Contenido creado por Martín Otheguy
Locales

A la sombra...¿del Ceibal?

Proponen plan de tablets para reclusos, similar al Ceibal o Ibirapitá

El comisionado parlamentario Juan Miguel Petit cree que avanzar en la alfabetización digital de los internos es clave para tener una reinserción social exitosa.

13.09.2018 10:12

Lectura: 2'

2018-09-13T10:12:00
Compartir en

El comisionado parlamentario penitenciario, Juan Miguel Petit, planteó al Ministerio del Interior y al Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) que se cree un programa de entrega de tablets para la mayoría de la población carcelaria, informó hoy el semanario Búsqueda.

El objetivo de esta idea es "avanzar en la alfabetización digital" de los internos para aumentar la probabilidad de una reinserción social exitosa, dijo Petit a Búsqueda.

Para Petit, si bien el sistema penitenciario de Uruguay en los últimos años ha mejorado, tiene que dar un salto cualitativo a nivel de educación, el tema elemental en cualquier prisión junto a la seguridad.

El semanario apunta que ya se usan tablets y computadoras pero para poblaciones específicas de internos. Desde el 2014 se entregan algunas ceibalitas, tablets Ibirapitá y computadoras Magallanes a prisioneros o a sus docentes (en 2014 se entregaron 95 ceibalitas y luego 80 Ibirapitás a prisioneros de más de 65 años). De hecho, gracias a un acuerdo entre Antel y el Instituto Nacional de Rehabilitación hay espacios de inclusión digital en los centros de reclusión, lugares donde se pueden usar equipos informáticos con acceso a internet y se dan cursos de alfabetización digital.

Petit cree que hay que ampliar estos planes y expandirlos a casi todo el sistema carcelario en forma progresiva, con la excepción de algunos internos violentos "que probablemente forman parte del crimen organizado".

Según dijo el comisionado al semanario, de acuerdo a este plan los presos a punto de ser liberados recibirían una tablet especial, con contenidos que los ayuden en su readaptación (búsqueda de empleo y vivienda, información sobre control de adicciones, prevención de suicidio, patologías de salud o consejos para la maternidad y la paternidad).

Los que no sepan manejar estos dispositivos podrán ser capacitados o incluso recibir asesoramiento de otros privados de libertad que oficien de "referentes".