Policiales

Basta

Femicidio en Bella Unión: el imputado ya había amenazado de muerte a su pareja

Fiscalía imputó al hombre y pidió la medida prisión preventiva por el plazo de 180 días.

04.07.2019 15:22

Lectura: 3'

2019-07-04T15:22:00
Compartir en

La Fiscalía Letrada Departamental de Bella Unión imputó el martes a Luis Alberto Kovalchuk Dávila por un delito de homicidio muy especialmente agravado por femicidio de una mujer de 40 años de edad, a quien asesinó de siete puñaladas el lunes 24 de junio en Bella Unión, departamento de Artigas.

Del acta de formalización surge que el hombre había amenazado de muerte a su concubina, advirtiéndole incluso que la iba a matar a puñaladas.

Según el testimonio de la hija de la víctima, una adolescente de 14 años de edad (quien encontró el cuerpo sin vida de su madre), la noche anterior al femicidio, su padrastro se encontraba "muy alterado", y ella presenció insultos y amenazas del mismo hacia su madre por celos que tenía de un hombre quien concurría a la casa todas las noches junto con dos personas más "a tomar bebidas alcohólicas y escuchar música" en la vivienda.

Además esa noche, este hombre había regalado a la víctima una cadena con un crucifijo, lo cual había enfurecido al imputado.

Según los testimonios de los que se valió Fiscalía, previo al asesinato existieron amenazas concretas del imputado hacia su pareja pero la mujer nunca denunció los hechos de violencia.

Fiscalía destaca que la noche previa al crimen, una de las personas que estaban bebiendo en el lugar había denunciado en la seccional policial a Kovalchuk, denunciando que este le había robado 1.200 pesos del bolsillo y un celular, amenazándolo con un cuchillo grande sobre su cuello.

La mujer fue hallada sin vida por su hija, el lunes 24 a la noche, sobre un charco de sangre y con el arma homicida todavía en el cuello.

El imputado fue la última persona que estuvo con la víctima en el interior de la vivienda y luego de ser divulgado el hecho públicamente, el que generó alarma social a nivel nacional, estuvo desaparecido hasta el viernes 28, cuando fue ubicado por personal policial en la casa de un familiar.

En el momento en el que se percató de la presencia policial, manifestó que no iba a entregarse, se arrodilló y frente a los policías y familiares, se autoinfringió cortes en el abdomen con la finalidad de autoeliminarse, utilizando un cuchillo que portaba.

La magistrada Silvia Ferreira concluye que la conducta del imputado encuadra en el tipo penal previsto en el artículo 60 , 310 y 312 del Código Penal: un delito de homicidio muy especialmente agravado en carácter de autor, con el agravante previsto por el artículo 3 de la ley 19.538, que incorpora la figura de femicidio.

"La norma establece que se considerará que son indicios que hacen presumir la existencia del móvil del odio, desprecio o menosprecio, cuando a la muerte le hubiera precedido algún incidente de violencia física, psicológica, sexual o económica o de otro tipo, cometido por el autor contra la mujer, independientemente de que el hecho haya sido denunciado o no por la víctima", argumenta la magistrada.

La Fiscalía solicitó la medida cautelar de prisión preventiva para el imputado por el plazo de 180 días.



%%BannerEspecialesDentroContenido%%