Locales
Cargando...
Hablemos de hablar

El termómetro: ¿Está bien hablar y escribir en lenguaje inclusivo?

El lenguaje inclusivo es un tema no exento de polémica, que genera situaciones encontradas y grandes discusiones. Salimos a la calle y le preguntamos a la gente qué piensa al respecto.
19.11.2018 15:28
2018-11-19T15:28:00

El lenguaje inclusivo es una propuesta lingüística promovida por diferentes organizaciones, generalmente feministas, en el último tiempo. Su objetivo es cambiar una lengua que es masculina por construcción cultural, y, de esa forma, luchar contra la desigualdad de género.

Para llevar a cabo este cambio, se pretende dejar de utilizar palabras masculinas, y buscar una manera de quitarles el género. En un primer momento se utilizó el "@", luego la "x", y la modalidad que ahora parece dominar es la "e", que permitiría hablar de forma neutra.

No obstante, la iniciativa no está exenta de polémica y, aunque ciertos colectivos y personas la promueven, otros muchos están en contra y no están de acuerdo.

El debate es tan grande que, incluso, se propuso incorporar el lenguaje inclusivo a la educación pública o utilizarlo a la hora de nombrar determinadas instituciones gubernamentales, como la Defensoría del Vecino, que actualmente pasó a ser Defensoría del Vecino y la Vecina.

El presidente de la Academia Nacional de Letras, Wilfredo Penco, dijo a Montevideo Portal, por ejemplo, que si bien no es una propuesta que se considere actualmente, "en principio parece ir no solo contra las reglas gramaticales aplicables sino también contra las formas que el hablante reivindica en su uso cotidiano, formas que por lo demás no se modifican por decreto".

Por su parte, la lingüista Victoria Furtado, autora de una tesis titulada El lenguaje inclusivo como política lingüística de género, dio la otra posición y defendió la aparición de este tipo de lenguaje, aunque entiende que no sea el adecuado para todas las situaciones.

"Creo que lo más importante es tener en cuenta es que las personas hablamos de manera distinta según el contexto y la situación comunicativa. En ese sentido, puede ser interesante usar una estrategia de este tipo cuando se quiere marcar un posicionamiento en relación a cuestiones de género, pero puede que no resulte apropiado o no sea bien recibido en todos los ámbitos. No es lo mismo una entrevista laboral que una charla de ascensor o que una asamblea", opinó la académica de la UDELAR.

Dado que se trata de un tema que despierta controversia y posiciones encontradas, El termómetro de Montevideo Portal salió a la calle y le preguntó a la gente qué piensa al respecto.


Temas relacionados: