Contenido creado por Gerardo Carrasco
Curiosidades

Su parte del pastel

EEUU: empleado demandó a empresa por festejarle el cumpleaños. Deberán pagarle U$ 450.000

El trabajador pidió días antes que no le hicieran ninguna fiesta, pero llegada la fecha lo sorprendieron con un festejo.

18.04.2022 09:34

Lectura: 4'

2022-04-18T09:34:00
Compartir en

El laboratorio Gravity Diagnostics, localizado en Kentucky, Estados Unidos, deberá desembolsar 450.000 dólares para indemnizar a un extrabajador, según decidió una corte local al cabo de más de dos años de litigio entre ambas partes.

Según informa el periódico El Nuevo Herald, los hechos se remontan a agosto de 2019, cuando se acercaba la fecha de cumpleaños del demandante. En aquel momento, el trabajador le pidió a su jefa que no le preparara ningún festejo en la oficina, algo que se acostumbra en la compañía.

De acuerdo con la documentación del caso, el hombre hizo tal solicitud debido a que sufre un trastorno de ansiedad que le provoca “ataques de pánico en situaciones estresantes”, entras la que al parecer se incluyen las fiestas de cumpleaños.

El empleado, que fue contratado en octubre de 2018, no quería una fiesta, porque “ser el centro atención” podría activar dicho desorden. Sin embargo, cuando llegó la fecha señalada, el trabajador se encontró con una fiesta sorpresa a la hora del almuerzo. Tal como temía, sufrió de inmediato un ataque de pánico y se marchó corriendo. El informe detalla que se refugió dentro de su automóvil, donde pasó el resto de su hora libre.

Cuatro días más tarde, después que sus jefes lo confrontaron por su inesperada reacción a la celebración, la compañía lo despidió.

El hombre terminó demandando a Gravity Diagnostics. La semana pasada el jurado decidió que la firma deberá pagarle U$ 450,000 en daños por el salario que perdió y por la tensión emocional por la que tuvo que pasar.

Julie Brazil, fundadora y jefa de operaciones de Gravity Diagnostics, dijo al medio local Link NKY que los otros empleados fueron víctimas en el episodio, ya que el hombre se comportó agresivamente con todos. Cuando el empleado dejó la oficina el 7 de agosto para pasar el resto de la hora de almuerzo en su auto, le envió un mensaje de texto a su jefa donde le preguntaba por qué “no le hizo caso a su petición de que pasara por alto la habitual celebración cumpleaños”, dijo el abogado del demandante.

Un día después, el empleado fue llamado para una reunión con dos supervisores, quienes lo “confrontaron y criticaron” por la forma en que reaccionó a la fiesta de cumpleaños que no quería, se dice en la demanda. Esto le causó otro ataque de pánico. El hombre fue enviado a su casa en los dos siguientes días, y luego pidió disculpas por tener el ataque de pánico.

El 11 de agosto el empleado recibió un correo electrónico donde le comunicaban que “lo habían despedido por lo ocurrido la semana anterior”, se señala en la demanda. El abogado del empleado dijo que Gravity Diagnostics hizo que perdiera “ingresos y beneficios, además de sufrir angustia emocional y ansiedad mental”. La demanda se presentó argumentando discriminación por incapacidad física y represalia.

Los $450,000 que se le otorgaron al empleado comprenden $120,000 por salario perdido, y $300,000 por “padecimientos psicológicos pasados, presentes y futuros, así como por sufrir angustia mental, bochorno, humillación, mortificación y pérdida de la autoestima”, según documentos judiciales. Tony Bucher, abogado del empleado, dijo que se sentía satisfecho de que su cliente hubiese recibido “la justicia que se merecía”. “Pocas personas saben el valor que le hizo falta a mi cliente para llevar este caso a juicio”, expresó el defensor en un comunicado.

“Más que la parte financiera, creo que quedó tan contento de que el jurado reconociera que no era una persona violenta y que no era correcto que Gravity Diagnostics diera por hecho que lo era sin nada que respaldara dichas ideas equivocadas”. Gravity Diagnostics apelará el veredicto, basándose en “el hallazgo que uno de los jurados tuvo una mala conducta, lo que viola las órdenes del juez”.