Contenido creado por María Noel Dominguez
Locales

Cambio de planes

La Udelar suspendió los exámenes presenciales y los mismos serán reformulados

La Udelar comunicó que a partir del 16 de diciembre se suspenden las evaluaciones presenciales previstas, las cuales serán reformuladas.

15.12.2020 07:05

Lectura: 4'

2020-12-15T07:05:00
Compartir en

Ante la situación sanitaria, la Universidad de la República comunicó la suspensión de los exámenes presenciales y la reprogramación de los mismos. 

En una carta, firmada por el rector Rodrigo Arim, se explican los motivos de tal decisión, apelando a una responsabilidad colectiva ante el aumento significativo de los casos de covid.

La resolución indica que:

"Que se suspendan a partir del 16 de diciembre las evaluaciones presenciales previstas. Los servicios, en función de consideraciones académicas, analizarán si estas migran a plataformas digitales, se instrumentan a través de evaluaciones orales no presenciales o si se genera un nuevo calendario de evaluaciones. En todos los casos, deberá tenerse presente no generar mecanismos de bloqueo por previatura que dificulten la continuidad de los estudios en el primer semestre de 2021.

Que los seminarios y conferencias previstas se realicen solo en formato virtual, independientemente de la cantidad de participantes. Se exceptuarán aquellas conferencias que deben operar en ámbitos de laboratorios o en interacción con sistemas biológicos (como en las estaciones experimentales), siempre que la pérdida académica de su postergación resulte significativa a criterio de las autoridades del servicio.
Solicitar a los servicios que elaboren planes de contingencia para culminar los procesos de evaluación de los cursos y se los comuniquen al estudiantado".

Arim agrega:

"Diciembre de 2020 nos encuentra en una situación delicada, compuesta por varios elementos: el aumento de casos registrados, las progresivas dificultades para hacer un seguimiento de contactos, la proximidad de las fiestas y las vacaciones, la fatiga respecto a la práctica adecuada de las medidas de prevención, el cansancio generalizado de un año colmado de sacrificios y un sinfín de situaciones personales que cada integrante de nuestra comunidad ha tenido que afrontar producto de esta pandemia. Transitamos, sin dudas, el momento más difícil desde la aparición de los primeros casos en Uruguay. La salida es, necesariamente, de carácter colectivo. Es por esto que solicitamos su colaboración:

Debemos reducir al mínimo nuestros círculos de interacción personal presencial por las próximas semanas: mantener contactos reducidos enlentece la dispersión viral y facilita la tarea de rastreo del hilo epidemiológico.
En caso de entrar en contacto con un positivo, es preciso que nos aislemos incluso de las personas con quienes convivimos (o que se aislen todas) y llamar a nuestro prestador de salud. Es importante que recordemos a todas las personas con las que tuvimos contacto de riesgo (a distancias menores de dos metros, sin mascarilla, por más de 15 minutos en un espacio no ventilado) a partir de los dos días posteriores a nuestro contacto con la persona covid-positiva, ya que será necesario contar con estos datos para poder ubicarlas.
En caso de tener algún síntoma también es preciso que nos aislemos. En este caso, se deben reconstruir todos los contactos de riesgo desde los dos días anteriores a la aparición de los síntomas. Aunque nos genere vergüenza o incomodidad, es preciso darles aviso a todos ellos. Se trata de un gesto de cuidado y respeto hacia las personas de nuestros círculos que será bien recibido.

Para nuestra recreación es preferible elegir actividades al aire libre y evitar aglomeraciones.
Es importante que nos instalemos la aplicación de telefonía móvil Coronavirus uy y activemos las alertas de exposición. De esta forma podremos enterarnos rápidamente si existe riesgo de contagio, al tiempo que estaremos colaborando con el rastreo epidemiológico. La aplicación, que ha sido revisada por expertos de Facultad de Ingeniería de la Udelar, asegura la privacidad de los usuarios.
Debemos seguir practicando los cuidados habituales: mascarilla facial, distancia, lavado de manos, ventanas abiertas y contactos breves.

La pandemia no afecta a todas las personas por igual. Observemos atentamente las necesidades de quienes nos rodean y, allí donde podamos, actuemos, en consecuencia, de forma solidaria".