Seré curioso

Seré Curioso

Pacella: “Me sigue chupando un huevo ganar, sobre todo ahora que ganamos”

La figura máxima del carnaval reconoce que “necesitaban” ese primer premio, por la gente hincha del conjunto. No por él.

19.03.2020 09:07

Lectura: 22'

2020-03-19T09:07:00
Compartir en

Por César Bianchi

Fotos: Juan Manuel López


Tanta era la presión de la hinchada que con los años se habían ganado Los Choby's, que Leonardo Pacella (41) se dio cuenta que debían dejar de ser tan líricos, y había que ajustar al espectáculo a lo que el sistema pedía, para -ahora sí- pelear la categoría. Se adaptaron -aún escapándole al facilismo del organito para rematar un chiste-, agudizaron el ingenio porque el febrero de vacas gordas ya había pasado, y por fin, el conjunto ganó. No solo ganaron Los Choby's, también ganó Pacella, elegido figura máxima del carnaval.

Él, que llega y saluda con un beso como si la histeria colectiva no existiera (como si el coronavirus no existiera), se mostró igual de despreocupado por esa cuestión de ganar. Le sigue "chupando un huevo" ganar, dice, ahora que ganó. Pero se nota que le gusta. Se siente el "puto amo" de Dios Momo, señala. Igual importancia le dio al premio a mejor figura del carnaval 2020: el mimo le cayó bien. Y lo agradece, aunque sepa que no ha encontrado la fórmula del éxito, y quizás nunca más vuelvan a tener un espectáculo tan redondo.

Ahora que se suspendieron los ensayos y la propia obra de la comedia teatral "El Secuestro", Pacella aprovecha a disfrutar un poquito más el premio que él y su conjunto consiguieron, mientras espera volver a la TV y, al menos, no perder plata con el conjunto carnavalero que codirige, Reflexión pos-carnaval en tiempos del Covid_19.

-¿Cuándo te picó el bichito del carnaval?

-Momosapiens '92, lo tengo muy marcado. Hacían "Idiota Jones y la última guarangada". Yo iba al carnaval de chico, me encantaba. En esa época me grababa en casetes de cinta espectáculos enteros, estaba (Luis) Carballo en Los Adam's, estaban Los Jocker's. entonces cuando yo empecé en carnaval, competía contra mis ídolos. Era gente que admiraba y admiro hasta el día de hoy. Pero ya era un adolescente y me sabía todos los parlamentos de memoria. No tenía la oportunidad de ir al teatro, por eso me parece que está tan bueno el carnaval como puerta de entradas (al arte). Yo todavía no era un buen lector. Entonces, te enterás de algunas cosas por las parodias y ahí te dan ganas de leer más sobre tal temática.

Después empecé a estudiar teatro y el teatro sí te empieza a arrimar a autores, empezás a leer un poco más...

-¿Encontraste los casetes grabados con las primeras actuaciones de Luis Carballo, o con "Pendota" Meneses?

-¡Nunca los encontré! Andá a saber por dónde andan... Los pasaban en la radio y yo los grababa en casetes vírgenes, después ya empezaron a vender los videos y yo juntaba plata para comprar los videos. Pero ya era más grande. Lo que sí encontré fueron videos VHS de Momosapiens, de Pinocho y Los Gaby's, pero es que existiendo YouTube no tiene sentido. "El Croata", un carnavalero conocido en el ambiente, subía cosas viejas viejas, me acuerdo de Los Gaby's. Él tenía un archivo con reliquias del carnaval, como "Cocina" Márquez en sus inicios, ponele. Él subía todo, y en un momento, por un tema de derechos, empezó a subir Tenfield y él dejó.

-¿Y en qué momento dijiste: "Yo me quiero dedicar a esto"?

-Lo primero que hice fue en Jocker's. Pero no fue "quiero dedicarme a vivir de esto". Fue: "quiero hacer carnaval, quiero sentir lo que se siente hacer un chiste arriba de un tablado". Y lo que hice fue estudiar teatro con Isabel Flores, después aprendí con el "Topo" Álvaro Martínez pantomima, mimo corporal, clown...

-Estudiaste ballet, clown y pantomima. Pero no hiciste todo eso para hacer carnaval... ¿O sí?

-Sí, sí. Estudié todo eso porque no tenía ninguna cualidad para salir en carnaval: no cantaba, no bailaba, no tenía ninguna experiencia actoral... no tenía cómo dar un casting.

-¿Y nunca te planteaste ser murguista?

-Es que al no cantar... Eso es lo primero que se pide. Te pongo un ejemplo, Rafa Cotelo o Diego Bello son muy divertidos pero no son grandes cantantes, pero algo cantan... yo no tenía forma de entrar a un conjunto sin cantar nada. Yo di castings para varios conjuntos, y perdí. Y llegué a los Jocker's porque papá era amigo de uno, me probaron, caminé y ta. Ahí empecé a hacer carnaval.

"Cuando empecé con Los Choby's nos fue bien, empecé a tener oportunidades en la tele, en la radio, ya hacía algún showcito, me empezó a ir mejor económicamente y ahí recién pude pensar en dejar la barraca"

Pero en el momento en que decidí dedicarme a esto, yo trabajaba en barraca Uno, la barraca de mi tío, hacía carnaval, hacía teatro; me dediqué más al teatro, con Monteamérica estrenábamos una obra por año, como que encaré mucho por ese lado, y pensé que no iba a salir más en carnaval. Y me encontré con el "Bicho" (Julio Yuane) y me dice de dar la prueba de admisión, a ver qué pasaba... Eso fue por 2004, 2005. Cuando empecé con Los Choby's nos fue bien, es una gran pantalla el carnaval, empecé a tener oportunidades en la tele, en la radio, ya hacía algún showcito, me empezó a ir mejor económicamente y ahí recién pude pensar en dejar la barraca.

-¿Cuánto cuesta sacar un conjunto como Los Choby's?

-Arriba del millón de pesos. Somos un conjunto gasolero gasolero: escribimos nosotros dos, hacemos la puesta en escena nosotros dos, Katia nos hace la coreografía, yo escribo el texto de la actuación de la revista, entonces hacemos un trueque y ahí nos ahorramos 300.000 palos. Y así y todo, estamos por un millón de pesos.

-¿Han sido más los años en que han perdido plata que los que han ganado?

-Te lo explico así: yo por escribir, hacer la puesta en escena y actuar, en otro conjunto puedo ganar determinada plata. En Los Choby's nunca gané ni la mitad de lo que podría ganar en otro conjunto. Pero tenés otras satisfacciones: hacés lo que se te canta, llevás un conjunto a tu ritmo, con el Bicho queremos hacer un carnaval con la familia y los niños ahí, y quizás sea menos profesional, pero a nosotros nos gusta que los niños corran ahí entre nosotros y putearlos... Hay un ambiente que formás vos, que lo moldeás vos, cómo querés competir y llevarte con tus competidores. Tiene esas satisfacciones.

Cuando vos perdés -te digo, quedar afuera de la Liguilla, porque estando en la Liguilla no perdés plata-... Porque quedando en la Liguilla, vos decís: "Trabajé seis meses, dirigí, actuó, hice la puesta, y capaz que gano lo mismo que un componente fuerte o un técnico". Y ta, bueno, muchas veces pasa eso. Pero cuando te va bien como este año... Es el primer año que nos va bien económicamente. Ahora, cuando un año quedás fuera de la Liguilla, precisás tres para recuperar ese dinero. ¿Se entiende? En un año que quedamos afuera, perdemos 500 lucas (500.000 pesos) el Bicho y 500 yo. ¡Preciso tres carnavales para recuperarlos!

-¿Y de qué vivís todo el año?

-El teatro es la otra entrada fuerte, las obras del fin de semana en cartel. Hago shows privados para empresas, cumpleaños, mucho boliche con standuperos, o shows de humor, con el Mauri (Mauricio Suárez) doy clase, y estoy en radio. Un año te va mal en carnaval pero tenés la tele o radio, otro año no tenés medios, pero no paro de laburar en shows, por eso siempre tenés que tener los huevos en varios canastos. ¿Este año tengo solo dos alumnos? No me importa, sigo, porque el año que viene son los que me salvan la vida.

-¿Vas a hacer TV este año?

-Sí, voy a hacer, pero no puedo decir nada. No puedo decir ni que es en el 12, ni nada...

-Cuando en 1992 te llama el "Bicho" Yuane para sumarte a Los Choby's, vos estabas estudiando teatro, querías dedicarte a la comedia. El producto de esa formación teatral puede verse, por ejemplo, en la obra "El Secuestro", ahora en cartel....

-Es la suma de todas las obras de teatro que he hecho, de todos los shows, de todos los años de carnaval. Como vos, que quizás hoy tenés cosas de otros años en los que tuviste trabajos fuera del periodismo. Sin dudas que con todos los compañeros y compañeras que me he cruzado, les he chupado algo, a todos les he afanado algo, seguro. Una de las cosas más lindas de trabajar en esto es cuando te juntás con elencos nuevos y se empieza a generar esa comunicación. Yo entiendo tu rol y tu personaje, vos entendés el mío, el director nos guía un poco y se empieza a leer eso, empezás a ensayar y empiezan a intercambiar puntos de vista con tus compañeros: "¿Y acá no será mejor así?". Ese entusiasmo con el que se hace este laburo es de las cosas más lindas de mi vida: enfrentarme a un texto nuevo con gente nueva.

-En el anterior Curioso, en febrero de 2015, me decías que tu tío te había regalado el techo donde vivís, y que eso nunca le cayó mal a tu padre, porque tenían una familia bien tana, súper unida, donde se sientan todos a comer los domingos al mediodía. ¿Sigue siendo así?

-Sigue siendo así. De hecho durante el carnaval me pagué alguna faltada, y me cae mal. Ayer (domingo) tenía función de noche, pero como se suspendió (NdeR: por el coronavirus) podría volver a comer sin tiempo, a charlar... La familia es... vos sabés todo de los otros, hasta las peores cosas de los otros. Entonces, te querés de verdad, o ya te peleaste. No puedo perder con nada. Todos los domingos somos yo y mi familia. Nosotros somos Carmelo, Lina, mis padres, mis tíos, mis primos, y sabemos quién es cada uno. Es un respaldo muy importante.

-En el carnaval de 2014 Los Choby's no pasaron la prueba de admisión. ¿Lo aceptaste? ¿Entendiste que está bien y tenía que ser así?

-No, no... Nunca entendí, y tampoco lo pensé mucho. La macana más grande es que te tenés que comparar para reclamar algunas cosas, y ahí sí me embola porque te comparás con tus compañeros, gente que incluso admirás. Pero en algunos lugares considero que en algunas cosas estamos fuertes, y ves que otros están por debajo, y después el jurado ve lo contrario y por mucha diferencia, lo primero que hace es decir: "Bo, ¿lo vemos tan diferente?" Y sí, hay amados y odiados... Hay momentos en que es difícil ponerse en lugar del otro.

"En la familia te querés de verdad, o ya te peleaste. No puedo perder con nada. Todos los domingos somos yo y mi familia. Nosotros somos Carmelo, Lina, mis padres, mis tíos, mis primos, y sabemos quién es cada uno. Es un respaldo importante"

Nosotros, el conjunto, nunca lo buscó por el lado del concurso. Lo que pasa es que después de muchos años se nos empezó a hacer un poquito obligatorio buscar el primer premio por la gente, porque la gente que está alrededor te empieza a putear.

-Alguna vez amagaste con tomar el camino del flaco Esmoris con la Antimurga BCG y dejar de salir, de concursar. "Estamos evaluando dar un paso al costado. Porque si seguimos, yo no voy a hacer lo que pide el sistema", me dijiste hace cinco años.

-Imaginate, nosotros, gracias a Dios seguimos de esta misma forma y ganamos. Yo muchas veces pensé hacer -cómo decirlo para que no suele ofensivo-... hacer un libreto un poco más... simple, más efectivo, rodearlo de algunas cosas que no están mal vistas en carnaval, como apoyos con diferentes técnicas. Hacer un guion como el que hicimos para este año nos cuesta horrores, y de hecho, yo no sé si nos va a salir hacer algo tan redondo, tan parejo, todo el tiempo. Es muy complicado por la búsqueda de humor que tenemos. He pensado en hacerla un poco más fácil, no peor, pero sí más simple...

-¿Por qué crees que este año, por fin, ganaron la categoría?

-Porque le embocamos. Tuvimos mucha suerte... Yo no te puedo decir "encontramos cómo es, encontramos la fórmula del humor", porque con ese criterio, el año que viene la vamos a romper. Y no es verdad. El año que viene nos vamos a sentar a pensar intentando ponernos en el lugar del público, qué sospecha, qué espera, para intentar sorprenderlo por otro lado... Vamos a hacer la misma búsqueda de siempre. Coincidió que este año le encontramos la vuelta, pero nadie tiene la fórmula del éxito.

-¿Se preocuparon por puntuar bien en todos los rubros? ¿Hubo una mayor preocupación por querer ganar?

-Sí, pero es algo que venimos buscando (puntear bien en cada rubro) en los últimos 10 años. Ponele que los primeros ocho años yo te decía: "Si no gano no me importa", "no voy a hacer lo que me diga el sistema". Ya después: un año pensamos que íbamos a ganar y salimos segundos, otro año pensamos que ganábamos y perdimos por un punto, otro año creíamos que estaba buenísima y quedamos fuera de la Liguilla, ya ahí estábamos atendiendo cosas como que no podíamos salir mal vestidos, porque queríamos buscar ese premio porque, ya te digo, a nosotros no nos cambiaba mucho salir primero o segundos, pero a toda la gente que labura con nosotros, para ellos sí.

Nosotros tenemos contacto con el público: se ríen, te abrazan, te dicen que fue lo mejor que vieron en su vida. Pero los que pegan piedritas (en los trajes), los que hacen los vestuarios o la escenografía, hay 50 personas ahí atrás que no tienen eso. Necesitábamos decir: "¡Ganamos, festejen!" Y ya te digo: yo subía a un taxi y el tachero te decía: "Qué pelotudos, eh... no hicieron tal cosa y por eso perdimos".

"Yo no te puedo decir 'encontramos la fórmula del humor', porque no es verdad. El año que viene nos vamos a sentar a pensar intentando ponernos en el lugar del público, qué sospecha, qué espera, para intentar sorprenderlo por otro lado"

El grupo dejó de ser nuestro y teníamos que responderle a toda esa gente. Eso empezamos a ponerlo en la balanza, hasta que el año pasado nos desubicamos. Dijimos: "¿Quieren que vayamos por ahí?" Y pusimos un montón de plata en vestuario y escenografías y nos fue terrible, quedamos afuera de la Liguilla, perdimos plata como nunca, quedamos endeudados... Entonces, este año la juntada fue diferente. Fue: "No tenemos plata como para salir a pelear. Vamos a avisarle a los chiquilines y chiquilinas, porque así pueden buscarse otro conjunto que la pelee". Pero se quisieron quedar porque cómo se vive ahí, y...

-...y hubo que agudizar el ingenio y la creatividad.

-¡Y claro! El año pasado teníamos tremendo vestuario con piedras, con coso, los llevábamos en camiones separados para que no se dañaran los trajes. Y eso no lo pudimos hacer este año. Hay un director de cine que dijo que con poco presupuesto podía hacer mejores películas que con mucha plata, porque si tenía plata podía poner 200 elefantes en una sola escena, pero si no tenía la plata tenía que buscar una metáfora, cómo decir lo mismo de otra forma. Y eso nos pasó.

-"Hay cosas del carnaval que son aplaudidas a cuatro manos en el submundo carnavalero, y con el Bicho (Yuane) nos preguntamos: ¿No estaremos yendo a contramano? Lo mismo pasa con la forma de hacer humor, muy musical, muy redondo. Nosotros lo vemos al revés: vemos como un mérito no apoyarnos en un teclado de órgano después de hacer un chiste. Eso es una red que tenés para el trapecista: hacés el chiste, sale el órgano, y funcione o no funcione el chiste, seguís arriba y seguís... En nuestro espectáculo no tenemos ese órgano, hay silencio, y nos bancamos lo que venga, nos bancamos si a la gente no le gusta el chiste. Nos tiramos sin red", me decías. ¿Cambió algo?

-No, no, de hecho, no usamos música para los remates. No nos apoyamos en el chiste, ni en cosas de internet. Como decía el año pasado: te gustará más o menos, pero es mío, es nuestro. Yo utilizo chistes, no estamos negados a los chistes, puedo usar algo que está probado, me llegó y sé que funciona, lo uso en Madame Gótica. Pero creo que cuando alguien va a evaluar un texto de Humoristas, lo primero que veo (en otros) es ver con qué me hacen reír, con qué me sorprenden. Si escucho a Cucuzú (Walter Brilka) una hora de espectáculo, yo me voy a morir de risa, pero no considero que sea el mejor espectáculo de humoristas. Y eso es lo que me pasa con mis compañeros de categoría, que deslumbran muchas cosas que armaron ellos, inventaron ellos, y esas cosas tienen muchísimo más valor que las que ya están inventadas. Creo que pasa por ahí. En esas cosas, no transamos en nada.

-En 2015 me decías que lo único seguro, que tenían ganado, era la gente: el cariño popular. ¿Por qué ahora, además, convencieron al jurado?

-Queda horrible que lo diga yo, pero fue creativo, fue muy original el espectáculo... Ahora lo miro y me parece que está muy bueno, está demasiado bueno como para que lo hayamos hecho nosotros. No creo que podamos hacer algo así de vuelta. Ojalá, lo vamos a intentar. Lo sacamos durante 16 años y muchas cosas nos dieron orgullo en todo este tiempo. Yo miro para atrás y digo: "Pucha, esto que hicimos en tal año, qué gracioso, qué de más", no tengo falsa modestia. Pero fuimos más irregulares. Este año fuimos regulares desde que empieza hasta que termina. Yo creo que alguien de cualquier país ve la parte de la filarmónica y la gran mayoría seguro que dice: "¡Qué gracioso esto!". Eso es muy digno. Y no sé si vamos a poder escribir algo así.

-Este febrero, además, sufrieron como grupo un golpe muy duro, con el fallecimiento de la bebita de Walter Miranda, un componente de Los Choby's. ¿Cómo fue volver a subirse al escenario para hacer humor, después de semejante golpe?

-Es un grupo muy unido, muy unido, porque hace muchos años juntos. El día que íbamos al Teatro (de Verano), cuando estábamos por ir a maquillarnos, nos enteramos de esa desgracia (NdeR: el fallecimiento de Clarita, la beba, prematura, de Walter y Agustina, su pareja). Nos pasó el agua, se nos desmoronó todo... Algunos estaban ahí destruidos, otros se fueron hasta el hospital, y yo estaba meta celular avisando a todos que nosotros no íbamos a presentarnos ese día. Y quería saber qué sanciones podíamos comernos: sanciones económicas, por cuántos años no nos dejaban presentarnos, lo que fuere. Yo hablaba con uno y se quebraba, yo hablaba con otro y me quebraba yo... Por una hora y pico yo estaba en esa. Entonces, al ver que todo el mundo (Departamento de Cultura de la IM, Daecpu, tus compañeros de categoría, los que iban ese mismo día), el carnaval entero se solidarizó con nosotros, fue tremendo... (El director de Eventos de la IM, Gerardo) "Turco" Reyes me dice: "Olvidate, ustedes no salen hoy. Dejame ver cómo lo arreglo, échenme la culpa a mí". (Ramiro) Pallares, todo el jurado, los conjuntos que les tocaba actuar ese día. Yo corté y fue como un afloje, me sentí aliviado, miro para el costado y estaban todos destruidos. No había solucionado nada.

"Cuando alguien va a evaluar un texto de Humoristas, lo primero es ver con qué me hacen reír. Si escucho a Cucuzú una hora de espectáculo, yo me voy a morir de risa, pero no considero que sea el mejor espectáculo de humoristas"

Cuando quise ver, eran las 20 y menos Walter y Agus, estábamos todos abrazándonos y llorando en el club. Queríamos estar juntos. Fuimos al velorio, los abrazamos, lloramos. Al otro día no hicimos nada, y al otro día hubo dos Rondamomo, que fueron bravísimos... El que nos presenta dice que sufrimos una tragedia, y teníamos que arrancar arengando a la gente a bailar y cantar. Imposible... Hicimos lo más profesional que pudimos, sin Walter obviamente, y no fue una buena función. Y al otro día le mandé un WhatsApp a Walter diciéndole que quizás el club era un buen lugar para que ellos estuvieran. Le mandé un mensaje tímido diciéndoles: "¿Por qué no se vienen para el club? Acá nadie les va a dar las condolencias, no les van a recordar lo que pasó. Se toman un refresco y cuando quieran, se van". Porque ya habíamos estado con ellos. Incluso yo había dicho en una nota que "nada podía pasar que nos hiciera recordar este carnaval como algo lindo". Y me contesta Walter: "Yo ya había hablado con Agus, y dijimos de ir hoy de noche para ahí". Reenvié ese mensaje para el grupo porque sabía que mis compañeros se iban a morir de la alegría. Les puse: "Hoy de noche va Walter". Fueron, hablamos de carnaval, y hasta hoy todos recordamos -cada uno lo recuerda- el momento en que volvimos a verlo reír. Lo vimos largar una carcajada por cualquier boludez. Todos recordamos cuando los vimos reír por primera vez después de lo que había pasado.

-¿Crees que terminó siendo un estímulo, que les dio un envión anímico para esforzarse más?

-Yo creo que ya había un amor que se respira en el conjunto que es por lo que muchos de los compañeros salen en Los Choby's, y más te diría, la razón por la que salen en carnaval. Hay compañeros que hoy no saldrían en ningún otro, y salen con nosotros porque acá lo viven en familia, con mucho cariño por los compañeros. Cuando mirás para los costados y ves gente que querés, es impagable.

Lo que pasó nos terminó uniendo más, pero ya estábamos muy unidos. Como dijo Walter en un momento: él le mandó saludos a compañeros que estuvieron con él en el momento más difícil de toda su vida. Fue una tragedia, y durante esa tragedia aparecieron cosas hermosas del ser humano. Entonces, cuando fuimos a recibir el premio, en la segunda rueda, él subió. Y miramos para abajo y Agus, la esposa, estaba quebrada. Entonces, los que estaban en primera fila también se quebraron, y buscaron retroceder para disimular, y casi se desvanecen, y Walter los levantó: "Vamos, vamos".

Encontramos en Los Choby's un lugarcito donde se plantea todo desde el amor y el cariño. Eso hay que cuidarlo, es muy difícil de conseguir eso. El Bicho y yo, que somos los dueños, la podemos macanear, pero cualquiera nos puede llamar aparte y hacérnoslo ver. Pero encontramos un lugarcito, donde estamos ensayando y te pasa el hijo de Marcel por entre las patas y poder decirle: "¡Dejame de romper los huevos que estamos ensayando!". Poder rezongar a los gurises como si fueran tuyos.

-Hace un lustro te pregunté cuánto te importaba ganar y me dijiste: "Me chupa un huevo", te importaba por los que están contigo en el conjunto, por tu socio, por las familias de ambos. ¿Y ahora? ¿Cómo se siente ganar?

-¡Soy Dios! Jajaja, ¡soy el puto amo! Nosotros nos juntamos y decimos que alguien cada 5 minutos haga recordar a los demás que ganamos nosotros. Pero vas por la calle y te gritan, te saludan, es un cariño que está de más. Vos lo que querés es que se caguen de risa. Eso fue lo primero que logramos, porque lo logramos. Faltaba lo de hacer a la gente festejar. Pero me siguen chupando un huevo (ganar), y más ahora que ganamos. Puede ser que en los 16 años que salimos, capaz que alguno fue feo, pero todos los otros fueron muy disfrutables, encontramos cosas muy lindas, estuvieron de más, y solamente un año ganamos de esos 16. Salimos 15 años sin ganar. Ahora ya está. Ahora la vivimos de otro modo... por 16 años más, cuando volvamos a decir: "¿Podríamos volver a ganar, no?"

"Ya había un amor que se respira en el conjunto que es por lo que muchos de los compañeros salen en Los Choby's, y la razón por la que salen en carnaval. Hay compañeros que hoy no saldrían en ningún otro, y salen con nosotros porque acá lo viven en familia"

-¿Ser figura máxima del carnaval es un plus que no estaba en tus planes? ¿Cuánto te importa esa distinción?

-Me importa mucho. Estábamos todos pensando en que podíamos ganar, los periodistas lo decían, los pronósticos decían que éramos candidatos, teníamos a Cyrano's que estaba muy bien (siempre está muy bien) y la gente nos manijeaba, pero como todo el mundo nos daba para adelante u nosotros necesitábamos ese primer premio (habíamos contratado bandas para celebrar), eran como las 6 de la mañana, en pleno festejo, y mi novia me diste: "Sacaste figura máxima del carnaval". "¡Pah, qué de más! ¿Y en qué más estamos ternados?", le dije, ella me contesta, y seguí festejando. Pero no me cayó la ficha. Al otro día sí, sobre todo cuando me dicen que era la tercera vez que salía figura máxima del carnaval y nadie tenía tres. Ahí sí lo valoré pila. Me da un orgullo bárbaro, me encanta, me parece re importante. No quiero que quede como que no me importa. Me encanta el mimo, adoré el premio ese.

-¿Sos feliz?

-Sí, ¡no voy a serlo!

Por César Bianchi