Locales

Con viento en la camiseta

Ciclones extratropicales intensos han aumentado en la región, según estudio

Un estudio realizado por Natalia Gil, licenciada en Ciencias de la Atmósfera, reveló que los ciclones extratropicales intensos se están produciendo con más frecuencia en la región en invierno. En julio se dan los fenómenos más intensos.

01.08.2016 10:18

Lectura: 4'

2016-08-01T10:18:00
Compartir en

El ciclón extratropical que pasó por nuestra región la semana pasada abrió la polémica sobre el nombre que se otorga a estos fenómenos meteorológicos y también la frecuencia e intensidad con que se producen.

En este contexto, vale la pena indagar en cuáles son las estadísticas para la ocurrencia de ciclones extratropicales intensos en la región en los últimos tiempos. Eso fue el motivo de estudio del trabajo de tesis "Caracterización de la actividad ciclónica en el sureste de América del Sur y Océano Atlántico Sur durante la temporada de invierno", realizado por la licenciada en Ciencias de la Atmósfera Natalia Gil.

El trabajo tuvo como objetivo general "estudiar la climatología y variabilidad interanual del comportamiento de los ciclones extratropicales en la región sureste de América del sur y el océano Atlántico sur" en los meses de junio a setiembre de 1995 a 2014. Para ello se empleó un algoritmo numérico que detecta los ciclones más intensos y rastrea sus trayectorias.

El análisis mostró una zona de ciclogénesis sobre Uruguay y centro-este de Argentina. En promedio, se detectaron 13 ciclones intensos por temporada en la región en los 20 años estudiados (habiendo años con sólo 5 eventos y otros con 24).

El estudio arrojó otro resultado interesante. Estos ciclones de mayor intensidad se están produciendo con más frecuencia en los últimos años. "Lo que concluimos es que en estos veinte años el promedio por temporada tuvo una tendencia significativa al aumento. Es decir, si esto fuera lineal, podemos decir que en el 2014 habría ocho eventos más que en 1995 (el primer año estudiado) en estos meses de invierno", dijo a Montevideo Portal Natalia Gil.

El número de estos eventos por temporada "presenta una tendencia positiva significativa, con una pendiente de 0,4 eventos por año", indica su trabajo, lo que tal cual explicara la licenciada significa que en 20 años el número de ocurrencias de ciclones intensos aumentó en ocho casos.

Su estudio permitió distinguir además en qué mes se producen los ciclones más fuertes. "Al tomar todos los eventos detectados por el algoritmo, estudié la duración, intensidad y tiempo de vida en los distintos meses. Llegué a la conclusión de que en julio se dan los eventos con intensidades mucho mayores. En setiembre, por el contrario, en general ocurren eventos que recorren trayectorias más largas y tienen tiempos de vida más largos, pero no son los más intensos", destacó Natalia.

Los eventos encontrados en la región de estudio están caracterizados por tener un tiempo de vida medio de 57,3 horas (aproximadamente 2,5 días) y recorren distancias que rondan los 2.000 kilómetros.

En Uruguay

El estudio de Natalia se centró también en los ciclones que se forman en la subregión específica que comprende a Uruguay, centro-este de Argentina y sur de Rio Grande del Sur (es decir, los que afectan más directamente nuestro territorio), que conforman el 20 % de los ciclones intensos estudiados en la región.

Se encontró que en promedio hay 2,7 eventos de este tipo por año y principalmente ocurren en los meses de julio, agosto y setiembre. Se caracterizan por tener en promedio trayectorias recorridas de 2.600 km y una duración de 70 horas, contó la licenciada Gil.

Estos sistemas "tienen la característica que se generan sobre el continente y sobre el Río de la Plata y se desplazan hacia el sureste en su mayoría, para desaparecer sobre el océano Atlántico sur".

Al igual que sucede en el estudio de la región más amplia, setiembre es el mes donde se detectaron los sistemas con mayores trayectorias recorridas y mayor duración, y julio es el mes con "sistemas de intensidades mayores".

El resultado del estudio da a entender que en los años con eventos Niña "se ve favorecido el desarrollo de ciclones intensos en nuestra región mientras que en años con eventos Niño el desarrollo de estos eventos se ve desfavorecido".