Locales

La facultad de criticar

Mujica apuntó contra el país académico

"Hago votos por un Uruguay mucho más instruido y culto, pero no hago votos por un país académico, arrogante (...) que no se da cuenta de que lo poco que podemos llegar a saber debe estar al servicio de la gente", dijo José Mujica.

21.11.2014 10:58

Lectura: 3'

2014-11-21T10:58:00
Compartir en

Después de las elecciones del 26 de octubre, el presidente José Mujica declaró que "es un alivio" que la mitad de los integrantes del nuevo Parlamento no tengan título universitario.

"Como decía un autor tradicional: le tengo miedo a los bachilleres que porque saben algo se creen que lo saben todo. Y el que no sabe tiene la humildad de los que no saben, y trata de escuchar y de aprender. Y necesitamos un parlamento que trabaje", dijo.

En su audición de este viernes en M24, Mujica reiteró los conceptos, explicando que él no está en contra de todos los académicos sino de los "arrogantes" que practican el "olvido deliberado" y hacen primar sus intereses sobre los de la gente.

"Es obvio que aspiramos a que algún día la inmensa mayoría de los jóvenes puedan acceder a tener una formación terciaria, particularmente en el campo de la ciencia y la tecnología (...) como gran motor para la posible igualdad social que conserve las diferencias en talento e iniciativa de acuerdo a lo que nos da la naturaleza, pero creando oportunidad común hacia todos", dijo.

Sin embargo, Mujica aclara que cuando habla de un "sueño de academia" no es en el "afán de disimular también los defectos que en las diferencias sociales se notan: el diletantismo, la arrogancia, que a veces aparecen" en algunos académicos, y que a su juicio es una "arrogancia con tinte de nueva aristocracia". "Nada nos parece peor que intelectualmente creernos que por saber algo lo sabemos todo", reiteró.

"Nada peor que cerrarnos, que quedarnos sin ganas de seguir aprendiendo con humildad, porque las cosas son interminables en su profundidad. La arrogancia, el fanatismo, a veces de algunos apresurados bachilleres que confunden que saber algo no puede desembocar en la actitud del sabelotodo, que debemos tender las oreja y la mano para recibir cosas que saben otros", agregó.

De olvidos

Para Mujica, esta arrogancia a veces "construye amnesia con el pasado vivo y reciente que debió haber sido una lección".

Lo dijo en alusión a las mejoras en la salud, con énfasis en los hospitales públicos, el salto en salud pública con la cobertura del sistema integrado de salud para todos los uruguayos, la disminución de la mortalidad infantil y el aumento de la expectativa de vida, entre otras cosas.

"No deberíamos olvidar que en los últimos cinco años, en términos promedio, los uruguayos hemos ganado 13 meses más de vida. Es el resultado práctico de los servicios de salud del Uruguay", dijo.

"Nada peor que el olvido deliberado, la mente egoísta que sólo quiere pintar dificultades y que no ve el gran trazo de los cambios en esto. Por eso hago votos por un Uruguay mucho más instruido y culto y ese es un caminito infinito, pero no hago votos por un país académico, arrogante, de los que no se dan cuenta que en última instancia lo poco que podemos llegar a saber debe estar al servicio de la gente por encima de todo lo demás", concluyó.