Contenido creado por Martín Otheguy
Política

Y no había VAR

Chediak: etapa de Mujica fue judicialmente "la más negra" después de la dictadura

"Todos los precios que dentro de una democracia se nos podían hacer pagar se nos hicieron pagar", dijo el exjuez.

27.11.2020 09:10

Lectura: 3'

2020-11-27T09:10:00
Compartir en

Jorge Chediak, secretario nacional de la Secretaría Nacional para la Lucha contra el Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo (SENACLAFT) y juez durante 42 años, fue el invitado de este jueves en el programa Quien es quien, el periodístico semanal que conduce Gustavo Vaneskahian en Diamante FM y TNU los jueves a las 22:30 horas.

En la nota, Chediak contó que en enero tuvo un ofrecimiento para postularse a la intendencia de Montevideo por parte de la coalición multicolor (tras invitación del Partido Colorado) y que lo aceptó, pero no hubo consenso entre todos los partidos y finalmente quedó en la nada.

"Estuve 42 años con veda absoluta (de hablar de política) so pena de destitución", contó Chediak, que dijo que sin embargo supo expresarse "entre líneas" y "con respeto".

"Sirven de ejemplo los cinco años más complicados que haya tenido el Poder Judicial desde el retorno a la democracia, que fueron los de la presidencia de don José Mujica. Esos años fueron los de relacionamiento más ríspido con el Poder Judicial y dentro de lo posible tratamos de explicitar las diferencias y explicar por qué determinadas leyes importantes para su Gobierno fueron declaradas inconstitucionales", contó.

"No arrancamos muy bien, porque al inicio del período se da la situación por los diferendos salariales, por los incrementos a los ministros del Estado que terminó arrastrando a todo el Poder Judicial, porque (los salarios) están todos enganchados. Eso inició un diferendo que como todos fue más grave al principio. Duró ocho años y se prolongó a gran parte del segundo Gobierno de Vázquez", agregó.

Contó que eso hizo que "durante todo el período del Gobierno de Mujica las relaciones fueran muy tensas". "En esa dinámica de confrontación, todos los precios que dentro de una democracia se nos pudieran haber hecho pagar se nos hicieron pagar. Nos excluyeron del Presupuesto (el poder Judicial es el inciso 16). No existíamos y no se nos aprobaban ni siquiera las normas sin costo. Nos hicieron sentir el descontento", puntualizó.

"Si nos querían transmitir que estaban enojados lo hicieron con éxito. De nuestra parte también lo estábamos, sufrimos todas esas agresiones", agregó.

"Hubo independencia total", dijo sin embargo, y aseguró que no influyó en la objetividad de los jueces que las normas sobre las que debían decidir los afectaran directamente. "Cuando otros escalafones del inciso 16 (técnicos, defensores, funcionarios) hicieron juicio contra el Estado para obtener los aumentos que se habían negado en base a la ley que declaramos inconstitucional, todos ganaron. Salvo los jueces, porque por la estructura ética de los jueces, todos fueron excusándose de entender como jueces en su propia demanda. El único juicio en que no se avanzó, sabiendo que estaba ganado, fue ese, porque ningún juez quiso asumir el determinar algo que lo iba a beneficiar. Y eso no trascendió, pero la realidad fue esa. No ganamos nuestro juicio porque no pudimos llevarlo adelante", afirmó Chediak.

Cuando Vaneskahian le pregunta si la etapa de Mujica fue la más negra judicialmente en su carrera, dijo que "no se puede comparar con la etapa del sojuzgamiento del período militar", pero "del 85 para acá" sí fue la etapa más negra del Poder Judicial.

"Cumplimos nuestro deber y les molestábamos. Trataban de hacernos ver que estaban enojados", comentó, pero dijo sin embargo que en lo personal nunca dejó de tener buen relacionamiento con José Mujica.