Internacionales

Vuelta de tuerca

Caso María: Uruguay se niega a entregar a la niña a su padre en Barcelona

Se trata de un “conflicto diplomático de primera orden” sugiere medio español.

04.10.2019 10:05

Lectura: 3'

2019-10-04T10:05:00
Compartir en

Ayer, el Ministerio de Relaciones Exteriores le pidió a la Embajada uruguaya en España, y al Consulado uruguayo en Barcelona, que se contacten con las autoridades españolas para manifestar la "preocupación ante una sentencia improcedente" en el caso María.

Días atrás, la Justicia española falló para que, a partir de este viernes, la niña quede a cuidado de su padre, quitándole la tenencia a la madre. Desde diversos colectivos sociales en Uruguay se manifestó la "indignación" por esta resolución que le entrega la menor a su padre, denunciado por abuso sexual contra la niña.

En un comunicado, la Cancillería comentó que se ha venido "atendiendo y asistiendo" a la niña y su madre desde el primer día en que llegaron a España, y ante esto se decidió intervenir en el asunto.

Para el ministerio, la sentencia judicial es "improcedente" de conformidad con el Derecho Internacional. Además, exhortan a las autoridades españoles a que la "resolución de la situación se lleve cabo atendiendo el interés superior de la niña".

En la mañana del viernes, el consulado de Uruguay en Barcelona se negó a entregar a la niña cuya madre estaba obligada por parte de la justicia española a dejarla en custodia del padre. Según sentenció una jueza de Vielha (Vall d'Aran), la mujer debía llevar a su hija al consulado para que minutos después la recogiera su progenitor. Sin embargo, el cónsul Juan Pablo Tagliafico ha notificado al hombre que no entregaba a la menor porque no es competente para ejecutar una sentencia española. Así lo informa el medio local El Periódico, que califica el episodio como "onflicto diplomático de primera orden".

María, la madre de la niña, se presentó poco antes de esa hora en un coche custodiado por los Mossos d'Esquadra (policía de la autonomía catalana) , tal y como había ordenado la jueza, y se dirigió con su abogado, Mario Guerrero, a las dependencias del consulado, que fueron cerradas con llave. Una hora después se ha presentado el padre con su abogado y, entonces, el consulado les notificó formalmente que no les entregaría a la menor porque no es competencia suya.

El padre se puso en contacto con el juzgado para explicar lo ocurrido, y desde dependencias consulares se ha dejado claro que no atenderían a las solicitudes que pudieran llegar por parte del juzgado. Asimismo, en su comunicado a la prensa, la cancillería uruguaya resalta que la sentencia en que se obliga a entregar a la menor en su consulado "no es conforme al Derecho Internacional, vigente sin reservas en Uruguay y en el Reino de España, la cual recoge las normas del Derecho Internacional Consuetudinario".

"La mencionada sentencia desconoce la inviolabilidad de los locales prevista en el artículo 31 de la mencionada convención, como así también la inviolabilidad personal de los funcionarios consulares conforme al artículo 41 [...] al disponer que el Consulado General de la República en Barcelona asuma una determinada función, como la de ejecución de una sentencia judicial y que todo ello ocurra bajo apercibimiento de intervención policial, considerando ésta una extralimitación grave".