Política

Respect

Ripoll: “Adeom ha vivido una falta de respeto importante con esta administración de la IM”

Entrevistada por Montevideo Portal, la dirigente sindical dijo que en las últimas gestiones de la comuna “se han aplicado políticas equivocadas”.

11.07.2020 12:02

Lectura: 10'

2020-07-11T12:02:00
Compartir en

Por Santiago Magni

Las elecciones departamentales están a poco más de dos meses y la campaña electoral comienza a reactivarse. Candidatos de distintos partidos en los 19 departamentos llevan a cabo actos, con los protocolos y medidas correspondientes, con el fin de evitar aglomeraciones por la emergencia.

Más allá de lo político partidario, la elección del próximo 27 de setiembre es importante para la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom).

En ese sentido, la secretaria general de Adeom, Valeria Ripoll, que cumplió tres años en el cargo, cree que en los últimos tiempos "cada administración ha sido una peor que la anterior".

Ripoll sostiene que el sindicato "ha sido atacado" y no se los escucha desde la actual administración "por falta de humildad".

"Esperamos con quien gane tener un buen vínculo, alcanzar un convenio colectivo hasta el final del quinquenio", dijo la dirigente sindical sobre las elecciones departamentales.

En diálogo con Montevideo Portal, Ripoll habló sobre los comicios de setiembre, las expectativas con la nueva administración, la imagen del sindicato y el rol de las mujeres en el movimiento sindical.

¿Cómo evalúan desde Adeom la gestión de la administración actual de la Intendencia de Montevideo?

Lo que hemos venido planteado es que cada administración ha sido una peor que la anterior. Sobretodo en las últimas dos. Venimos de la de Ana Olivera que nos declaró esenciales, donde ya el relacionamiento no fue bueno entre trabajadores y administración. Con (Daniel) Martínez, y lo que termina (Christian) Di Candia, lo que hemos vivido fue una falta de respeto importante. Se le faltó el respeto continuamente al sindicato, no nos daban respuestas, se violentaron convenios y acuerdos firmados en el Ministerio de Trabajo, se violó sistemáticamente la carrera funcional con contrataciones directas, evitando concursar en los cargos de dirección. Eso hace que en lugar de ocupar esos cargos personas por capacidad se ocupen políticamente. Hemos tenido problemas con el ingreso de personal. Hace varios años desde que se aplicó el tres por uno, eso obviamente redujo la plantilla y era un tres por uno que ni siquiera contrataba trabajadores dentro de la misma carrera. Han desarticulado enormemente lo que tiene que ver con las cuadrillas y las tareas obreras de la intendencia. Aumentó enormemente la precariedad laboral y se apuesta a las cooperativas, que no son sociales. Se esconden en esas cooperativas empresas lideradas por personas que se vinculan políticamente a la fuerza política que gobierna en Montevideo. Ni que hablar de las contrataciones de unipersonales que aumentan sistemáticamente. Realmente ha sido una administración muy negativa para nosotros, que no ha potenciado los servicios municipales. Creo que lo que fue rescatable en un momento fue cuando asumió Di Candia, que intentó cambiar esa impronta de no negociar con los trabajadores y no recibirnos. Se firmó un acuerdo, evitamos la privatización de recolección de contenedores y logramos demostrar que el boicot que denunciábamos era real. Teniendo los recursos los servicios prestados por trabajadores municipales son muy buenos. Últimamente ha cambiado la impronta y se parece a lo que era el vínculo con Martínez, lamentablemente. No sé si es porque lo hemos caracterizado como diferente, pero en realidad Di Candia tiene una dependencia de quien gane la próxima administración para mantener su trabajo. Él no puede marcar una diferencia tan grande como la que habíamos empezado a marcar públicamente

¿El gremio se siente atacado y que no es escuchado?

Es clarísimo que no hemos sido escuchados. Tenemos propuestas para mejorar los servicios municipales, no somos cogobierno y en eso estamos de acuerdo, pero quienes hacemos la tarea sabemos muchísimo y podemos aportar un montón. Lo que pasa con la intendencia es que se pone a políticos de diferentes sectores del partido que gobierna, pero no saben nada de la gestión de la intendencia y los servicios que prestan. Ese ensayo y error que continuamente hacen los políticos donde cambian y ponen a otro cuando no va funcionando, por ejemplo en la división Limpieza, que se cambió como cinco veces de director de departamento y como siete de gerente de mantenimiento, todos estos errores los paga la población de Montevideo. Los trabajadores obviamente son la cara visible y es con quien se queja la gente y con razón, porque el servicio no funciona. El vecino de Montevideo esos errores los paga con un mal servicio que le llega. A las administraciones muchas veces les falta humildad, escuchar a los que realmente saben, que han tenido que pasar por un montón de políticos que no hacen las cosas bien. Se evitarían situaciones de conflicto también. A veces llamás a los directores, no te contestan, para evitar un conflicto que terminás solucionando desde el sindicato y no ellos. Terminás apagando los incendios diarios que surgen ante la inoperancia e ineptitud de los directores.

¿Cuáles son las expectativas del sindicato de cara a las elecciones departamentales?

Esperamos tener respeto de la otra parte, sea quien sea electo. El sindicato y los trabajadores merecen respeto. El poder tener ámbitos de discusión donde proponer. Buscamos evitar el conflicto y eso lo hemos intentado explicar a la población. Estamos trabajando en un cambio de imagen del trabajador sindical, que la gente realmente conozca lo que es el trabajador municipal, lo que le pasa y cómo muchas veces no tiene la posibilidad de tomar las decisiones. Nos llevamos responsabilidades que no son nuestras. Tenemos que llevar la gestión con las políticas que traiga el gobierno al que la gente votó, nosotros no somos protagonistas de los cambios porque la gente pone a las administraciones para eso. Muchas veces el trabajador municipal ha sido responsabilizado, esto lo hacen los intendentes y los gobiernos departamentales todo el tiempo, no solo en Montevideo. De las cosas malas responsabilizan a los trabajadores sin hacer autocrítica de lo que hacen mal. Son los que definen las políticas desde hacia dónde va el departamento. Esperamos con quien gane tener un buen vínculo, alcanzar un convenio colectivo hasta el final del quinquenio, esperamos tener una buena negociación y de buena fe para un convenio colectivo mejor del que tenemos. Venimos de 20 años sin tener aumento de recuperación salarial, ya que tenemos ajuste por IPC (Índice de Precios del Consumo). Buscamos tener un ajuste salarial que viene siendo muy postergado. Poniendo arriba de la mesa lo de los concursos, para que los trabajadores puedan tener una carrera funcional y no se jubilen en los niveles más bajos.

¿Cambió la imagen del trabajador sindical?

Estos días cumplí los tres años en la secretaría general del sindicato y creo que hemos tenido una buena llegada en la gente. Me pasa en la calle que la recepción de la gente es muy buena, entiende los conflictos. Haber cambiado la estrategia y las medidas sindicales, apostar a denunciar públicamente, ocupar algún sector de trabajo pero que no perjudique a la población, como cuando ocupamos el segundo piso, denunciar públicamente pero sin perjudicar a ningún vecino con respecto a los servicios municipales, hace años no hay conflictos con la basura y la limpieza que a veces eran muy antipáticos para la población y no los entendía. La mayoría de las cosas que hemos denunciado están documentadas, es demostrable todo lo que hemos denunciado y eso empieza a entrarle y llegarle de otra forma a las personas. Terminamos comprobando lo que hemos demostrado. Esas cosas van haciendo que ganes credibilidad en la gente cuando ven que vos estás diciendo la verdad.

¿Tenés expectativas con que las cosas cambien después de las elecciones departamentales?

La aspiración nuestra es que realmente quienes administran entiendan que lo deben hacer con los trabajadores y no contra los trabajadores. Hay problemas en la gestión, se han aplicado políticas equivocadas. Se ha gastado en privatizaciones innecesarias pudiendo hacerse cosas con recursos propios y tener mejores resultados. Yo creo que todos tenemos la posibilidad de equivocarnos y luego darnos cuenta que nos equivocamos. Yo creo que Martínez se equivocó en su posición contra el sindicato con ese enfrentamiento y maltrato continuo. Escaparse de los trabajadores por la puerta de atrás son cosas que no hacen bien. Hay muchos temas, que yo creo que tienen mucho tiempo, que requieren solución y creo que cualquiera de los candidatos que gane tiene la oportunidad de revertirlos. No hay un trabajo conjunto y el resultado no es el mejor. Hay que cambiar esa impronta de tener que estar en contra, ya que actualmente no se puede solucionar dialogando y negociando, que es la mejor manera. Esperamos que realmente haya una puerta abierta para tener un diálogo permanente. Si el resultado no es el mejor el perjudicado es el vecino de Montevideo. Ningún trabajador quiere parar, ya que implica un descuento del salario.

Has sufrido acusaciones y denunciaste en redes sociales varios ataques ¿Cómo ves el rol de la mujer en el sindicalismo?

Entiendo que las compañeras que están en el movimiento sindical han alcanzado los roles que tienen dentro del movimiento por capacidad y no por cuota, creo que muchas de nosotras lo logramos militando, esforzándonos enormemente, viendo cómo combinamos nuestra vida personal, y logrando hacer de los sindicatos un lugar mucho más amigable para poderlo compartir con los niños, que ellos tengan su lugar y puedan ir. El ataque hacia mí no está vinculado solo al ser mujer. Creo que el ataque en realidad está vinculado al rol que tiene históricamente Adeom, que hace treinta años enfrenta gobierno departamentales del Frente Amplio. Hoy a nuestro país todo lo atraviesa lo político partidario, entonces muchas personas toman partido porque creen que el conflicto se lo hacemos contra el Frente Amplio porque somos de derecha o somos ultra y en realidad nada tiene que ver con lo partidario. Mañana ganan los colorados los blancos o Cabildo, por decir algo, tendríamos el mismo enfrentamiento. A mí me resulta inconcebible el ataque personal y los agravios por redes sociales. De hecho, a mí me quieren caracterizar todo el tiempo con algún partido político y algo que no he hecho es militar en este período para ningún partido político. Me da exactamente igual de qué partido sea el intendente mientras respete a los trabajadores y haga lo que tiene que ver con la gestión de la intendencia. Hay que cortar de alguna forma y trabajar para que no haya impunidad en los agravios a través de las redes sociales.

¿Qué temas preocupan principalmente al sindicato de cara al futuro?

Nuestras aspiraciones están vinculadas con nuestra plataforma reivindicativa. Nosotros apostamos a la municipalización de servicios, a que crezca la plantilla municipal y se reduzca lo que tiene que ver con las tercerizaciones y la precarización. Con la próxima administración la discusión del salario va a tener que estar arriba de la mesa. También apostamos a sumar a los trabajadores de empresas tercerizadas a luchar con nosotros, como han hecho otros sindicatos modificando estatutos y pelear los objetivos de forma conjunta.
Tenemos que seguir trabajando en mejorar esa imagen de trabajador municipal, una imagen vista de forma muy injusta. Hemos intentado que no solo se hable de la limpieza y ver el rol de los trabajadores municipales no solo que están en la limpieza, también en alumbrado, en saneamiento, en la cultura, o hasta el doctor de una policlínica. Buscamos poner arriba de la mesa un montón de oficios municipales que son valorados por la población y que a veces no se ven cuando se golpea tanto la imagen del trabajador municipal.

 

Por Santiago Magni


Te puede interesar Pablo Iturralde: “Se ha roto el relato de que el gobierno no tiene sensibilidad social”