Curiosidades

Continuará

Caso de la presunta “enana psicópata”: apareció mujer que dice ser su madre biológica

La ucraniana Volodymyrivna Gava dice ser la madre de Natalia, y que es una niña, no una enana.

09.10.2019 09:00

Lectura: 8'

2019-10-09T09:00:00
Compartir en

La historia de Natalia, la niña abandonada por sus padres adoptivos que la acusaron de ser una psicópata que "quería matar a toda la familia", tiene un nuevo capítulo. Volodymyrivna Gava, una mujer que vive en la ciudad de Mykolaiv, al sur de Ucrania, dijo al periódico británico Daily Mail que es ella la madre biológica de Natalia Barnett.

La mujer, de 40 años, negó Natalia sea una psicópata adulta que se hace pasar por niña. Volodymyrivna le contó al citado medio que tuvo que separarse de su hija el 4 de sptiembre de 2003 debido a las graves discapacidades de la menor de edad.

"Hija, perdóname por lo que sucedió hace 16 años. Visítame pronto para verte", dice la mujer entre lágrimas en la videoentrevista concedida al tabloide inglés . "Realmente quiero verla. Espero que cuando cumpla 18 años venga a Ucrania y me encuentre. Me gustaría abrazarla y disculparme".

Según las declaraciones de Gava, ella se había divorciado del padre de Natalia antes de su nacimiento. Sobre las razones por las que abandonó a su hija, explica que los doctores le aconsejaron que se alejara de ella: "Sufrí ... dar a luz a ella. Los médicos me la mostraron e inmediatamente me dijeron que no me debía llevar a la niña porque tenía una patología compleja", cuenta la mujer. " Ella tenía piernas pequeñas y cortas, brazos pequeños y cortos, y no tenía cuello".

"Los médicos me dijeron que dejara a la bebé: " Déjala, no arruines tu vida". Tanto ellos como mi madre me dijeron que la dejara", cuenta Gava.

La mujer le entregó un documento al medio de comunicación que comprueba que la bebé fue ingresada en octubre de 2003 a un orfanato donde vivió por cinco años, según recoge el portal estadounidense Univisión. Luego, las autoridades contactaron a Gava para decirle que la niña estaba a punto de ser adoptada por una pareja estadounidense.

Según los documentos citados, Natalia fue adoptada inicialmente por una pareja de New Hampshire llamada Dyan y Gary Ciccone, quienes fueron consultados peor dijeron que no querían hablar sobre el tiempo que tuvieron a la niña. Para mediados de 2010, Natalia estaba al cuidado de una agencia de adopción en Florida que ofreció a Kristine y Michael Barnett la oportunidad de adoptarla.

Sobre Michael, de 43 años y Kristine, de 45, ambos de Indiana, Volodymyrivna dijo que había leído que la habían intentado ingresar dos veces un centro mental y, que por fotos, ha conocido a los presuntos padres adoptivos que la abandonaron.

"Ahora vive en Estados Unidos con padres adoptivos que quieren deshacerse de ella. Pensé que todo estaba bien con ella y resultó que no todo estaba bien", cuenta la ucraniana.

Gava aclaró que su hija se llama Natalia y no Natasha como algunos medios de comunicación han asegurado. Además, la mujer tiene cuatro hijos más, dos varones y dos niñas. La hermana mayor de Natalia, Julia, de 20 años, está a punto de tener un bebé, añadió.

'Natalia pronto se convertirá en tía, mi hija está embarazada ahora. Ella dará a luz en febrero", agregó.

Esto es lo que se sabe de la niña

Según pruebas fotográficas, que obtuvo el medio español El Confidencial, en 2016 Natalia abandonó Lafayette para reubicarse, al parecer en Indianápolis, con la familia Mans, con quienes habría permanecido al menos hasta el año pasado. En las imágenes de Facebook se puede ver a la niña junto a los hijos de la pareja, una familia cristiana practicante.

Recienetmente, los padres adoptivos de Natalia Barnett, Kristine y Michael Barnett, han sido acusados de negligencia por mudarse a Canadá sin ella. Terrance Kinnard, el abogado defensor de Michael, ha reconocido públicamente que Grace no era adulta, pese a lo que afirmó en la reciente entrevista con el 'Daily Mail'. Por el contrario, ha resaltado la versión de su cliente: " Natalia era una menor de edad cuando la abandonamos. Kristine le pidió que dijera, si le preguntaban, que tenía 22 años", dijo.

Michael y Kristine han declarado bajo juramento que adoptaron a Grace en Florida en 2010. Según la pareja, la niña en ese momento tenía 6 años.

Los documentos de la corte señalan que los padres adoptivos empezaron a tener problemas con la niña luego de que Elizabeth la vio desnuda y notó que tenía vello púbico: "Me quedé en 'shock", declaró. Así que empezaron a dudar de la verdadera edad de Natalia.

Según informes médicos de 2010 obtenidos por la cadena televisiva estadounidense NBC, Grace tenía casi 8 años y padecía de displasia espondiloepifisaria congénita, una rara enfermedad genética que resulta en baja estatura y anomalías esqueléticas que afectan principalmente a la columna vertebral y los huesos largos de los brazos y las piernas.

Una ponencia presentada en el IX Congreso Hispano de Ortopedia y Traumatología revela que los cambios físicos que estaba experimentando Natalia son normales por su padecimiento: "(En algunos casos ladisplasia ósea aparece pubertad precoz, con la aparición de menstruaciones regladas en edades muy tempranas, alrededor o antes de los 7 años, junto con un gran desarrollo y maduración sexual, tanto en los genitales externos como internos", se lee.

Los registros judiciales muestran que los Barnett no quedaron satisfechos con esta versión médica y, en 2012, pidieron a otro medio que realizara un examen óseo. Este nuevo estudio determinó que probablemente la niña tenía 11 años, un año más de lo que se pensaba anteriormente.

La pareja fue a un tribunal de sucesiones de Indiana y cambió legalmente la edad de Natalia a 22 años. Las autoridades aún no han explicado cómo pudieron hacerlo, pero Kristine Barnett entregó al noticiero News 8 una copia de una carta supuestamente autorizada por el un médico de IU Health que aseguró que la edad de la niña era "claramente inexacta", ya que ella tenía los dientes y las características sexuales de un adulto.

Según la versión de la madre, en 2012 Natalia había tratado de lanzarla contra una verja electrificada, por lo que fue internada en una unidad psiquiátrica.

El hermanastro y su futuro

La familia Barnett fue entrevistada el 17 de enero de 2012 en el programa "60 Minutes" para hacer un especial sobre Jake, uno de los hijos de la familia, que era un estudiante estrella de la Universidad de Indiana.

El menor de edad, según se puede ver en ese programa, con sólo 13 años había publicado un artículo en una prestigiosa revista científica. Durante la grabación, Michael y Kristine Barnett, fueron entrevistados. Pero, en las imágenes también se logra ver a la hija adoptiva de la pareja, en una mesa, sentada junto a Kristine.

El profesor de Jake dijo a News 8 que recuerda haber conocido a la niña en un evento donde se invitó a las familias. News 8 interrogó a Jake, quien no dijo mucho, y solo confirmó que la niña estuvo presente durante su infancia hasta 2013. Informes noticiosos dicen que hacia setiembre de 2013, la familia se mudó a Canadá para que Jake pudiera seguir estudios de física.

Luego de todos los éxitos de Jake, el Instituto Perimeter de Física Teórica, ubicado en la ciudad canadiense de Waterloo, se interesó por el joven y la familia se dispuso a trasladarse para que estudiara física teórica. Sin embargo, en los planes nunca estuvo Natalia.

Según la declaración jurada de los padres, los Barnett alquilaron un apartamento en la ciudad de Lafayette y la dejaron allí con el alquiler pagado durante un año. El cambio legal de edad habría servido para garantizar a la joven cupones de comida y acceso a tratamiento psiquiátrico.

A pesar del éxito académico de Jake, el matrimonio no iba nada bien y, el 3 de febrero de 2014, Michael Barnett solicitó en el Tribunal Superior de Hamilton una petición de divorcio de Kristine, según documentos públicos.

En el momento de abrir el expediente, el marido tenía registrada su vivienda en la misma residencia familiar en la que los Barnett habían criado a sus tres hijos a las afueras de Indianápolis. La mujer vivía entonces en New Hamburg, Ontario (a 25 kilómetros de Waterloo) y la niña seguía alojada en el apartamento de Lafayette.

Cuando se acabó el plazo del alquiler, la joven fue expulsada de la vivienda y ahí fue cuando el condado de Tippecanoe intervino y abrió el proceso judicial que ha reavivado el caso. Por el momento, no se ha confirmado la nueva fecha para que la pareja vaya a corte. Ambos se encuentran en libertad tras abonar una fianza de 5.000 dólares.