Internacionales
De manual

Cuarentón educado y ambicioso, el retrato del típico corrupto ruso

El retrato del típico corrupto ruso es un hombre de 40 años, educado, sociable, adinerado pero codicioso, declaró el portavoz de la Fiscalía General de Rusia, Alexandr Kurennói.
06.12.2018 10:30
2018-12-06T10:30:00

"A menudo los corruptos son activos, muy sociables, emocionalmente estables, también en situaciones de estrés, están dispuestos a trabajar mucho y tienen un alto nivel de autocontrol", dijo Kurennói en la cadena online de la Fiscalía.

Según un estudio realizado por la Universidad de la Fiscalía General de Rusia, los corruptos se destacan por su firme deseo de lograr objetivos.

Uno de los rasgos distintivos de este tipo de delincuentes es su edad, por lo general, tienen unos 40 años y en muchos casos son hombres.

Dado el cargo que ocupan, el 84 por ciento de los corruptos poseen títulos universitarios.

El típico corrupto está casado y tiene hijos, no abusa del alcohol ni de las drogas y no perturba el orden público.

Según el estudio, solo un tercio de los acusados por corrupción dice que lo hace por pobreza.

"En realidad no es así, los intereses financieros predominan", dice Kurennói, "simplemente quieren vivir aún mejor".

Sin embargo, solo uno de cada cuarto corruptos reconoce que el problema tiene que ver con la carencia de valores éticos.

"Pero la motivación real es la necesidad de afirmar el ego, aumentar influencia, lograr poder, también el motivo puede ser mostrar solidaridad corporativa o vengarse de los directivos", concluyó Kurennói.

(Sputnik)


Temas relacionados: