Locales

Obreros del país

PIT-CNT realizó un paro con “alto acatamiento”, críticas a empresarios y “Vivir sin miedo”

Fernando Pereira, presidente de la central, señaló que modificar la negociación colectiva es “ir al gobierno de Lacalle”, y dijo que reformar la Constitución sería un error "del que nos arrepentiremos para siempre".

25.06.2019 15:01

Lectura: 5'

2019-06-25T15:01:00
Compartir en

El PIT-CNT realiza este martes un paro nacional de 24 horas, una medida tomada en solidaridad con los trabajadores de MontevideoGas, pero que también sirvió como base para lanzar la plataforma reivindicativa de la central, desde la situación en Ancap, el Correo Uruguayo, Petrobras, la negociación colectiva hasta la reforma "Vivir sin miedo".

En la conferencia de prensa realizada el martes al mediodía, el presidente de la central, Fernando Pereira defendió que esta medida de paro fue "meditada y pensada con la mayor responsabilidad", que fue "aprobada por unanimidad en la mesa representativa" y contó con el apoyo de la "totalidad de los trabajadores".

Después, dijo, hay "muchas conjeturas" de porqué la gente no fue a trabajar.

"Pero nosotros sabemos que antes de levantarnos sabíamos que hoy en Uruguay no iba a haber educación pública, de que no iba a ver transporte público manejado por trabajadores organizados, que no iban a estar funcionando las empresas públicas, salvo aquellas que se consideran, por los trabajadores, absolutamente importantes", dijo.

Pereira enfatizó que el PIT-CNT no para porque "70 personas se levantaron a la mañana con ganas de hacer un paro", sino que se para "por trabajo".

"No somos personas que estemos acostumbrados a insensibilizarnos cuando hay 50.000 puestos de trabajo que se han perdido. Esos son compañeros que perdieron su trabajo", recordó.

Este paro es también, señaló, en defensa de los puestos de trabajo de los "compañeros" de MontevideoGas, "porque ahí hay una multinacional, que en forma muy desigual está llevando a los trabajadores a una circunstancia inentendible".

La propuesta que hizo el PIT-CNT hace una semana, junto al Sindicato del Gas, consistía, defendió Pereira, en reducir 26 puestos de trabajo sin despidos y la aceptación de los 14 días de suspensión. "Aun así la empresa nos rechazó", lamentó.

"¿A nosotros nos preguntan por qué hacemos paro? ¿Por qué tomamos tal medida? Pero no le preguntan al Correo porqué incumple un acuerdo que firmó. Nos preguntan porqué tomamos una medida de control obrero en el gas, pero no le preguntan a la empresa porqué por una medida colectiva sancionaron de manera individual a 57 trabajadores, cuatro de ellos con despido", espetó.

En ese momento de su discurso, Pereira se pronunció por el conflicto que mantiene la Federación de trabajadores de Ancap con el directorio del ente, por la aplicación del decreto 401 y los descuentes excesivos por la toma de medidas sindicales.  

"Desde acá podemos decir con claridad que es un decreto que violenta la libertan sindical porque unilateralmente las empresas públicas deciden cuánto descontarle al trabajador. En ninguna de estas salas van a encontrar algún trabajador que diga "yo no quiero que me descuenten el día del paro", pero lo que sí vamos a decir es que no queremos descuenten lo que quieran. Si hay dos horas de paro hay dos horas de descuento, pero no lo que el directorio de Ancap quiera descontar. Debemos de tratar de dejarlo en claro a la ciudadanía, porque sino se piensa que estamos peleando para que no nos descuenten. ¡No! Estamos peleando para que nos descuenten lo adecuado", enfatizó.

La negociación colectiva y la recomendación de la Organización Internacional del Trabajo:

Pereira señaló que los empresarios irán en busca de modificar la negociación colectiva, y evitar el rol del Estado en esa relación. Es por eso, remarcó, que cuando se discute que se pase a una negociación bipartita (empresarios y trabajadores) "se está proponiendo ir al gobierno de Lacalle del 92" y que no "haya negociación colectiva en los sectores con menos fortaleza sindical".

"Vaya si sabemos nosotros que desde los 90 al 2005, sin consejos de salarios, los ajustes anuales estaban por debajo a la inflación. Sí sabemos que esa medicina no la vamos a tomar más, nunca más. No nos están planteando un cambio sencillo a la ley, nos están planteando sobre el corazón de la ley de negociación colectiva", remarcó.

Pereira también se manifestó, y criticó, la reforma constitucional "Vivir sin miedo", que impulsa el precandidato Jorge Larrañaga: "Por trabajar nadie debería ser lastimando, ni asesinado ni ultimado. Vamos a trabajar sobre esa lógica, pero que la seguridad no implique medidas que nos arrepentiremos para siempre".

"Cuando nos dicen que hay que sacar a los malandras de las calles, nos preguntamos cuántos malandras que anduvieron acechando en la dictadura están caminando con nosotros y usan los hospitales y los sanatorios. Esos son los malandras que hicieron desaparecer y torturaron a nuestros compañeros", apuntó.

El dirigente remarcó que el movimiento trabajador peleará "de acá al 30 de octubre" para evitar que se apruebe la reforma, "porque generaría un daño enorme al Uruguay".

Pereira planteó la solidaridad del PIT-CNT con la familia del trabajador policía que fue asesinado mientras repartía bebidas en una rapiña, y dijo que mantiene contactos con el Ministerio del Interior para "eliminar esa forma de trabajo".

"Naturalmente que nos duele la muerte de cada trabajador, se produzca donde se produzca", sentenció.

 

Montevideo Portal