Locales

Mirá quién vino

La ONU enviará expertos en prevención de tortura a Uruguay para analizar la situación de reclusos

Los integrantes del Subcomité de Prevención para la Tortura pueden hacer visitas "no anunciadas" a cualquier sitio en el que haya personas privadas de libertad.

06.07.2017 09:40

Lectura: 3'

2017-07-06T09:40:00
Compartir en

El comisionado parlamentario para las cárceles, Juan Manuel Petit, realizó semanas atrás un informe sobre la situación de los presos en el Compen (ex Comcar).

En el informe se define al módulo 8 del establecimiento carcelario como "área de alto riesgo vital en la convivencia, constituyendo un auténtico agujero negro estatal". Afirma que "es un hecho notorio que las condiciones de detención impuestas por el Estado son absolutamente precarias y configuran, en sí mismas, un cuadro de violaciones sistemáticas y generalizadas a los derechos humanos de los reclusos". La privación de libertad "transcurre diariamente entre la basura, las ratas, la falta de agua potable y energía eléctrica, el frío y el hambre".

En algunas de las celdas "no existe suministro regular de agua potable, no había ducha, el inodoro que debían compartir entre todos se encontraba en un estado deplorable, el agua que obtenían la almacenaban en pequeños recipientes de plástico, varios de ellos duermen en el piso, sin colchones, a veces apenas sobre un cartón; la higiene es pésima, la iluminación lamentable, los internos no salen de sus celdas hace 4,5,6 o más meses, no tienen actividad de rehabilitación, instrucción, o recreación de tipo alguno".

El Subcomité de Prevención para la Tortura anunció hoy que expertos en prevención de la tortura visitarán Uruguay en los próximos meses para "evaluar el tratamiento a personas privadas de libertad y las medidas tomadas para protegerlos de la tortura y el maltrato", indicó la ONU en un comunicado. Además de Uruguay, los otros dos países que visitará la ONU en este 2017 son Burundi y Portugal.

Los miembros del subcomité pueden hacer visitas no anunciadas a cualquier sitio en el que haya o pueda haber personas privadas de libertad, incluyendo prisiones, seccionales, centros para refugiados, servicios de seguridad, lugares de interrogatorio y hospitales psiquiátricos.

El subcomité puede aconsejar a las autoridades nacionales que establezcan equipos de monitoreo de detención, conocidos como NPM (mecanismos preventivos nacionales).

Muchos países cuentan con esta iniciativa, que debe establecerse en un lapso menor a los cuatro años tras su ratificación con la ONU. Hay 14 países que actualmente están en falta con el compromiso de establecer un NPM, entre los que se encuentran Chile y Argentina, dentro de Sudamérica.