Locales
Lobo está

El Estado cambió el protocolo de captura de lobos marinos para venta a parques acuáticos

Unos 150 lobos marinos son vendidos a parques acuáticos por año en Uruguay, lo que genera una ganancia de unos ocho millones de pesos. "No es una tercerización", aclaró a Montevideo Portal Alberto Ponce de León, de la Dinara, sobre los cambios.
13.06.2018 12:32
2018-06-13T12:32:00

Una resolución de la Direccíón Nacional de Recursos Acuáticos (Dinara), firmada en abril de este año, cambió parcialmente la forma en que el gobierno captura lobos marinos finos (Arctocephalus australis) para venderlos vivos a parques acuáticos.

Hasta el momento la captura de lobos marinos se hacía íntegramente por parte de funcionarios de la Dinara, que debían trasladarse hasta la Isla de Lobos para el procedimiento.

Como la ausencia de los funcionarios es perjudicial para la administración, se está implementando una nueva modalidad que rebaja la presencia de los trabajadores gubernamentales y permite que participe personal de las empresas compradoras de lobos.

Alberto Ponce de León, director del Departamento de Mamíferos Marinos de la Dinara, dijo a Montevideo Portal que no se está tercerizando la captura sino rebajando el número de funcionarios gubernamentales a un 50 %. "Todo se hace bajo la tutela de la Dinara", señaló Ponce de León, que agregó que son muy pocos los cambios que trae aparejada esta resolución. "De hecho, ahora el protocolo queda más claro y se explicita más", apuntó.

Además, aclaró que son solo tres las empresas que compran lobos, que están monitoreadas y deben cumplir una serie de requisitos para participar de la captura. Se coloca un chip a los animales, se hace un seguimiento y se controla que estén ubicados -y se los mantenga- en buenas condiciones (el decreto explica con detalle los requerimientos necesarios). También debe hacerse presente un veterinario de la empresa, debidamente registrado en la Dinara. Son las empresas las que se hacen cargo de los gastos de los encargados de la captura al viajar a Isla de Lobos, tanto de sus trabajadores como de los funcionarios de Dinara.

La resolución contiene otras especificaciones sobre el tipo de contenedores en los que son trasladados los lobos y varias exigencias sobre bienestar animal.

Zafra

La captura de lobos marinos para parques acuáticos se realiza entre el 1º de abril y el 31 de octubre.

Si bien la resolución que cambia las condiciones de la captura es nueva, la venta de animales a parques acuáticos ya tiene varios años. "Hasta 1991 se faenaban", dijo Ponce de León, que aclaró: "Prefiero mostrar lobos y no matarlos. Esto no conduce a una faena".

En estos días, luego de que la nueva resolución reflotara el tema, integrantes de organizaciones animalistas protestaron por el mantenimiento de esta práctica con una especie de la fauna nacional protegida.

Hasta 1991, en un período de unos 30 años, el Estado faenó unos 200.000 ejemplares de lobos marinos finos, principalmente para el aprovechamiento de pieles y grasa. Ponce de León aclaró que en la década del 80 y los dos primeros años de los 90 se faenaban entre 6.000 y 7.500 lobos por año. Antes de esa fecha, el número era incluso mayor.Hasta el año 77 se sacrificaba también el león marino, lo que dejó de hacerse a partir de entonces.

Con la supresión de la Industria Lobera y Pesquera del Estado en el 91, la faena terminó. Aunque la idea resurgió años después, en 1996 la isla pasó a formar parte del Parque Nacional de Islas Costeras. Un decreto firmado en 1998, finalmente, prohibió la persecución y caza de todas las especies de pinnípedos (focas, lobos marinos y leones marinos) y de cetáceos. La venta de ejemplares vivos a parques había comenzado ya en los 80.

"Hoy hay más de 300.000 ejemplares de lobos y se quitan entre 120 y 150 por año, un porcentaje ínfimo", aclaró Ponce de León.

Los ejemplares destinados a parques acuáticos son vendidos a 48 unidades reajustables en caso de tratarse de un macho (unos 51.500 pesos) y 65 UR si es una hembra (69.600). Esto significa que por este rubro el Estado puede ganar unos ocho o nueve millones de pesos anuales.


Temas relacionados: