Contenido creado por Alejo Piazza
Política

Juan pueblo

Mujica por firmas contra LUC: “Íbamos a la derrota y nuestro pueblo nos pasó por arriba”

“Rey subordínese a la plebe. Tenemos un pueblo más importante que nosotros mismos”, dijo el expresidente de la República.

12.07.2021 19:07

Lectura: 4'

2021-07-12T19:07:00
Compartir en

El expresidente de la República y dirigente del Frente Amplio José Mujica se refirió este lunes a la campaña que llevó adelante la Comisión Nacional Pro Referéndum para llevar a referéndum 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC).

Entrevistado por el programa Más temprano que tarde de Radio El Espectador fue consultado sobre qué lectura hace de la recolección de firmas. Mujica dijo que tiene una conclusión muy "simple", pero "contundente": "Nuestro pueblo nos pasó por arriba", afirmó.

"Algunos de nosotros pensábamos que era imposible en tiempo de pandemia, que la racionalidad, la objetividad, el largo raciocinio y todo eso significaba que era un obstáculo insuperable. Íbamos de cabeza a la derrota y la realidad es que nuestro pueblo, nuestros merzas, nuestros humildes, nuestros militantes, nuestros locos sueltos, nos pasaron por arriba y lograron lo que parecía imposible en tiempos de pandemia. Por lo tanto, rey subordínese a la plebe. Tenemos un pueblo más importante que nosotros mismos", agregó.

Desde la perspectiva del Frente Amplio, el expresidente dijo que la recolección de firmas alcanzada es "hundirse en las entrañas de nuestro pueblo" y aseguró que la respuesta "está abajo" y no "arriba", lo cual no quiere decir ni "adular y alcahuetear", sino que es "darse cuenta que el peligro de las trampas intelectuales y populistas.

"Largo oficio y largos desafíos que tenemos por delante. Ni la respuesta está 100% en la universidad ni la respuesta puede olvidar lo que dice la universidad, pero hay un término medio que hay que encontrar en las entrañas de nuestro pueblo. Por eso lo popular, que no es igual a lo populachero", dijo.

En este sentido, el exmandatario reconoció que el vínculo del FA con sus militantes "está en un proceso de renovación" y que, por razones biológicas, "hay una nomenclatura que se tiene que ir al carajo".

"Si no se va, se va a ir igual porque la biología lo determina y hay que abrir cancha a un tiempo nuevo, pero ese tiempo no es una cuestión de rostro o de apellido, hay que incorporar un arsenal de nuevas ideas porque hay nuevos desafíos que no le puede pedir respuestas al pasado", planteó.

"No que me cambien los apellidos y los rostros. Hay que incorporar nuevas ideas porque hay nuevos desafíos. Eso es lo importante", añadió.

Finalmente, sobre su propuesta de declarar día del militante el 8 de julio por la entrega de firmas, el dirigente del FA pidió que no lo tomen con fanatismo porque no hacía referencia al militante uruguayo, sino que al militante en general.

"El (militante) que se preocupa por las causas sociales, el que puede pertenecer en su corazón al Partido Nacional, Partido Colorado o sea libre pensador, pero el que gasta una parte del tiempo de su vida, una aventura única en servir a causas sociales, pero gasta tiempo de su vida que nadie se lo paga. Es una categoría humana distinta, no es patrimonio del Frente (Amplio), es patrimonio del sapiens. Es una tipología humana y hay que entrar a reconocerlo porque ha sido una actitud de la especie esencial para que fueran posibles todas las transformaciones progresistas a favor de la civilización en todas las épocas", reflexionó.

Finalmente, el frenteamplista aseguró que tras llegar a las firmas el gobierno podrá recoger si es una cuestión de enfrentamiento o no.  

"La realidad existe y el FA sorprendido, un poco malherido porque perdió el gobierno, su pueblo, su base, su estamento social, ha demostrado que existe y es un actor determinante. Si el gobierno se da el lujo de ignorarlo, sufriremos. No nosotros, el país. Si el gobierno se da cuenta de lo que está en juego en un país de tres millones de habitantes, debería darse cuenta que a pesar de cualquier diferencia tenemos que cultivar un 'nosotros' y ese 'nosotros' no se cultiva despreciando, se puede cultivar discrepando, pero no despreciando, que es una cosa distinta. No sé si la fineza intelectual del gobierno actual puede medir esta circunstancia. Le genera un problema al gobierno, pero también le genera una posibilidad", finalizó.