Contenido creado por Gerardo Carrasco
Internacionales

Todo con ado

Pasajero de Buquebus con coronavirus quedó internado, sumariado y judicializado

Dos mujeres que iban en el barco y se negaron a someterse a controles también podrían ser imputadas.

20.03.2020 13:41

Lectura: 3'

2020-03-20T13:41:00
Compartir en

Los detenidos -actualmente confinados en sanatorios- están a disposición de la fiscalía a cargo de Alejandra Mangano, quien aguarda la confirmación oficial de los resultados de coronavirus y podría imputarlo por el más grave de los delitos previstos en el Código Penal Argentino contra la salud pública, que prevé hasta 15 años de prisión, según informara el periódico porteño Clarín.

Se trata del previsto en el artículo 202 del Código Penal del vecino país, que reprime con "reclusión o prisión de tres a quince años" al que "propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas".

Además de ser imputado, el joven podría quedar sujeto a "medidas patrimoniales para garantizar bienes" ante posibles demandas civiles por parte de los centenares de pasajeros y empleados de Buquebus obligados ahora a cumplir cuarentena.

Por su parte, las dos mujeres serán imputadas por violación al artículo 239 del Código Penal, que reprime "con prisión de quince días a un año, el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal", según adelantaron fuentes judiciales.

Tal como informáramos, el joven había llegado a nuestro país desde Europa, y había ido desde el Aeropuerto de Carrasco a Punta del Este. En ese balneario se sometió a un test de coronavirus en un laboratorio privado. Al saber del resultado positivo, viajó en bus hasta Colonia y allí embarcó en un ferry, sin comunicar su condición. Esta mañana, desde la Armada Nacional se informó a Montevideo Portal que la Prefectura de Colonia controla el flujo de pasajeros, con supervisión del Ministerio de Salud Pública. En dichos controles, este pasajero no presentó ningún factor de sospecha.

Una vez a bordo, confesó ala tripulación que padecía Covid-19. Fue aislado de inmediato dentro del navío y entregado a las autoridades en Buenos Aires. Los 400 pasajeros y toda la tripulación quedaron en aislamiento.

Posteriormente, la compañía naviera canceló los últimos viajes de repatriación, que deberían cumplirse entre viernes y sábado.