Contenido creado por Gerardo Carrasco
Curiosidades

Diezmado por el diezmo

Rusia: hombre incendia una iglesia para que su esposa deje de donarle dinero

Exasperado por la cantidad de dinero que la mujer entregaba al templo, decidió destruirlo.

01.07.2022 11:36

Lectura: 3'

2022-07-01T11:36:00
Compartir en

En la mañana del 26 de junio se produjo un incendio en la Iglesia de San Basilio el Grande en el pueblo de Pargolovo, en el distrito ruso de San Petersburgo.

El fuego tomó rápidamente el techo de madera y las paredes del edificio, y probablemente el edificio hubiera sido pasto de las llamas ante de que llegaran los bomberos. Sin embargo, los feligreses pusieron manos a la obra y contuvieron el fuego por sus propios medios, ganando un tiempo precioso. Pese a ello, no lograron evitar que el inmueble sufriera considerables daños.

En un principio, muchos creyeron que el incendio había sido producto de un cortocircuito debido a un cableado defectuoso, y algunos incluso consideraron que era una señal divina para construir una iglesia más grande y hermosa. Pero la policía no tardó mucho en encontrar al verdadero culpable, un hombre de 36 años residente en la zona, que supuestamente había decidido quemar la iglesia luego de una fuerte discusión con su esposa.

Según informara el medio local Komsomolskaya Pravda, el hombre mantuvo una disputa con su mujer, quien solía hacer tareas voluntarias en la Iglesia. Sin embargo, al hombre no le molestaba tanto que ella pasara horas en el templo, sino que empleara en donativos buena parte del dinero familiar

En la mañana del domingo, el sujeto cargó un bidón de gasolina en el maletero de su coche, condujo hasta la iglesia, roció las paredes con combustible y, después de asegurarse de que no había nadie adentro, le prendió fuego.

“Él trabaja todo el día, todos los días de la semana, tienen cuatro hijos y su esposa es voluntaria en la iglesia. Todo lo que él gana, ella lo lleva al templo. Debido a esto, tuvieron un conflicto. Se dio cuenta de que le haría algo a su esposa o quemaría el templo”, se lee en el citado medio.

Tras el siniestro, el hombre admitió inmediatamente los cargos e incluso pidió que lo mandaran a prisión. Sin embargo, el juez lo envió a casa a esperar la sentencia del caso.

Los sacerdotes responsables de la Iglesia de San Basilio el Grande señalaron que el edificio sufrió notorios daños en el exterior, pero los espacios interiores sólo presentaron desperfectos menores.