Seré curioso

El tanque pinchado

Fredy Varela en Seré Curioso: "Tengo ases en la manga que no voy a revelar"

El pintoresco presidente de El Tanque afirma que saldará su deuda y volverá a Primera. Está distanciado de Tenfield y es feliz siendo hincha de dos equipos.

24.05.2018

Lectura: 28'

2018-05-24T00:00:00
Compartir en

Por César Bianchi
@Chechobianchi
Fotos: Juan Manuel López

 

Oscar Fredy Varela tiene 80 años y  -le importa decirlo- una pareja 38 años menor que él, con la que piensa viajar al Mundial de Rusia, con boletos pagos de su bolsillo (también le importa decirlo). Varela es el presidente del Centro Cultural y Deportivo El Tanque Sisley, una institución que en 1982 nació de la fusión entre el Club Atlético El Tanque con el Centro Cultural Sisley.

El Tanque, el más antiguo de los dos clubes fusionados, se fundó en 1955 por un grupo de jóvenes que querían tener un club de fútbol para jugar en ligas zonales. Y lo bautizaron así en honor a un enorme tanque de nafta que había en la intersección de las calles montevideanas Cerro Largo y Yaguarón, donde fue fundado. Uno de los fundadores, el hoy doctor Víctor Della Valle, es a quien Varela llama "el 1 de El Tanque".

De todos modos, escuchando hablar a Varela da la impresión que él se siente el uno de El Tanque. Tanto, que por lo general habla en primera persona cuando se refiere a la institución. El club es el que le dio dolores de cabeza a la Mesa Ejecutiva de la AUF cuando hecho el fixture del Torneo Apertura y a punto de arrancar el Campeonato Uruguayo se supo que los verdinegros no podrían jugar por deudas económicas con el plantel, el cuerpo técnico y la propia AUF. Así, cada equipo debió ganar los puntos cuando el calendario indicaba que debían enfrentarse a El Tanque y ahora, en el Intermedio, las ecuaciones de puntos ganados difieren de un grupo al otro, porque un grupo tiene un equipo menos: El Tanque, claro.

Fredy Varela dice que está debiendo algo más de 500 mil dólares a sus jugadores y técnicos y un millón y medio de dólares a la empresa Tenfield por préstamos que se arrastran de varios años. Promete saldar la deuda en la AUF antes de febrero del año que viene -aunque se ufana de quizás hacerlo antes que termine este año- para poder competir en Segunda División el año próximo. Y ahí sí, en una temporada, devolverlo a la Primera. "Si subí en tres meses, cómo no voy a subir en un año", dice. De nuevo: El Tanque parece ser él.

Eso sí, la relación con Tenfield ya no pasa por su mejor momento, y prefiere no hablar de la empresa... aunque igual habla. Y explica que la frase de "Sólo Dios puede contra mí" se la robó al Titanic, aquel imponente transatlántico británico que terminó hundido en el fondo del mar el 15 de abril de 1912. Él, por ahora, nada y procura salir a flote.

 

-¿Jugó al fútbol alguna vez?

-Jamás. Siempre fui dirigente.

-¿Ni por deporte o recreación?

-Nada. El deporte que practiqué siendo jovencito fue remo, porque me hice socio del Rowing en aquella época. Cuando yo trabajaba en la Fábrica Nacional de Papel, en Rondeau y Nueva York, había una barra de amigos y nos hicimos todos socios del Montevideo Rowing. También hice boxeo, pero por hobby, con 16 o 17 años.

-Pero de joven ya empieza a oficiar de dirigente del fútbol. ¿Cómo se da eso?

-Me crié en Aires Puros, fui dirigente de La Luz por allá por 1958, porque yo vivía a dos cuadras y el dirigente Andrés Castillo me llevó. Mi padre (Oscar Varela) también había sido dirigente. Él sí jugó al fútbol, jugó en La Luz y en Rosario Central de Argentina. Después me casé y me fui al Cerrito de la Victoria, entonces ahí me vinculé a Cerrito. Tenía un montón de amigos ahí y un hermano, Oscar Jorge Rey, me llevó a Cerrito, hasta que tuve problemas por proponer la fusión con Rentistas, y me tuve que ir. Fue imposible, hubiera sido una fusión espectacular. Los de Rentistas estaban de acuerdo, pero Cerrito es un cuadro especial, muy particular, y sus socios y fundadores no quisieron. En Cerrito estuve unos cuantos años como presidente, desde el 83 hasta 1991. Ese año propuse la fusión con Rentistas, no la aprobaron y me pidieron mi renuncia.

-¿Cómo se da su desembarco en El Tanque Sisley?

-Daniel Barreiro, que fue presidente de El Tanque y también fue secretario de Nacional, y Nelson Telias -quien subió El Tanque de la B a la A- y el Dr. Víctor Della Valle me vinieron a buscar. Me dijeron que el fútbol me necesitaba, que yo podía aportar. Eso fue en el 92. Pero yo no quise saber nada del fútbol y agarré la presidencia del básquetbol y lo subí en un año de Tercera a Segunda. Después, por problemas económicos, el club decidió desafiliarlo, y en el 96 agarré la Presidencia de El Tanque, hasta el día de hoy. Ahí estaba en la divisional C.

-El 2 de febrero debía cancelar una deuda de 386 mil dólares, reconocida en la Mutual, aunque según el técnico Julio César Antúnez, era de 600 mil dólares. ¿A cuánto ascendía la deuda de El Tanque realmente?

-A casi 600 mil, porque además de deberle a los jugadores y el cuerpo técnico, se le debía a la AUF. Por ejemplo, ayer Cerro me comentaba que el 15 de mayo tuvo que pagar 600 mil pesos de déficit, que son 20.000 dólares. En nuestro caso el déficit  se fue acumulando entre los jugadores, el cuerpo técnico y la deuda con la AUF, 123 mil dólares que le debíamos a la Mutual y después pagamos. 

-De esos casi 600 mil, ¿cuánto ha pagado y cuánto sigue debiendo?

 -Al día de hoy, por lo que me dijo la Asociación, la deuda anda en 543 mil dólares. Todo lo que pueda entrarle a la AUF para ser repartido entre los clubes, lo que le tocaría a El Tanque, ellos se lo quedan como parte de pago y se va achicando así la deuda. Esa plata que nos correspondería, no entra a nuestro bolsillo, son para ir pagando las deudas AUF y deudas con jugadores y cuerpo técnico. El 31 de diciembre de 2018 El Tanque va a descender, y ahí, el 2 o 3 de enero me sentaré a ver cuándo debe El Tanque para poder jugar en la B (Segunda División Profesional). Ojo que la plata que se pueda recibir de lo que entre en el Mundial, también le corresponderá una parte a El Tanque, como a cualquier club de Primera, así que ahí también acortaremos la deuda. Lo que entrará por la participación de Uruguay en el Mundial dependerá de cómo le vaya a la selección.

-Todavía debe un dineral...

-Y se va a agrandar. Porque tengo jugadores con contrato. De los 28 contratos que yo tenía, 21 o 22 chicos fueron a jugar a otros clubes, pero los demás están en seguro de paro. Cuando se termine el seguro de paro, en junio, los jugadores siguen generando lo que dice el contrato, a no ser que en el Clausura algún jugador se meta en otro equipo. Si no, el jugador seguirá cobrando hasta que se le termine el contrato y tengo jugadores con contrato hasta 2021.

-Lo cierto es que usted no pagó y El Tanque no pudo jugar el Torneo Apertura, lo que modificó todo el fixture de la AUF. Pero lo que es peor, modificó o complicó muchas vidas: un plantel entero y su cuerpo técnico perdieron el empleo. ¿Cómo afrontó usted la decisión de no poder competir? ¿Cómo lo afectó?

-Más que enormemente. Primero, porque con todos los años que tengo como presidente no me había pasado nunca. Después, nos fallaron dos pagos importantes que no llegaron a tiempo -y de hecho, todavía no llegaron- por el pase de (Joaquín) Ardaiz, que no se ha vendido, sigue a préstamo en Bélgica, y teníamos a (Mauro) Brasil que se lo dimos a Peñarol, y Peñarol lo prestó a Rampla. De Brasil tenemos el 50% y no hemos podido cobrar nada porque Peñarol no lo ha podido vender. Esos son dos jugadores nuestros con contratos hasta 2021.

"La deuda se va a agrandar, porque tengo jugadores con contrato. De los 28 contratos que tenía, 21 fueron a otros clubes, pero los demás están en seguro de paro. Tengo jugadores con contrato hasta 2021. Le pregunto a clubes amigos: '¿No precisan un zaguero? Tengo uno muy bueno'"

-Ardaiz estaba en Danubio, nunca llegó a jugar en El Tanque. ¿Es un pase puente?

-No, no, es jugador nuestro, se lo compramos a Danubio y pasó directamente a Europa. No es pase puente, tiene contrato con nosotros y está a préstamo en Bélgica. No es ni ilegal ni pase puente.

-Y con las penurias económicas de El Tanque, ¿cómo pudo comprar un delantero de la selección Sub 20 que estaba cada vez más cotizado y, de hecho, se fue a Europa?

-Lo compró el representante y se lo cedió a El Tanque, porque los representantes no pueden tener ficha técnica de futbolistas. ¿Por qué a El Tanque? Porque le gustó la cara de Varela...

-¿Había un favor a pagar ahí?

-No, no había nada, si yo ni lo conozco al representante, es inglés. Buscó un cuadro confiable, y le recomendaron El Tanque. Acá lo que pensaron fue: ¿en qué cuadro confiable puedo poner al jugador que acabo de comprar? Alguien le dijo que El Tanque era serio, decente, con buena gente y que no iba a hacer nada raro -está el Dr. Della Valle de por medio, estoy yo- y lo dejó en El Tanque.

-Pero nunca llegó a ponerse la camiseta de El Tanque...

-Ni se la va a poner. Pero no es pase puente. El pase puente es distinto: se le hace un contrato por pocos días y tiene contrato hasta ahí, hasta que se termina el puente. Acá el jugador tiene contrato hasta el 31 de diciembre de 2021. Si el jugador no llegara a venderse a ningún lado, tiene obligación de venir a El Tanque. Lo que pasa que es mucha plata... Ahora el salario se lo paga el club belga, pero si no se coloca en otro lado, se lo tendría que pagar El Tanque. Por eso tenemos que tratar de venderlo. El contratista se lleva el 10% del pase del jugador, si hay una venta, y El Tanque también se llevará un 10%.

-¿Recibió insultos o amenazas de algún jugador o allegado al club desde que se supo que no competiría este año?

-Jamás, jamás.

-Le han pegado algún palito en redes sociales...

-Ah, en redes sociales, pero hoy en redes sociales también dijeron que se había muerto (Carlos) Perciavalle. Todos los que escriben en las redes no son socios del club, no trabajan para el club y no ponen un mango para el club, entonces que digan lo que quieran. Al contrario, muchos jugadores han venido a tomar mate a mi casa.

-Y eso que usted los dejó sin trabajo...

-Es que ellos no confiaron en que yo no llegaba con el dinero. Yo los reuní el jueves 1° de febrero con un documento ya preparado y les pedí que me refinanciaran la deuda, porque si no, se me complicaba. Fijate que si llegábamos a un acuerdo, tenía la recaudación de (jugar contra) Peñarol en la quinta fecha y la recaudación de (jugar contra) Nacional en la décima fecha y una plata que me podía entrar. Si ellos firmaban para que yo les pudiera saldar la deuda en mayo, a mitad de año, hubiéramos podido jugar. Se refinanciaba la deuda. Pero los jugadores no aceptaron refinanciar la deuda. Con la AUF no había un problema en llegar a un acuerdo. Los jugadores pensaron que el pelado Varela a última hora llegaba con la plata en el bolsillo como hace 10 años, y esta vez no fue así. Hasta el "Tola" (Antúnez) dijo que pensaba que yo iba a caer con la plata a último momento. Después, bueno, traté de recomendar mis jugadores para que vayan a otros equipos: "Che, ¿no necesitás un zaguero? Fulano es muy bueno"; '"¿No te hace falta un arquero? Tengo a Mengano, que es buenísimo"... Y así se fueron 21 de 28 contratos.

"Defendí a Tenfield porque se lo merecía. Era el sponsor del fútbol uruguayo y lo sigue siendo. Mucha gente empleaba la palabra 'operador', y yo nunca fui operador de nadie. Voto de acuerdo a mis convicciones, nunca me dijeron qué tenía que votar"

-Usted se ha declarado defensor de los derechos de Tenfield. ¿En qué sentido?

-No voy a hablar sobre Tenfield. Esta vez no puedo hablar.

-¿Ya no tiene buena relación con Tenfield?

-Mmmm... no sé... ahora no tengo relación con Tenfield. No sé si es buena o mala, porque no la tengo. Yo a Tenfield hace más de un mes que no voy, que no hablo con el Sr. Gutiérrez, ni con Osvaldo Giménez ni con Casal.

-Pero usted siempre defendió a Tenfield...

-Lógicamente la defendí, porque se merecía que la defendiera. Porque era el sponsor del fútbol uruguayo -lo sigue siendo- y yo defendía los derechos del sponsor del fútbol uruguayo. Mucha gente empleaban la palabra "operador", y yo nunca fui operador de nadie. Además, no es el voto solamente de El Tanque (el que tenía Tenfield), es el voto de 10 o 12 clubes, porque las asambleas, cuando había una votación, en algunas se necesitaban 12 votos, en algunas 13, y en algunas sólo 9. Está bien que yo me reunía con clubes amigos...

-Usted se reunió con Casal en San Pablo, durante el Mundial 2014, y ha destacado que Tenfield le adelante dinero a los clubes más necesitados. ¿No es una forma de comprar favores? ¿No genera compromisos?

-No, en absoluto. Vos trabajás en una empresa, podés comprarte un auto, pero te falta un poco de dinero, entonces vas a tu empleador y le decís: "Mire, me faltan 20.000 dólares, ¿me los puede prestar y se los voy pagando en cuotas?". A mí Tenfield no me regaló nada. Hace un año que Tenfield a mí no me deposita plata. Sigo percibiendo mi parte pero para achicar deuda, no me entra al bolsillo. 

-¿A Tenfield cuánto le debe?

-Y... le debo cerca de un millón y medio de dólares.

-O sea que a los 600 mil de dólares que le debe a la AUF, jugadores y cuerpo técnico de El Tanque, se le suma un millón y medio de dólares a Tenfield.

-Y lógico. ¿Pero pensás que es sólo El Tanque Sisley? Hay clubes que deben tres, cuatro o cinco millones de dólares... Yo no voy a dar nombres, averigualo vos. El Tanque debe ser el que debe menos. Hay clubes que deben tres millones, seguro.

-Y usted dice que nunca le generó compromisos con la empresa.

-Esa deuda con Tenfield no me genera ningún compromiso. A mí Tenfield nunca me pidió "votá a Fulano", lo hago por convicción. Yo soy blanco y en la Junta Departamental cuando fui edil no votaba por disciplina partidaria, votaba por convicciones mías. El espacio para el "Che" Guevara en el Cerro está gracias a que votó Varela. Yo voto lo que me parece, no por compromiso.

-En una entrevista con El Observador usted admitió ser "funcional" a Tenfield. Dijo que defendía a la empresa, porque era su sponsor, porque le aporta "buena plata mensualmente". Veo que ya no piensa tan así...

-Si me la aporta, voy a seguir defendiéndola. Pero no me la aporta. Por eso cayó el club. Porque yo tampoco fui a golpearle la puerta a Tenfield. Yo no les fui a pedir.

-¿Y por qué no fue a golpear esa puerta, que tantas veces había ido a golpear?

-Porque hay que usar pero no abusar.

"Cuando el Titanic zarpa, tenía en la proa (¿o era la popa?) un mensaje, debajo del nombre del barco: 'NI Dios podrá contra mí'. Yo la cambié un poquito, y dije: 'Sólo Dios puede contra mí'. Lo dije por las críticas de los periodistas que no saben nada de fútbol"

-¿Le pidió dinero a Enrique Saravia y a Juan Pedro Damiani? 

-No. No le pedí plata a Damiani, le pedí plata a Peñarol, que no es lo mismo. Como le pedí plata a Nacional en un año que se me complicaba, el presidente (Ricardo) Alarcón estaba en China, yo lo llamé, le expliqué mi situación y me dijo: "Llamá a Fulano de tal de mi parte, que yo ya lo llamo y le explico". Y fui. Pero no es que me dan plata en efectivo o me dan un cheque, sino que Alarcón le dio la orden a Carlitos Rodríguez Batlle, que era el tesorero de Nacional, vinieron con una nota a la AUF, que se le acreditara a El Tanque y se le debitara a Nacional lo que en aquella época eran 35.000 dólares. Y se la pagamos. Ojo que El Tanque también fue solidario, y le prestamos plata a otros clubes que estaban en la B y no podían jugar. Con Peñarol pasó lo mismo: fueron 15.000 dólares, y se les pagó todo. Y a la Mutual (por Saravia) le pagamos un dólar arriba del otro. 

-A la Mutual le devolvió 123 mil dólares que le había prestado en una bolsa de basura. ¿Por qué tanto dinero en una bolsa y no en un cheque, o por una transferencia bancaria? 

-No era la primera vez que la Mutual le había prestado plata a El Tanque. Años atrás, estando en la B, yo no podía pagar, fui a la Mutual y le propuse darle un cheque a 90 días y pudimos jugar, sin ningún problema. Y hay varios que le fueron a pedir dinero a la Mutual. Yo entiendo -y la Mutual pensaba lo mismo- que debía evitarse las pérdidas de fuente de trabajo. Y es cierto, llevé el dinero en una de esas bolsas negras de la basura. Caminé cuatro cuadras con esa bolsa.

-¿De dónde salió ese dinero? ¿Quién se lo dio?

-No importa, no importa. Siempre tenemos amigos empresarios. Acá el Dr. Della Valle tiene una imagen espectacular en el fútbol y la abogacía. Cheques no, porque yo nunca tuve libreta de cheques. Tengo caja de ahorro, nada más.

-Tras vencer, por penales, a Sud América, para ver quién se quedaba en Primera, usted entre llantos dijo: "Sólo Dios puede contra mí". ¿Qué quiso decir?

-Y lo repetí el otro día cuando gané la asamblea por 38 votos y cuando gané en el Tribunal de Apelaciones por 6 a 1, gané la no descategorización de El Tanque en el 2018. Siete clubes impugnaron la decisión de una asamblea y del Ejecutivo para que El Tanque recién descendiera el 31 de diciembre de 2018, con lo cual, hasta entonces sigue siendo de Primera con los derechos de ser de Primera. Hubo siete clubes que no estuvieron de acuerdo, pero les gané con los otros nueve clubes de la A, los 14 de la B y los 15 de la C, que todos votaron a favor mío. Después apelaron esa decisión de asamblea (los mismos siete clubes), y en el Tribunal de  Apelaciones le dieron la razón a El Tanque por 6 a 1. Esa frase la copié del Titanic, aquel barco que se hundió en 1912. Cuando el Titanic zarpa, tenía en la proa (¿o era la popa?) un mensaje, debajo del nombre del barco: "NI Dios podrá contra mí". Yo la cambié un poquito, y dije: "Sólo Dios puede contra mí".

-¿A quién aludió? ¿A las críticas que recibía?

-A las críticas, ni hablar. A las críticas de los periodistas que no saben nada de fútbol. Apenas saben que la pelota es redonda. No te voy a dar nombres.

-En esa entrevista en la cancha, tras terminar el partido en que se salvan del descenso, usted dijo: "Este logro es más mío y del Dr. Della Valle que de ninguno". ¿No le sacó mérito y protagonismo al plantel y el cuerpo técnico, que en la cancha acababan de defender al club y ganarle a la IASA?

-No lo dije por los jugadores y el técnico, me habré expresado mal... Lo dije por otros dirigentes de El Tanque, por los colaboradores o allegados, que no ponen un mango y lo único que hacen es criticar. Fue un error de la emoción... pero no lo dije por los jugadores. Lo dije porque me cuesta conseguir un peso, y había muchos dirigentes que me llamaban después que ya había pagado: "¿Y cómo hiciste para pagar?", pero no me llamaron antes, aunque sea para acompañarme a la AUF. Uno sólo me acompañó y estuvo conmigo, el ingeniero Gonzalo Trabal, que hoy está como vicepresidente de CAFO, que estuvo permanentemente conmigo. Los otros se olvidaron. Pero cuando llegó el momento de poner la guita, nadie puso nada.

-En octubre de 2016 el periódico El Bocón lo acusó de ser testaferro de Della Valle, precisamente...

-¿Qué querés? Ya con el nombre del pasquín, ya se sabe lo que es. Con Della Valle fui al liceo, Dámaso Antonio Larrañaga y tenemos la misma edad, él me lleva seis meses. Él fue fundador de El Tanque, es el número 1. Primero él, después yo. Mirá, Della Valle, (Jorge) Codesal, Enrique Fessler (y Ruben "Pocho" Rodríguez) lo fundaron en 1955, cuando ellos tenían 18 o 20 años. Lo fundaron para divertirse, para jugar en una liga de barrio, la Liga Palermo, y después lo afiliaron a la AUF, a una Extra, y fue creciendo... Nadie se iba a imaginar que Varela lo iba a llevar a una Copa Sudamericana, y si no seguimos de fase fue porque nos tocó (enfrentar a) un equipo de jerarquía como Colo Colo. Con Della Valle somos como hermanos. Acusan los que no saben nada. 

-Usted le había prometido al plantel 140 mil dólares por salvarse del descenso. Cuando le consultaron al arquero de El Tanque por ese premio, Sebastián Britos le dijo al periodista de Sport 890: "Preguntale cuándo lo va a pagar". ¿Lo pagó o todavía les debe ese premio a los jugadores? 

-No, está entre los 543 mil de la deuda con los jugadores y el cuerpo técnico. En algún momento van a cobrar, sino no podremos jugar más. Todo lo que entre por el Mundial irá para ir pagando esa deuda. Igual, creo que la Mutual les adelantó 145 mil dólares y la AUF se hizo garante de esa plata. Todo lo que se reclama va a ese fondo y de acá al 1° de febrero de 2019 se tiene que saldar toda la deuda con técnicos y jugadores. Pero no pienses sólo en El Tanque: ¿Cuánto quedó debiendo Frontera Rivera? Y desapareció. ¿Cuánto quedó debiendo Paysandú Bella Vista o Deportivo Colonia? Y desaparecieron. ¿Los jugadores cobraron? No cobraron.

"No pienses sólo en El Tanque: ¿Cuánto quedó debiendo Frontera Rivera? Y desapareció. ¿Cuánto quedó debiendo Paysandú Bella Vista o Deportivo Colonia? Y desaparecieron. ¿Los jugadores cobraron? No cobraron"

-¿Usted se tiene fe para saldar toda su deuda y que sus jugadores cobren todo, antes de febrero del año que viene?

-Sin dudas. No sé si no la saldo antes de fin de año. Tengo ases en la manga que no los voy a revelar, porque es como jugar al póquer, no voy a revelar la información. 

-En febrero usted dijo en Desayunos Informales de canal 12 que los futbolistas tenían un sueldo alto y ganaban muy bien, pero el jugador argentino Juan Marcarié dijo que no cobraban. Lo criticó con ironía en Twitter: "'Solo Dios puede contra mí'. Te amo Freddy Varela. Aunque no nos pagabas nunca y nos hacías lavar la ropa de entrenamiento". ¿Tenían sueldos altos pero usted no le pagaba a los jugadores?

-Lo que diga Juan me lo pasó por... mirá, Juan es un mentiroso, se lo digo en la cara. Por un lado dice eso, y después me fue a mendigar a Perú entradas para cuando jugara Uruguay, así que mejor no me haga hablar. Respecto a pagarle a los jugadores, por algo había una deuda y El Tanque no pudo jugar. Cuando un jugador firma con El Tanque, sabe a dónde viene. Cuando firma un técnico, sabe a dónde viene. Y lo dijo el "Tola" Antúnez. Sabés que en el año, de 10 meses, vas a cobrar cinco, los otros cinco vas a tener que reclamarlos, y yo voy a juntar la plata para pagar todo. Yo te puedo mostrar que acá tenía jugadores que ganaban 150 mil pesos por mes, que desde otros cuadros me decían: "Vos desvirtuás los sueldos del fútbol uruguayo". Pero siempre pago; si no, no habría estado 10 años en la A. Y desde que asumí, nunca tuve un paro o huelga del plantel. Por algo sería. 

-¿Cree que Sud América debió haber ocupado el lugar de El Tanque en Primera, ya que El Tanque no pudo competir? ¿Hubiera sido lo justo que la IASA ocupara el lugar de El Tanque en Primera? 

-No, ¿por qué? Si le ganamos en la cancha. No sería justo nada. Si yo tengo los derechos de estar en Primera. Hay especialistas, abogados deportivos, que entienden que si yo pago la deuda, podría reengancharme en el Clausura. No lo voy a hacer, porque sería una falta de ética con los cuadros amigos que votaron a mi favor en la AUF para mantener la categoría hasta el fin del año.  No lo voy a hacer, pero si quisiera hacerlo, ganando ocho partidos más los puntos que tengo el año pasado, no sé si desciendo... Igual, no lo voy a hacer. 

-¿Se sorprendió al enterarse de los audios donde Alejandro Burzaco (exCEO de TyC) calificaba a Bauzá de "honesto" y que por eso no había que darle coimas?  

-No. Yo lo dije en Esta boca es mía (de canal 12), dije que Bauzá es cristalino. ¿Quién denunció la corrupción en la FIFA? Siete clubes (de la AUF), entre ellos El Tanque. 

-Eso fue en defensa de los intereses de Gol TV, empresa prima de Tenfield...

-Veíamos claramente lo que pasaba... De Bauzá siempre tuve una buena opinión, no me sorprendió para nada que se dijera que él era honesto.

-Pero, curiosamente, su club fue uno de los sindicados como que le quitaron el respaldo a Bauzá, cuando éste debió renunciar en marzo de 2014.

-Bueno, pero una cosa es que yo discrepe con él y tenga distintos pensamientos, y otra cosa es que lo califique de corrupto. Eso pasó porque fue un tema de fútbol y de lo que le podía servir al club. Además, él renunció porque no tenía el apoyo de algunos clubes, pero empecemos por el gobierno: no tenía el apoyo del gobierno (de Mujica). Y hubo cuadros mucho más importantes que El Tanque, que cuando él estuvo frente al abismo, cuando no le mandaron a la Policía, le pegaron un empujón y lo mandaron al precipicio. Bauzá renunció y ni se trató en asamblea. En el fútbol uruguayo nadie acusó a Bauzá de corrupto. 

-¿De qué vive? ¿A qué se dedica? 

-Soy jubilado, me dedico al fútbol. Tuve toda la vida empresas, fui funcionario de la Fábrica Nacional de Papel durante 21 años. No soy profesional ni nada por el estilo. Trabajé toda mi vida. Yo trabajaba en la fábrica de 9 a 17 de corrido, y a las 18 agarraba un taxi hasta las cinco de la mañana. Llegué a tener cinco taxímetros. Tengo mi modesto pasar. 

-¿Cómo se puede ser hincha confeso y socio de Nacional y presidente de otro club, como El Tanque? 

-Yo te decía que Della Valle y sus compañeros fundaron El Tanque con 18 o 20 años, y bueno, ya eran hinchas de otros equipos, ya tenían su corazoncito, y así y todo fundaron un club. Bianchi, yo nací en el 38, vi jugar a Atilio García, te puedo decir dónde estaba el 16 de julio de 1950: yo no estaba escuchando la final contra Brasil, estaba viendo a un comediante en un teatro de 18 de Julio con mi madre, "La tía de Carlos" por Paquito Bustos, y salió a la calle vestido de mujer para festejar, cuando nos enteramos que Uruguay había salido campeón del mundo. Yo que sé... Della Valle, cuando juega Nacional contra El Tanque no lo va a ver y yo sí. ¡Y yo hincho por El Tanque! Y no dudes que si en una votación le tengo que cortar la cabeza a Nacional, se la voy a cortar.

"Fui funcionario de la Fábrica Nacional de Papel durante 21 años. Trabajé toda mi vida. Yo trabajaba en la fábrica de 9 a 17 de corrido, y a las 18 agarraba un taxi hasta las cinco de la mañana. Llegué a tener cinco taxímetros. Tengo mi modesto pasar"

-¿Se puede ser hincha de dos equipos, entonces?

-Se puede, sí. ¿Sabés cuántos hay? De los dirigentes de cuadros chicos que hay en el fútbol, siempre tienen su corazoncito en otro lado. 

-¿Qué ha hecho todos estos meses, mientras se jugó el Apertura y su equipo no compitió?

-Seguir trabajando por el club. Tengo cinco categorías en inferiores, y fútbol femenino. Y vengo a los partidos de mañana y de tarde, y voy los domingos, y voy a ver a las chicas. En el fútbol juvenil hay dos categorías, la A y la B, y El Tanque trata de subir. El año pasado estuvo a 10 puntos. Hoy, en la tabla general, estamos en los posibles playoffs. Pero también voy a ver a Nacional, como voy a ver a Cerro, a Rampla, me ves en todas las canchas. Todos los sábados y domingos voy a una cancha distinta. 

-La semana pasada se supo que ocho clubes, entre ellos El Tanque Sisley, firmaron una carta enviada al Ejecutivo de la AUF solicitando que "todos los presidentes de clubes de Primera" viajen al Mundial de Rusia acompañando a la delegación de la AUF, en lugar de sólo tres que irían por sorteo. ¿No le parece un despropósito pedir que vayan 16 clubes al Mundial cuando debería apelarse a la austeridad, y cuando El Tanque ni siquiera pudo jugar por deudas económicas? 

-Primer punto, El Tanque vota por solidaridad. Me vinieron a pedir la firma y firmé, como otros cuadros que también firmaron por solidaridad. Segundo, al Mundial -y que quede bien claro- yo tengo pago mi pasaje para mí y mi señora desde noviembre. Yo entré en el sorteo, pero antes que se hiciera el sorteo, agarré a uno de mis amigos y le dije: "Si El Tanque llega a ganar el sorteo, vas vos en mi lugar", y era el presidente de otro club. El sorteo se hizo: ganaron OFI, River Plate y Cerro. Pero te voy a explicar: desde hace ocho años soy attaché de las selecciones extranjeras, el encargado de recibir a todas las delegaciones extranjeras. Es un cargo de la AUF totalmente honorario. Ahora voy a recibir a la delegación de Uzbekistán, para la despedida de Uruguay antes de irse al Mundial. Ya estuve en el Aeropuerto, en Migraciones, tengo elegida la cancha donde van a practicar, y así lo hice con todas las selecciones en Eliminatorias y los que vienen a jugar amistosos. ¿Sabés cuántos vienen de Uzbekistán? 71 están en la lista. Capaz que no vienen todos, no sé. Respecto al Mundial: ¿qué tiene que vayan 16 invitados? Otros países de América, y con menos títulos ganados, vienen 25 o 30 y con sus señoras, hay que ponerle dos vans. En un campeonato del mundo, me parece que 16 presidentes que trabajan como negros por los clubes, no es mucho pedir que vayan.    

-¿El Tanque volverá a competir el año que viene en la Segunda Profesional, ya saneados económicamente? 

-Estoy seguro. Y estoy seguro que en una temporada voy a subir. Si subí en tres meses, cómo no voy a subir en un año...

-¿Su familia lo ha bancado en este semestre, desde que la institución se bajó de la competencia y arreciaron las críticas? 

-Tengo una hija sola y dos nietos. Y tengo mi pareja, 38 años menor que yo, que es la secretaria del club. Varela presidente, Silvia la secretaria. Me banca, conoce los problemas del club, nunca me dijo "vámonos", siempre dándome para adelante. Hasta ahora, siempre hemos salido. Ahora voy a tener una bisnieta por nacer, que espero ver antes de irme al Mundial. Llevamos al club en la sangre, voy a luchar por el club, pero ni bien clarifique los números, por ahí por agosto -estoy segurísimo que Uruguay va a llegar a semifinales y estará entre los mejores cuatro-, ahí llamaré a asamblea y llamaré a elecciones.

-¿Dejaría la presidencia, llegado el caso?

-Si hay otra lista que se presenta, la dejo. Yo no sé si me voy a presentar. Lo voy a pensar de acá a agosto. Capaz que descanso un poco, tengo 47 años ininterrumpidos en el fútbol.

-¿Es feliz?

-Totalmente. Tengo una buena pareja (38 años menor que yo, como te dije), muy bonita, muy colaboradora conmigo, su hijo se encarga de todas las inferiores de El Tanque... Si vas a mi casa vas a ver que la ropa de los juveniles se lava en mi casa, para ahorrar y juntar plata para pagar.