Internacionales

¡Ándale!

Elecciones en México

Este domingo, 79.5 millones de mexicanos elegirán al sucesor de Felipe Calderón, en medio de acusaciones de compra de votos y desesperanza sobre una solución a la acción del crimen organizado, que dejó unos 70 mil muertos en los últimos diez años.

01.07.2012 00:00

Lectura: 11'

2012-07-01T00:00:00
Compartir en

Este domingo 79.5 millones de mexicanos elegirán a unos dos mil funcionarios estatales, entre los que se encuentran 500 diputados, 128 senadores y el nuevo presidente.

Unos 200 observadores internacionales participarán de los comicios para los que se habilitaron 143.109 mesas electorales, que estarán abiertas entre las ocho de la mañana y las seis de la tarde.

A las 20.00hs, se levantará la veda electoral y podrán publicarse los primeros sondeos de opinión. Esta semana, los candidatos a la Presidencia cerraron su campaña, finalizando así una contienda electoral de 90 días, marcada por la desconfianza en el sistema, las acusaciones de compra de votos y el sello del movimiento #Yosoy132, que en cierta medida vino a romper el desinterés de buena parte del electorado.

Pese a ello, parece haber consenso en que ninguna de las propuestas tiene la capacidad de terminar con la violencia en el país que desató una guerra interna que dejó unos 70 mil muertos en los últimos diez años.

Los candidatos

La candidata oficialista, Josefina Vázquez Mota nació el 20 de enero de 1961, estudio economía en la Universidad Iberoamericana y se presenta por el Partido Acción Nacional, en donde milita desde 1980.

Fue directora de la Secretaría de la mujer, asesora de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo y la Confederación Patronal de la República Mexicana.

Entre 2000 y 2006 trabajó en el gobierno de Vicente Fox como secretaria de Desarrollo Social y fue coordinadora de campaña del actual presidente Felipe Calderón. Durante este período de gobierno se desempeñó como secertaria de Educación Pública.

El candidato por el Partido Revolucionario Institucional –que gobernó el país entre 1930 y 2000- es Daniel Peña Nieto. Peña Nieto nació el 20 de julio de 1966, es licenciado en Derecho por la Universidad Panamericana. Ingresó al PRI en 1984.

En 2005 fue electo gobernador del Estado de México. En mayo de 2006, siendo gobernador ocurrieron los enfrentamientos de San Salvador Atenco, al intentar quitar por la fuerza a decenas de floricultores.


El candidato por el Partido de la Revolución Democrática, Manuel López Obrador, nació el 13 de noviembre de 1953 es licenciado en Ciencias Política y Administración Pública de la Universidad Autónoma de México.

Entre 1970 y 1988 militó en el Partido Revolucionario Institucional hasta que creó el Partido de la Revolución Democrática. En 2000 fue electo por la Jefatura de Gobierno del Distritito Federal y en 2005 fue candidato a la Presidencia.

Los resultados oficiales dieron ganador al presidente Felipe Calderón por una ventaja de un 0.56%. Pese a las manifestaciones populares y la presentación de pruebas sobre irregularidades en los comicios, que contó con respaldo de varias organizaciones internacionales, Calderón permaneció en el cargo.

El candidato del Partido Nueva Alianza Gabriel Ricardo Quadri de la Torre nació el 4 de agosto de 1954, es ingeniero civil por la Universidad Iberoameriana. Fue jefe de Financiamiento Externo del Banco de México y director general de Centro de Estudios para el Desarrollo Sustentable del Consejo Coordinador Empresarial. Comenzó su actividad política en esta campaña.

#Yosoy132

El movimiento #Yosoy132 se creó a partir de un desencuentro con el candidato del PRI Peña Nieto, quien el 11 de mayo fue a dar una charla en la Universidad Iberoamericana y se encontró con una fuerte oposición a su candidatura. Peña Nieto señaló que se trataba de un grupo de jóvenes que no representaban al sector. Pocas horas después 131 estudiantes confirmaron que habían estado allí, generando el #Yosoy132.

El movimiento se expandió en pocos días, dejando de ser universitario y trascendiendo a varios países. Tiene como primer objetivo evitar el fraude electoral, para lo cual se presentaron como observadores y fueron aceptados.

Si bien no se expresa a favor de ningún candidato llama a participar de las elecciones del próximo 1º de julio. En las últimas semanas denunciaron diversas agresiones de militantes del PRI, así como también intentos de compra de votos que lograron comprobar haciéndose pasar por potenciales votantes del PRI.

Las encuestas

Las encuestas publicadas en los últimos días dan como ganador a Enrique Peña Nieto, con una ventaja de entre 18% y 10% sobre el candidato de izquierda Manuel López Obrador.

Según una encuesta difundida por Reforma, el candidato del PRI llega con un 41%, López Obrador con un 31%, la candidata oficialista con un 24% y Gabriel Quadri con sólo 4%. El nivel de indecisos de ese estudio alcanza el 19%.

La encuesta que le da mayor diferencia a Peña Nieto, fue publicada por el diario Milenio y le otorga un 46,7 % frente a un 28,1 % de López Obrador.

Análisis del periodista Álvaro Delgado

El periodista de la Revista Proceso Álvaro Delgado conversó con Montevideo Portal sobre cómo llega el país a los comicios del 1º de julio: “Esta campaña electoral no generó un interés tan grande como podría suponerse, porque son miles los puestos que están en juego. Un elemento que vino a motivar un poco el interés fue una movilización de jóvenes (por el #Yosoy132) que había estado ajeno a la contienda. Estimuló a partir de los cuestionamientos a Peña Nieto y desafió a los medios masivos de comunicación, particularmente a la televisión porque la manipulación informativa en el caso de México es clara”.

Delgado señaló que el #Yosoy132 no tomó una decisión a favor de ninguno de los candidatos y generó un mayor movimiento pero no un entusiasmo por las elecciones y agregó que pese a los resultados de las encuestas que dan como ganador a Peña Nieto puede pasar “cualquier cosa” el próximo domingo. “Digo esto porque el nivel de indecisos en el país es altísimo, va entre el 10 y el 20%, lo que implica que puede darse una sorpresa”.

Al ser consultado sobre la confianza en el sistema electoral mexicano, Delgado subrayó que existe una “desconfianza histórica”. ”Tanto el Instituto Federal Electoral como el Tribunal Electoral que son las dos instituciones que están directamente vinculadas a la organización y resolución de los conflictos, han tratado de enviar el mensaje de que no hay ninguna posibilidad de que legalmente pueda haber fraude, pero la preocupación fundamental es por un manejo de recursos económicos que no ha sido aclarado, particularmente por Peña Nieto”, señaló dado que existe un tope de gasto de campaña que-según varias denuncias realizadas- no fue respetado por el PRI.

El periodista agregó también que se recibieron denuncias de que vehículos vinculados al PRI están transportando material electoral al que no deberían tener acceso y las autoridades electorales “no han dado una explicación coherente” al respecto. “A lo único que se han dedicado es a decir que es imposible que haya un fraude electoral, eso se verá el próximo domingo. Lo que sí existe hoy es una duda de que pueda haber mecanismos para disuadir la compra de votos. Esto no es nuevo, ni siquiera es una sorpresa, la compra de votos se viene dando en México desde hace mucho”, agregó.

Según señaló Delgado, una diferencia positiva respecto de las pasadas elecciones de 2006 es que en esta instancia los principales candidatos tendrán sus representantes en todas las mesas, mientras que en 2006, López Obrador alcanzó a enviar delegados en sólo un 60% de ellas.

Al ser consultado sobre el posicionamiento de cada candidato en la lucha contra el crimen organizado respondió: “Lo que han planteado los tres candidatos, incluso la candidata oficialista, es un cambio en la estrategia contra el crimen organizado. Los más de 70 mil muertos que ha arrojado esta estrategia fracasada de Felipe Calderón ha obligado a todos a plantear un paradigma distinto. La candidata oficialista dijo que le iba a dar un énfasis al combate al lavado de dinero, lo mismo ha planteado el candidato priísta. La prioridad de López Obrador es serenar al país, tratar de que los militares vuelvan a sus cuarteles de una manera paulatina y cambiar la estrategia de fuerza que se implementó en estos seis años, y en esa misma medida lo ha planteado el candidato del PRI. El consenso es cambiar la estrategia, que ha sido un fracaso con bajas civiles que fueron calificados por el presidente Calderón como daños colaterales”.

”Lamentablemente en el país se ha conocido en el extranjero a partir de las cruentas matanzas que se han dado y los cárteres siguen intactos. Esta estrategia se utilizó desde que Calderón asumió en medio de cuestionamientos de un fraude electoral, eso es importante no olvidarlo y también el país perdió presencia y respetabilidad en el ámbito latinoamericano. A México no se lo conoce por ser un país pujante, sino ensangrentado y lo que está en riesgo es que esto continúe”, agregó.

Un observador en Monterrey

El uruguayo Daniel Sanabria vive en la ciudad de Monterrey desde hace 10 años y será observador electoral el próximo domingo, convocado por la Organización Demócrata Cristiana de América. Según él la principal preocupación de estos últimos tiempos han sido las denuncias sobre compras de voto, utilizando diferentes sistemas, como el envío de productos alimenticios a los electores hasta estrategias de falsificación de la papeleta electoral como forma de acceder a las papeletas auténticas.

“Ese tipo de cosas han enrarecido el clima en las últimas semanas. El voto es secreto pero desde hace algunos meses se ha venido denunciado compra de votos. Algunas personas que me dieron el testimonio, desde hace dos o tres meses están recibiendo por quincena una despensa, con artículos básicos para el hogar, eso es lo que lleva que cuando la persona vaya a votar, vote por quien le está dando ese apoyo. Es una operación en red que se está realizando, se va bajando de los estados a los municipios y de los municipios a las colonias, como se llama aquí a los barrios y hay una organización para irlo haciendo”, afirmó.

Sanabria señaló que la fiscalía que se encarga de investigar los delitos electorales en México aceptó una denuncia contra el PRI, acusado de utilizar un “monedero electrónico” para comprar votos. También hay denuncias que sobre la superación del tope para el gasto electoral, pero esas investigaciones se realizarán después de los comicios, según informó el Instituto Federal Electoral.

Otra de las formas de compra de votos consiste en que una persona vaya a la urna con una falsa papeleta: “Ese es un sistema que se llama Carrusel; la persona va con una boleta electoral ya marcada por un partido determinado y se la lleva escondida, retira la boleta oficial que va a valer ese voto y la lleva al coordinador del partido y lo marca para el partido que ahora sí va a valer efectivamente y lo marca para el partido se la da a otra persona y esa persona le va a llevar otra boleta oficial en blanco”.

”Yo voy a recorrer el municipio de Juárez y vamos a ir observando- no podemos emitir juicio- que la instancia electoral se vaya desarrollando de una manera adecuada”, afirmó. Sanabria dijo que la principal desconfianza no está en que se de “una elección de Estado”, tal como se conoce al fraude realizado por quienes están en el poder en el momento de las elecciones, sino en la compra de votos a las que consideró como “prácticas que ya se creían desterradas”.

Consultado sobre su opinión de las posibilidades de que exista un cambio en el país respecto de la violencia que sufre, señaló que el PAN representa una continuidad, López Obrador una opción de cambio y un giro más estatista, que puede traer ciertos perjuicios al país, aunque también mejoras en materia de educación o salud y un “franco retroceso” con el PRI. ”Es un panorama complicado”, afirmó.

”Voy a un municipio complicado porque hay grupos de crimen organizado que están operando, también en el ámbito electoral, por lo que puede haber un cierto riesgo, nosotros ya lo habíamos advertido, tomaremos las previsiones del caso. Cuando yo llegué a Monterrey era muy pacífico y hacia el 2004 comenzaron las primeras ejecuciones y ya después se empezó a generalizar. Hay que mirar con cuatro ojos para todos lados, limitar los movimientos, ya no es tan fácil reunirse o desplazarse. En los últimos meses la cosa está un poco más tranquila pero la extorsión el secuestro todavía continúan”.

Montevideo Portal | Pablo Méndez
@pablomendezmvd