Contenido creado por Santiago Magni
Policiales

No te bank

José Peirano Basso será extraditado a Paraguay el sábado 30 de octubre

Deberá declarar por quiebra fraudulenta en un juicio iniciado por ahorristas del Fondo Mutuo Banalemán, propiedad del Grupo Velox.

19.10.2021 18:28

Lectura: 2'

2021-10-19T18:28:00
Compartir en

El exbanquero José Peirano Basso arribará al Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi, de Paraguay, el sábado 30 de octubre, informó el medio paraguayo ABC Color y confirmaron fuentes policiales a Montevideo Portal.

El citado medio informa que el juez del Juzgado Penal de Garantías N º4, de Asunción, Raúl Florentín, fue notificado este martes sobre la fecha de extradición de Peirano Basso. Sobre el exbanquero recaía desde 2004 un pedido de extradición a Paraguay por quiebra fraudulenta, en un juicio iniciado por ahorristas del Fondo Mutuo Banalemán, propiedad del Grupo Velox, vinculado a la familia Peirano.

ABC Color señala que Interpol solicita a las autoridades paraguayas que informen con anticipación cuál sería el itinerario y la lista de funcionarios que se encargarán de la custodia y el traslado de Peirano Basso.

La jueza Ana De Salterain dijo el pasado lunes a Montevideo Portal que el pedido de extradición es del 2004, año en que la Justicia de Uruguay sentenció en primera y segunda instancia que el banquero debía ser extraditado a Paraguay. Al año siguiente, el caso llegó a casación y la Suprema Corte de Justicia ratificó que el banquero debía ser extraditado a Asunción. De todas maneras, el imputado debió primero cumplir su condena en Uruguay, por los delitos cometidos en su suelo natal.

José, Dante y Jorge Peirano Basso fueron detenidos en agosto 2002 por la caída del Banco de Montevideo, y enviados a prisión. Casi cinco años después, en mayo 2007, fueron liberados a raíz de una condena de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos contra el Estado uruguayo por excesiva prisión preventiva, ya que aún no estaban sentenciados.

En 2013, la jueza penal Beatriz Larrieu los condenó por el delito de insolvencia societaria fraudulenta. A pedido la fiscal Raquel González, sobre Jorge recayó una pena de seis años, y sobre José y Dante otra de nueve años. De todas maneras, no volvieron a prisión, porque ya habían cumplido más de la mitad de la pena. La condena fue confirmada por en 2017 por la Suprema Corte de Justicia.



\