Locales

Fin de la fiesta

La dura carta del presidente de la Asociación de Salones de Fiestas a Lacalle Pou

"En estos 140 días hemos visto de todo; sin embargo nuestro rubro sigue clausurado como si fuéramos la cueva del coronavirus", escribió Javier Abal.

31.07.2020 08:37

Lectura: 7'

2020-07-31T08:37:00
Compartir en

Este lunes que viene vuelven a funcionar los museos, salas de teatro y cines, siempre bajo un protocolo aprobado por el Gobierno.

Los salones de fiesta, sin embargo, siguen esperando una respuesta para volver a funcionar. La Cámara de Empresas para Servicios para Fiestas, Eventos y Afines (CESEFA) se ha reunido con las autoridades y ha propuesto un protocolo sin bailes, con distanciamiento físico y niños sentados,

Por otro lado, la Asociación de Salones de Fiesta del Uruguay (ASFU) también ha reclamado respuestas a la situación de su sector para reactivar la actividad.

Este viernes, el presidente de ASFU, Javier Abal Bazzano, hizo pública una carta escrita al presidente Luis Lacalle Pou. Abal tiene junto a su esposa una firma dedicada a la realización de eventos (particularmente infantiles), según cuenta en la misiva.

"Para ello, arrendamos un local desde el año 2016 y lo acondicionamos para tal fin. Voté al Partido Nacional en segunda vuelta, aclaro esto por apreciaciones que voy a hacer más adelante", dijo.

"Me tomé el tiempo de escribir esta carta y esta vez enviarla a los medios ya que mis intentos anteriores para comunicarme con vos fracasaron, me consta que lo mismo le ha sucedido a otros colegas", narró Abal.

"Cuando comenzó toda esta situación tuve sentimientos encontrados, por un lado no podía creer como dejaron ingresar un vuelo proveniente de una zona ‘roja' con todo lo que eso podía generar (y en definitiva generó), pero por otro lado pensé, tranquilo, vamos a darle una oportunidad a quien en definitiva elegiste para gobernar, nadie podía prever esto, menos nosotros que afortunadamente no estamos acostumbrados a este tipo de situaciones... seguro todo se acomoda en breve. Hoy con el diario del lunes digo, qué equivocado que estaba, que mal está siendo manejado esto y aquí el porqué de mi sentir", agregó luego.

Explica que cuando se firmó el decreto que suspendía todos los espectáculos públicos hasta que el Poder Ejecutivo lo determine "quedó en evidencia una de las tantas diferencias de pensar" que tiene con el gobierno. "¿Cómo van a emitir un decreto sin siquiera pensar en las consecuencias que esto implicaba? ¿Acaso no vieron los miles y miles de puestos de trabajo que iban a afectar de un segundo a otro? Porque si lo vieron entonces la situación es peor aún ya que mantuvieron una postura (y la siguen teniendo para con nosotros) totalmente PASIVA y esperaron a que fuéramos a golpearle la puerta al despacho desesperados para ver en qué situación estábamos, qué íbamos a hacer, etc", afirmó.

"Hoy pasaron 140 días de aquel 13 de marzo y nuestro sector sigue sin respuesta, peor aún, sigue sin lograr una reunión con vos, quien el día de la toma de mando nos dijo a todos los uruguayos: ‘Si todo sale bien será gracias al equipo. Si en algún momento las cosas no salen como los uruguayos necesitan y quieren no miren al costado, la responsabilidad va a ser exclusivamente del presidente de la República'. Pues debo decirte que para más de 50 mil uruguayos que dependemos de este rubro las cosas no están saliendo ni como necesitamos ni como queremos", escribió

"Hoy pasaron 140 días, tres marchas al edificio de Presidencia; al menos en una de ellas, en la última, nos consta que estabas en el edificio, sin embargo, tampoco tuviste la deferencia de bajar a decirnos, ‘muchachos, nos juntamos esta semana sin falta'. Esas palabras ya nos hubieran dejado tranquilos, nos hubieran llegado a los huesos, de la misma forma quizás que lo estaba haciendo el frío en ese momento, pero no sucedió, sin embargo ahí vemos notas de prensa comiendo un asado en la esquina, que está bárbaro ojo, me parece muy noble de tu parte, pero nosotros acá estamos esperando, vemos notas a varios medios de prensa argentinos y cómo te alaban en el país vecino, pero aunque no me guste debo traer a colación la frase del presidente argentino: ‘Si yo estuviera en esa situación, mi mayor preocupación sería que volvieran los argentinos que se fueron, no de traer uruguayos nuevos a la Argentina'. En definitiva, antes de traer argentinos a Uruguay (que bienvenidos son por supuesto) deberían preocuparse por los que estamos acá y la estamos pasando mal", dijo Abal.

Reclamos

"Durante estos 140 días hemos visto de todo, fronteras abiertas, falta de controles, fiestas particulares de todo tipo y tamaño, lugares donde se supone que hay protocolos de capacidad y conducta que lejos están de respetarse, focos de infección en hospitales, supermercados, personas que cruzaron la frontera con Brasil, etc, pero no así en ninguna de las fiestas clandestinas o boliches que no respetan distanciamiento ni protocolos, sin embargo nuestro rubro sigue clausurado como si fuéramos la cueva del coronavirus. Se habla de distanciamiento, sin embargo en el transporte eso NO se cumple y ahí se justifica con la necesidad de la gente para moverse, se habla de distanciamiento pero las canchas de fútbol 5 están a tope (obvio nadie utiliza barbijos) pero ahí se justifica con que se exhortó a la gente y así la lista sigue. Termas, sí señores, las TERMAS, fronteras abiertas, las casas de masajes, y así la lista de rubros sigue, pero se detiene en los salones de fiestas y eventos. Peor aún, existen lugares que se llaman ‘espacios culturales' que hacen hoy en día cumpleaños sin problemas, simplemente un cambio de nomenclatura hace que salgan del paraguas de espectáculos públicos y entonces no les caiga el peso del decreto", puntualizó.

"140 días durante los cuales han cerrado colegas, han perdido todo lo que invirtieron y más, han quedado con deudas y con un futuro ahora incierto, 140 días en los que hemos estado juntos trabajando en diferentes propuestas para el gobierno y aun nada, porque hemos ido con problemas si, pero con diferentes soluciones, hemos pedido desesperadamente que al menos nos ‘dejen de cobrar' todos los costos asociados al comercio y aún nada y eso aplica también para las intendencias, la respuesta ha brillado por su ausencia en algunos casos y en otros como la IMM directamente nos han dicho que no hay dinero y necesitan seguir cobrándonos; imagínate que si el gobierno no tiene dinero que queda para nosotros", siguió.

Tras recordar las palabras de la ministra Azucena Arbeleche sobre las Pymes, dijo: "Debo decir Luis que tenemos significados muy distintos de lo que es apoyar entonces, porque hasta el día de HOY no hemos recibido nada de parte del gobierno y seguimos afrontando gastos como el día 1".

"Qué decirte Luis, más que transmitirte, la enorme tristeza que hoy siento, la sensación de que me defraudó un gobierno por el que voté entusiasmado por eso del cambio, la angustia e impotencia de no poder hacer otra cosa que seguir achicándome y buscar otras maneras de generar un ingreso para el hogar mientras tenemos la cabeza a mil producto de las cuentas que siguen llegando, de atender a clientes y explicarles que no estamos quietos y estamos haciendo todo lo posible por activar nuestro sector", afirmó Abal.

"No entiendo por qué se nos encasilló de esta manera, por qué dejás que venga gente de países que están seriamente afectados por el Covid y no nos dejás trabajar, por qué no tenés tiempo para nosotros; sos el presidente, sos el capitán del equipo, por eso queremos hablar con vos, para que nos escuches, para que nos entiendas y para que juntos podamos buscar una alternativa que nos deje ‘contentos' a todos: no somos irresponsables, de hecho aquel viernes 13, ya muchos colegas que teníamos eventos y no se suspendieron habíamos tomado medidas de desinfección extrema y en tiempo real (...)medidas que ni siquiera hoy en día son tomadas por algunos lugares que están ya abiertos y trabajando. Nadie ofrece la trazabilidad que ofrecemos nosotros y así la lista sigue, sin embargo aquí estamos sin trabajar y sin ser escuchados", manifestó.