Entrevistas

En el camino de la historia

Entrevista a Javier De Haedo

Javier De Haedo, el candidato de Alianza Nacional a la IMM, dijo que si gana el Frente Amplio ésta será su peor gestión. Aseguró que los ciudadanos se acostumbraron a una ciudad sucia y a las patentes caras y por eso llama a “despertar Montevideo”. Por otra parte sostuvo que junto a Ana Lía Piñeyrúa está contribuyendo a cambiar la historia del Partido Nacional.

03.05.2010 15:14

Lectura: 6'

2010-05-03T15:14:00
Compartir en

Javier De Haedo nació en Montevideo el 28 de diciembre de 1961. Economista de profesión, también estuvo vinculado al periodismo en los últimos 25 años. Integró el equipo económico del gobierno del Partido Nacional (1990 - 1995), llegando a ser el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP). Después de un paréntesis largo y autoimpuesto, decidió volver a la actividad pública al inicio de 2009 apoyando la entonces precandidatura de Jorge Larrañaga, siendo electo convencional y senador suplente de Larrañaga. Ahora es candidato a la Intendencia de Montevideo.

-¿Por qué considera que si gana el Frente Amplio ésta va a ser su peor gestión?

-Porque los gobiernos del Frente Amplio vienen de mal en peor, cada uno fue peor que el anterior.

-¿A qué se refiere concretamente?

-A los resultados: cada vez la ciudad está más sucia, con menos seguridad, yo creo que está cada vez peor. La prueba es que ahora el Frente Amplio no tiene ni siquiera la mayoría que tuvo en las últimas elecciones, cuando (Ricardo) Ehrlich ganó con el 61%. La gente se está dando cuenta que no hay que votar con la camiseta, sino que en el caso de la comuna hay que buscar al mejor intendente. Creo que la permanencia de un mismo partido en una función de gobierno tiende a que haya una modorra, una falta de renovación y si hay alguien que no puede renovar Montevideo es Ana Olivera.

-¿Qué quiere expresar con el slogan de su campaña "Despertá Montevideo"?

-Cuando irrumpió el Frente Amplio hace 20 años en Montevideo y hace cinco años a nivel nacional la palabra clave era "cambiemos". En el caso del país van cinco años con buenos resultados, pero a nivel departamental 20 años es mucho. El paso del tiempo no es gratuito y lo tenemos que hacer valer. Nos hemos acostumbrado a la ciudad sucia, a los carritos, a las patentes caras, a las contribuciones caras, a las colas en la intendencia, entonces "Despertá Montevideo". No dicho desde una nube, no con un sentido de sabelotodo: despertemos todos.

-Otra de sus fuertes discrepancias con el Frente Amplio es la relación que tiene la IMM con Adeom, donde señala que hay una especie de cogobierno. ¿A qué hechos se refiere?

-El Frente Amplio en Montevideo nunca terminó de asumir que era gobierno, está en una indefinición de roles, si es gobierno o si es correligionario de los dirigentes de Adeom. Esa confusión llevó a que en última instancia no fuera claro el mando en la Intendencia. El intendente es un representante de la soberanía popular, de los electores, de los ciudadanos, y no puede representar a ninguna corporación. Tiene que estar por encima del bien y del mal.

-¿Entiende que el Frente Amplio estaría representando a Adeom?

-No representando, pero sí dando un espacio que no debe tener. No se pueden plantear los sueldos mínimos que ha propuesto Adeom cuando no son las realidades de nuestro país. Si se siguiera la línea del gremio, el presupuesto de la Intendencia sería mayor, la proporción de salarios en el presupuesto sería todavía más grande y habría que cobrarle más impuestos a la gente, entonces habría que subir más la patente, lo que forma un círculo vicioso.

-¿Qué propuestas implementaría en el primer año de gobierno en caso de que resultara electo?

-Lo primero es la seguridad. Este no es un tema de color político ni de jurisdicción geográfica, tiene que involucrar al gobierno departamental y al gobierno nacional.
En segundo lugar está la limpieza. Tenemos dos sistemas en paralelo: uno que realiza la Intendencia y otro que realizan 10.000 carritos. Creo que la IMM tiene que retomar el control general del proceso y rediseñarlo para que esas mismas personas puedan seguir trabajando pero en condiciones humanas y dignas.
El tercer asunto es modificar la proporción entre lo que la gente paga de impuestos y lo que recibe en servicios y obras. El propósito sería hacer una auditoría de Recursos Humanos para evaluar al personal, ver si hay excedentarios, establecer un plan de prejubilaciones y generar ahorro a corto plazo para poder invertir y brindar mejores servicios.

-Esta contienda donde cada sector del Partido Nacional presenta sus candidatos por separado, ¿sirve también para mostrar sus diferencias ante la ciudadanía después de la fusión que exhibieron en las elecciones nacionales?

-Aquí lo que se está haciendo no es separar ni nada que se le parezca, sino actuar como lo hace el Partido Nacional en todo el país y como también lo hace el Partido Colorado y el Frente Amplio con mínimas excepciones. A nivel de Montevideo el Partido Nacional está teniendo una recuperación importante. Creo que con la candidata Ana Lía Piñeyrúa estamos contribuyendo a cambiar la historia del Partido Nacional: que ahora esté segundo en la intención de voto y creciendo, es histórico. Se están modificando los escenarios y yo me siento parte de la historia.

-Según las encuestas Ana Olivera será la futura intendenta de Montevideo. En vista de este pronóstico, ¿cuáles son las aspiraciones de su candidatura?

-Es ver qué pasa el 9 de mayo. La última encuesta de Factum mostró un 45% para Ana Olivera que a mí me llevó a pensar que está perdiendo entre 1% y 2% por semana. Si se mantiene esa tendencia de pérdida de votos, el día de la elección puede estar abajo del 40% y si está abajo del 40% puede pasar cualquier cosa. Por eso es que yo estoy llamando a los votantes independientes, colorados y frentistas que puedan estar cansados de esta gestión que no ha dado buenos resultados. La alternativa al Frente Amplio es el voto al Partido Nacional.

-Aunque usted no gane las elecciones municipales y lo haga Ana Olivera con un 40%, ¿esa ya sería una batalla ganada?

-Creo que cambiar una tendencia histórica es un muy buen principio, pero el final es llegar al gobierno. La carrera esta es una maratón, hay que dejar el barco bien rumbeado para que enfile para el puerto que queremos.

Patricia Sabelin / Montevideo Portal