Contenido creado por Martín Otheguy
Locales

Un problema global

Mides no tenía lugar en ninguno de sus refugios la noche en que murió Gustavo Castro

Así lo declararon las trabajadoras, que explicaron a Fiscalía que había una lista de espera de 45 personas para ingresar a los refugios.

03.07.2020 09:16

Lectura: 3'

2020-07-03T09:16:00
Compartir en

La Fiscalía continúa investigando la muerte de Gustavo Castro, que falleció en la calle luego de que se le negara el ingreso a un refugio del centro por falta de cupos.

Entre los puntos que deberá resolver la investigación se encuentra si se intentó derivar a Castro a otro refugio y por qué no pudo ingresar a ninguno.

Ayer concurrieron a la Justicia los agentes de Policía que acudieron al lugar, luego de que Castro intentara ingresar por la fuerza, y los funcionarios del centro que lo atendieron.

Esta mañana, Informativo Sarandí entrevistó a Bruno Aldecoa, abogado de la funcionaria que le dijo al hombre que no podía ingresar al refugio.

El refugio tiene lugar para 33 personas y una vez que se completa se comunica a quienes llegan que no pueden ingresar. En esa noche se le dijo no solo a Castro sino a nueve personas en total que no podían entrar por estar la capacidad colmada.

Aclaró que se cumplió el protocolo y se hicieron llamadas a la mesa central del Mides para coordinar o saber si había lugar en otros refugios. Se hizo dos veces, una por parte de la mujer y otra por parte de una compañera. Se les respondió que no había lugar para alojar a las personas y que había una lista de espera de 45 para ingresar a los refugios.

Si hay lugar en otro refugio, se le indica a la persona cuál es y se le entrega un papel con la dirección. En esta ocasión, las trabajadoras tuvieron que comunicar que no había capacidad ni en ese ni en otros centros.

De la declaración surge que una vez que hacen esto, se produce un forcejeo en la puerta y se llama al 911, lo que es parte del protocolo cuando hay episodios de este tipo dentro o fuera del refugio.

La fiscal le preguntó a la trabajadora si el muchacho tenía alguna lesión, pero la mujer aclaró que estaban adentro cuando se produjeron los episodios y no presenciaron lo ocurrido.

Este es otro punto que debe aclarar la Fiscalía, ya que la directora de Vulnerabilidad del Mides aseguró que cuando se lo llevó la Policía, Castro ya tenía un golpe producido en el intento por ingresar al centro. Sin embargo, el ministro Jorge Larrañaga señaló ayer a Búsqueda que de haber tenido un golpe se lo habría derivado a un hospital.