Contenido creado por Martín Otheguy
Policiales

Delicado

La fiscal del caso Inti considera que “las evidencias están” para condenar al sospechoso

La pena máxima para cualquier menor en el país es de cinco años, confirmó el juez Enrique Falco. La fiscal pidió una pericia psiquiátrica para el imputado.

24.09.2018 09:11

Lectura: 3'

2018-09-24T09:11:00
Compartir en

El asesinato del niño Inti, de ocho años, conmocionó el fin de semana a la sociedad montevideana y más particularmente el entorno de la Costa de Oro.

Ayer, frente al Juzgado de Atlántida, hubo fuertes discusiones entre la familia del niño asesinado y la del adolescente de 16 años señalado como principal sospechoso, además de fuertes reclamos por parte de un grupo de personas que exigían la entrega del sospechoso en un intento por hacer justicia por mano propia.

Esta mañana, el juez responsable del caso, Enrique Falco, aseguró en Informativo Carve que la pena máxima para cualquier adolescente en el Uruguay es de cinco años, por lo que sin importar cómo resulte el juicio, no tendrá un período de reclusión mayor que ese.

La fiscal del caso, Darviña Viera, dijo también a Carve que cree que "las evidencias están" como para condenar por el crimen al adolescente.

"Hay varios testigos que lo vieron con el niño en la zona y después lo vieron salir solo con las dos bicicletas, la de él y la del niño", dijo, aunque aclaró que solo esos testimonios no son suficientes y que mientras se realiza la formalización se van procesando otras pruebas que aún no están listas, como las pericias forenses.

Agregó que se solicitó una pericia psiquiátrica para el sospechoso, luego de que la madre asegurara que el adolescente tiene trastornos psiquiátricos. El joven reconoce haber estado con el niño pero no los hechos de los que se le acusa. Además, acusó a otras personas, pero se demostró que estas se encontraban trabajando en el momento del crimen. 

El 21 de setiembr, aproximadamente a las 11.30, el niño Inti salió de su casa en bicicleta con $ 100, dirigiéndose al almacén del barrio. En el almacén fue visto por una compañera de clase quien le describió a su madre lo que el niño compró.

Posteriormente entre las 12 y las 14 horas varios vecinos vieron al niño y al adolescente circular en bicicleta hacia el lugar de los hechos, a unos 4 o 5 km de la casa. Y otros testigos vieron volver al adolescente con ambas bicicletas.

Según las pericias médicas la causa de muerte fue violenta. Hubo traumatismo de cráneo con fractura de hueso temporal izquierdo, y estrangulamiento con hematoma en cuello profundo con marcas de manos.

 



\