Contenido creado por Sergio Pintado
Policiales

El horror

Caso Inti: Fiscalía analiza hipótesis de posible “ritual” detrás del crimen

La gravedad de las lesiones sufridas por el niño podrían abonar esa posibilidad. El detenido será sometido a una pericia psiquiátrica.

24.09.2018 20:38

Lectura: 2'

2018-09-24T20:38:00
Compartir en

Montevideo Portal

La Fiscalía maneja como una hipótesis que el crimen del niño Inti Nahuel Lois estuviera vinculado a algún tipo de "ritual", en virtud de la gravedad de las lesiones que recibió.

Según informó Subrayado, la fiscal del caso Daviña Viera analiza varios elementos encontrados en la escena del crimen y el informe preliminar elaborado por el forense.

De acuerdo a información manejada por el noticiero, la gravedad de las lesiones encontradas en el cuerpo del niño podrían estar vinculadas con la realización de algún tipo de "ritual".

Según los resultados de la pericia forense, el cuerpo tenía "traumatismo de cráneo con fractura de hueso temporal izquierdo, sin lesiones macroscópicas, estrangulamiento con hematoma en cuello profundo con marcas de manos y se encontró agua y tierra en vía área".

El documento de formalización del adolescente de 17 años que fue internado en Inisa por un delito de homicidio, señala que testigos del hecho lo vieron el viernes en una zona cercana a donde fue encontrado el cuerpo.

La fiscal Viera dijo este lunes también a Carve que cree que "las evidencias están" como para condenar por el crimen al adolescente.

"Hay varios testigos que lo vieron con el niño en la zona y después lo vieron salir solo con las dos bicicletas, la de él y la del niño", dijo, aunque aclaró que solo esos testimonios no son suficientes y que mientras se realiza la formalización se van procesando otras pruebas que aún no están listas, como las pericias forenses.

Agregó que se solicitó una pericia psiquiátrica para el sospechoso, luego de que la madre asegurara que el adolescente tiene trastornos psiquiátricos. El joven reconoce haber estado con el niño pero no los hechos de los que se le acusa. Además, acusó a otras personas, pero se demostró que estas se encontraban trabajando en el momento del crimen.

En tanto, la familia del adolescente formalizado por el crimen debió abandonar el barrio en el que vivía, ante las amenazas de los vecinos. 

Montevideo Portal



\