograr.

En entrevista con Montevideo Portal (que será publicada entera este viernes en una nueva edición de Uruguay 2020) Sanguinetti fue consultado sobre este tema y dio su larga versión de los hechos.

"Todo arranca en el mesianismo de violencia que se desató en los años 60 y 70, cuando la revolución cubana era 'el gran camino hacia el paraíso' y recorrió América Latina una ola revolucionaria que llegó a nuestro país. Ahí se empezó a desatar la violencia", señaló Sanguinetti.

"La violencia se enfrentó con la Policía, creo que bien. La prueba está en que llegaba la elección de 1971 y estaba toda la dirigencia tupamara presa", continúo Sanguinetti.

Sin embargo, se encargó al Ejército parte de la seguridad pública luego de que el 6 de setiembre de 1971 (pocos días antes de las elecciones) un grupo de guerrilleros presos en Punta Carretas se fugaran de la cárcel.

Según Sanguinetti, "el Ejército actúa con eficacia" para combatir a la guerrilla "pero desgraciadamente se embriaga de su éxito, de su victoria, y ahí llegamos al camino del Golpe de Estado".

En este sentido, Sanguinetti asegura que para estos hechos "no hay visiones hemipléjicas". "Quienes estuvimos en contra de la guerrilla y en contra de la dictadura, con claridad en los dos casos, sabemos que las consecuencias penosas se vivieron producto de ambas cosas", sentenció.

El precandidato colorado también dio su versión sobre lo ocurrido en los primeros años luego de finalizada la dictadura.

"El primer período fue de una enorme tensión, medio Ejército se sabía que no había querido salir de la dictadura. El propio presidente, el general Gregorio Álvarez había estado muy en contra obstaculizando los caminos de salida. Los generales hostiles nos habían dicho en la cara 'ustedes no duran seis meses porque no van a poder comandar la situación'", recordó.

"Por otro lado teníamos a los tupamaros presos y tampoco podíamos tener un factor de conflicto allí. Ahí vinieron las amnistías, primero a los delitos de violencia conexos con la política y a los delitos militares más tarde. Naturalmente son discutibles todas esas cosas porque indudablemente la responsabilidad de unos y otros es muy grande, aunque sean distintas, porque son responsabilidades enormes de haber usado la violencia", agregó.

Sanguinetti aseguró que, igualmente, "el país salió en paz" y que de las amnistías "se puede decir lo que se quiera en el terreno filosófico" pero hay dos puntos "objetivos" a señalar.

"El primero es que cumplieron su objetivo: pacificaron. El país no recayó en violencia como la gente en aquel momento lo veía todos los días en la tele en Argentina, ni más tarde en Chile donde la situación fue mucho más compleja aun", puntualizó.

"La segunda cosa incuestionable es que la gente lo acompañó, porque por algo la gente ratificó la llamada ley de caducidad. No es que estuvieran a favor de la dictadura ni que quisieran perdonar a nadie, lo que querían era dejar ese pasado y mirar hacia adelante", agregó.

Sanguinetti puntualizó que el próximo gobierno deberá seguir investigando para llegar a buen puerto en la búsqueda de detenidos desaparecidos

"Eso es lo que tenemos que seguir haciendo todos en la medida de intentar cerrar este capítulo que es muy difícil cerrar en su totalidad, porque ha habido mucho silencio, mucho secretismo, mucha gente que se llevó a la tumba secretos, penas y culpas", señaló.

"Tenemos que administrar con honestidad para que la sociedad no quede prisionera de esos odios, aunque no lo está. La sociedad uruguaya está reconciliada y todos sabemos que ese es un episodio penoso que nos tiene que mover a todos a la reflexión de que la violencia adentro de la democracia nunca es un recurso", concluyó.

Montevideo Portal


Te puede interesar Talvi supera a Sanguinetti en la interna colorada, según la última encuesta de Cifra