Contenido creado por Martín Otheguy
Política

Otras víctimas de la pandemia

Daniel Goldman: "Me escracha gente que nunca tuvo problemas para llegar a fin de mes"

El excandidato del Partido Digital, expulsado de sus filas, contó a Montevideo Portal que se fundió entre la campaña y la llegada del Covid 19. "Me pusieron una presión inquisidora y tuve que ser justo conmigo mismo", dijo.

13.07.2020 11:25

Lectura: 4'

2020-07-13T11:25:00
Compartir en

A través de un comunicado, el Partido Digital comunicó hoy la expulsión de su candidato a presidente en las últimas elecciones, Daniel Goldman, por no haber entregado al Partido todo el dinero obtenido por los votos en la pasada campaña.

La Ley 18.485 de Partidos Políticos estableció que quienes reciben el dinero correspondiente a los votos obtenidos en las elecciones son los candidatos a presidente, al Senado y a Diputados.  En el caso del Partido Digital se acordó un contrato para que los candidatos cedieran al partido el total de lo obtenido, pero Goldman transfirió una parte, no la totalidad. El Partido aclaró que se hicieron varias gestiones para que se cumpliera con el pago pero el dinero no fue abonado

Goldman conversó con Montevideo Portal sobre cómo y por qué se llegó a esta situación y dijo que en el comunicado del Partido no figuran sus argumentos, lo que "demuestra la falta de transparencia del Partido Digital".

"Estoy triste a nivel personal por la falta de empatía, de humanidad, y también por la ingratitud, porque no sé si los ciudadanos saben el nivel de impacto en lo personal, familiar y profesional que significa ser candidato a presidente de un partido, cuando uno lo hace por la idea", dijo.

Explicó que no aceptó el desafío por interés en tener un cargo oficial ni por lo económico. "Y lo que pasó es que el año pasado me escraché económicamente. Fui pasando fondos al Partido porque creo que la plata que entró a mi cuenta pertenece a todos los ciudadanos, pero me prometieron que me iban a ayudar, apoyar y que nunca iba a pasarme nada, que iba a ser un año de éxito, pero fueron frases vacías de contenido", comentó Goldman.

Agregó que sus ingresos bajaron drásticamente en su rubro por su dedicación a la campaña y que luego llegó el Covid 19, que terminó por arruinarlo económicamente. "Tuve que decidir si pagaba el alquiler yllenaba la heladera para mis hijos o aceptaba las amenazas injustas e ingratas por no poder pasar los fondos en este momento. ¿No tiene sentido que esté en el horno económicamente?", afirmó.

Goldman dijo que está ahora en una situación crítica como muchos otros uruguayos y no tiene los 280.000 pesos que debe transferir al Partido. "Vienen con esta ingratitud a escracharme públicamente porque no puedo sacar esta plata de abajo de la manga", se lamentó. También dijo que el contrato al que alude el Partido Digital no fue firmado como final, sino que era un "borrador aceptado en lo conceptual".

El excandidato planteó que se pusiera a debate de todos los que ven el Partido Digital como una buena idea "si preferían un candidato que es bancado a oscuras por gente de guita o un tipo humilde, sencillo y que dice la verdad pero no llega a fin de mes", pero que "por algo" no fue aceptado. "Acá un tipo de clase media aceptó por ideales ser candidato a presidente de una excelente idea, pero se fundió, no llega a fin de mes, y gente que se ve que no tuvo problemas nunca para llegar a fin de mes, lo escracha", resumió.

Señaló que si el Partido Digital "hubiera transparentado todo lo que fue dialogado", quedaría claro que él planteó poder pagar el monto tras salir de la situación difícil en la que está. "A mí me pusieron una presión inquisidora y tuve que ser justo conmigo mismo y decir que no podía aceptar que me endeudaran y me quisieran embargar a futuro", dijo a Montevideo Portal.

"Agradezco que esto haya pasado porque soy un utópico, un idealista, y de esta me levanto de nuevo, y que te escrachen cuando vos estás contento mirándote al espejo es una oportunidad para levantarte y ser un ejemplo", agregó.

"Lo digo con mucho dolor. Soy un ciudadano normal que aceptó exponerse y al que ahora le hacen esto. Recibí muchas amenazas y honestamente soy un tipo sencillo del que nunca nadie tuvo nada malo para decir. Me ensucia públicamente gente a la que le di mucho sin ánimo de lucro, pero no tengo ganas de estar fundido y no poder darle de comer a mis hijos. Hasta la dueña de la casa es más empática y me permite pagar la mitad de alquiler", concluyó.

 Nota: por reiterados abusos a las normas comunitarias del espacio de intercambio se decidió eliminar la posibilidad de comentar en esta noticia.