Política

Congoja

Salinas manifestó “pena” por los pacientes COVID que murieron presuntamente sin asistencia

El ministro recordó que hay investigaciones de ASSE “y del propio MSP” para determinar responsabilidades. “Los sistemas en este momento están bajo presión”, reconoció.

20.04.2021 17:01

Lectura: 4'

2021-04-20T17:01:00
Compartir en

Montevideo Portal

El ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, expresó este martes que siente "pena" y "congoja" por los enfermos de COVID-19 que murieron en sus respectivos domicilios a pesar de que presuntamente sus familias insistieron a su prestador de salud, ASSE, que fueran internados. Un caso ocurrió en Bella Unión (Artigas) y el otro en Salto. Ambos están bajo investigación.

Durante una rueda de prensa, Salinas fue consultado por estos casos y respondió: "Los lamentamos mucho. Están dentro de la órbita de un organismo desconcentrado como es ASSE, están en curso las investigaciones administrativas del propio ASSE y del propio MSP (Ministerio de Salud Pública) para determinar el tipo de responsabilidad si lo hubiere".

"Por supuesto que nuestra pena y nuestra congoja para las familias que están en esta situación. Siempre hay ocasión de mejorar y de hacer autocrítica y de mejorar los sistemas y dar mejores respuestas", añadió.

Salinas sostuvo que "evidentemente los sistemas en este momento están bajo presión y desafío por la cantidad de casos" a atender, pero aseguró que "eso no debe constituir excusas".

"Si tenemos alguna limitación hay que recurrir a niveles que permitan complementar o apoyar", añadió.

No obstante, el ministro reiteró que actualmente no hay saturación del sistema de cuidados intensivos. "Hoy por hoy estamos cerca de 1.050 camas, 1.028 en el día de ayer (operativas), y tenemos 280 camas libres operativas a disposición de la población", expresó.

Los casos

En primer lugar, en un caso que se conoció el domingo, ASSE anunció que inició una investigación luego de que una familia denunciara que un hombre de 49 años con coronavirus falleció sin recibir la asistencia correspondiente.

"Ante la muerte de un paciente de ASSE positivo de COVID-19, de 49 años de edad, en la localidad de Bella Unión, Artigas, la Regional Norte de ASSE dispuso una investigación de urgencia en la Red de Atención Primaria (RAP) de dicho departamento", expresa el comunicado de la institución.

Además, agrega que cumplida esta instancia "se elevarán los antecedentes a ASSE Central, para investigación administrativa correspondiente, que estará a cargo de la Dirección Jurídica del organismo".

La esposa del fallecido y su hijo menor contaron su versión de los hechos en testimonios recogidos por el noticiero local Panorama 10. Tanto el fallecido como su esposa estaban atravesando la enfermedad hace una semana. Toda la familia está en cuarentena, puesto que los hijos tienen síntomas, pero según relatan, "nadie va a hisoparlos".

Este domingo sobre las 15:00 el hombre comenzó con problemas respiratorios. Sobre las 18:00, "como no mejoraba", una prima de ellos llamó al hospital de ASSE de la ciudad para pedir una ambulancia.

"Mi marido se agravaba y no venía nunca (la ambulancia). Nos decían que estaban perdidos, que no encontraban la dirección. Demoraron más de una hora en llegar. Cuando llegaron, mi marido se moría en mis brazos y ellos no entraban a ayudarlo. Ellos no entraban y mi marido se murió en mis brazos y sin asistencia, sin que nadie lo ayudara", relató la esposa.

La mujer pidió que la muerte "no quede impune".

El otro caso también sucedió el domingo. El diario El País informó que un hombre de 37 años de Salto falleció el pasado martes por coronavirus sin recibir la atención médica correspondiente.

Según la crónica, el hombre fue diagnosticado con la enfermedad y permaneció en su casa mientras recibía atención telefónica por médicos de la RAP. Cuando su situación se agravó, la familia se comunicó con el equipo médico de la RAP de ASSE en Salto y los médicos les dijeron que los síntomas del paciente "no eran más que parte del proceso de la enfermedad que estaba cursando" y "que mantuvieran la calma, porque los mismos pasarían pronto".

El lunes, día previo a su fallecimiento, el hombre empezó a tener dificultades para respirar, por lo que su familia solicitó asistencia médica. En esa ocasión, les dijeron que estaban desbordados, y reiteraron que sus síntomas eran parte de lo previsto.

La familia asegura que solicitaron que fuera internado, pero no tuvieron respuesta. El hombre de 37 años falleció en su casa.

Montevideo Portal