Contenido creado por Ignacio Palumbo
Política

Está trucada la balanza

Mujica: América Latina es el "continente más injusto que hay arriba de la tierra"

"Tenemos una honda deuda social de la que tenemos que ser conscientes y no disimular", declaró el exmandatario frenteamplista.

14.05.2022 10:07

Lectura: 2'

2022-05-14T10:07:00
Compartir en

El expresidente José Mujica afirmó el pasado viernes que América Latina es el "continente más injusto que hay arriba de la tierra" al referirse a la situación de pobreza que atraviesa la región, en el cierre de la asamblea general del movimiento Emaús que, durante esta semana, reunió a más de 400 activistas de África, América, Asia y Europa.

"Tenemos una honda deuda social de la que tenemos que ser conscientes y no disimular", expresó el frenteamplista, al tiempo que convocó a "toda la fuerza de la sociedad" para revertir este fenómeno.

"No hay libertad posible para el que no tiene lo básico resuelto", sentenció el exmandatario y añadió: "La libertad significa tener solucionadas, mínimamente, ciertas cuestiones básicas. El que no tiene que comer, no tiene libertad, ni tiene nada", continuó el "luchador social" como él mismo se definió.

Invitado por Emaús, Mujica destacó las consignas que vertebran el trabajo del movimiento tales como "servir primero a quien más sufre" y "luchar contra la pobreza tratando de transformar las causas que la producen".

Fundado en 1971 en Francia por el Abate Pierre, el movimiento, de raíz católica debido a su propulsor es hoy una marea global con personas de distintas etnias y nacionalidades.

Actuar contra las causas de la pobreza y ser un motor de transformación son dos objetivos de esta iniciativa mundial, que celebró por primera vez en América Latina su asamblea general.

La cara visible más popular del trabajo de Emaús son las tiendas de segunda mano en las que ropa, muebles o electrodomésticos son comercializados con fines solidarios.

Una de las señas de identidad del trabajo de Emaús radica en que personas que atraviesan situaciones de vulneración de derechos y otras con trayectos de vida más favorables comparten el trabajo codo a codo.

Con base en EFE