Política

Para la historia

Coronel retirado Gilberto Vázquez admitió en 2006 que el Ejército realizó el segundo vuelo

Las declaraciones de Gilberto Vázquez estuvieron ocultas hasta este jueves. El grupo Madres y Familiares dará una conferencia de prensa este viernes.

27.08.2020 18:39

Lectura: 3'

2020-08-27T18:39:00
Compartir en

Montevideo Portal

El coronel retirado Gilberto Vázquez admitió en 2006 que el Ejército torturó y ejecutó durante el período de terrorismo de Estado, pero además reconoció la existencia del llamado "segundo vuelo" en 1976, algo negado por varios de los dictadores. Así lo revela un informe del periodista Leonardo Haberkorn, del diario El Observador, que informó que las confesiones de Vázquez fueron realizadas en un Tribunal de Honor militar a cuyas actas accedió la asociación Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos.

Vázquez dijo que el Ejército operó en Argentina para capturar uruguayos que fueron posteriormente trasladados a Uruguay. El coronel retirado confirmó la existencia del "segundo vuelo", algo negado por varios de los militares de la época. "Tengo que ver con el segundo vuelo, con el primer vuelo, con casi todas las cosas que pasaron allá", dijo Vázquez en 2006.

"Nosotros ejecutamos, no asesinamos, que son cosas muy diferentes. Nosotros no torturamos, nosotros apremiamos porque no había más remedio, el mínimo imprescindible para sacar la verdad, porque no había otra forma de combatir y estoy orgulloso de lo que hice", declaró en aquella instancia el hombre actualmente condenado por homicidios.

"Tuve que matar y maté y no me arrepiento. Tuve que torturar y torturé con el dolor en el alma y me cuesta muchas noches dormir acordándome de los tipos que cagué a palo, pero no me arrepiento", añadió.

Además, Vázquez admitió su participación en el caso de Adalberto Soba, un militante del PVP que continúa desaparecido luego de haber sido detenido en Buenos Aires en 1976. "Yo tuve que ver con el caso Soba, estuve prácticamente dos años trabajando en la Argentina", admitió.

"Lo peor fue la Comisión para la Paz, porque no hubo ninguna versión nuestra, fueron dos o tres traidores a declarar por las de ellos, pero el Ejército no dijo nada y entonces bajamos a quedar para la historia y le van a enseñar a mis nietos que yo era un asesino y yo no soy un asesino ni un hijo de puta. Yo era un soldado e hice lo mejor que pude", declaró en otro tramo.

Las actas a las que accedió El Observador fueron solicitadas por Madres y Familiares al Ministerio de Defensa Nacional. Este viernes habrá una conferencia de prensa de la asociación de familiares para detallar el contenido de las actas.

Montevideo Portal