Internacionales

En el nombre del padre

Padre de la niña del caso María. “Le están haciendo daño a la nena”

El hombre asegura que intentó resolver el problema de “buenas maneras” y que su ex pareja “no estuvo bien aconsejada”

10.10.2019 09:33

Lectura: 2'

2019-10-10T09:33:00
Compartir en

"Estoy triste, pero firme y seguro" explica Pablo, el padre de la niña de 7 años que desde el viernes pasado permanece en el Consulado de Uruguay en Barcelona. Su progenitora uruguaya se niega a entregar la menor a la custodia de su padre, tal y como había dictaminado la sentencia judicial española en setiembre.

"Espero que se solucione lo antes posible, respetando al papá y la mamá porque cualquier cosa daña a la niña", explica el hombre en declaraciones al medio local NIUS, que forma parte del grupo Mediaset.
"Mi hija lleva 3 años sin verme. Sé lo que va a significar para mi hija verme, va a ser traumático pero cualquier otra solución va a ser más traumática", comenta.

Pablo explica que su ex pareja se fue a Uruguay a ver a la familia, como había hecho otros años. Se llevó a la menor con ella y ya no volvieron. "Creo que no estuvo bien aconsejada porque la usaron para otros fines, pero están jugando con las emociones de la gente", comenta, sin querer dar más detalles al respecto.

Pablo denunció a la madre por sustracción de menores y ella, ya en Uruguay, denunció a su expareja por violencia machista y abusos sexuales a su hija. La niña tenía entonces tres años. La disputa judicial acabó resolviendo que la madre y la hija debían volver a España. Lo hicieron en 2018 y en febrero de 2019 se archivó la denuncia de malos tratos y abusos sexuales. En septiembre la jueza otorgó la guardia y custodia de la menor al padre y que María, la madre, debía entregar a la pequeña en el Consulado de Uruguay.

"Las acusaciones contra mí han sido archivadas. Ese no es el problema, sino que están haciendo daño a la nena. La privaron de tener a un papá y una mamá" destaca. Afirma que tiene miedo, "cada vez es más complicado", dice y afirma que al principio intentó solucionar el problema de buenas maneras. Se muestra esperanzado, "confío que la niña volverá conmigo y estará todo bien", concluye.