Economía

En mi país, qué tristeza

Casi la mitad de los niños del Uruguay vive en los hogares más pobres

Casi la mitad de los niños del Uruguay viven en los hogares de menos recursos, según un informe del INE. Entre los jóvenes de todo el país, el 16,5 % no estudia ni trabaja, y entre las mujeres se dan los porcentajes más altos tanto entre quienes estudian y trabajan como entre quienes no estudian ni trabajan. Informe completo.
10.09.2015 16:55
2015-09-10T16:55:00

El 49,2 % de los niños y niñas del país vive en hogares cuyo ingreso se encuentra en el primer quintil de ingresos, por lo que casi la mitad de los niños de entre 0 y 11 años están en los hogares de menores recursos.

Estos datos surgen del informe sobre los principales resultados de la Encuesta Continua de Hogares 2014, divulgado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística. Según este trabajo, para la totalidad de los hogares del país la pobreza alcanza 6,4 %, mientras que este porcentaje aumenta al 14,7 % entre los hogares donde residen niños menores de 12 años.

Además, la pobreza aumenta a medida que crece la cantidad de menores en el hogar. Así, la pobreza es del 9,5 % entre los hogares con un único niño, en los hogares con tres o más menores es del 37,8 %.


El 16,5 % de los jóvenes no estudia ni trabaja

El informe, que puede consultarse completo al pie de esta nota, analiza también la situación de los jóvenes (población comprendida entre los 19 y los 29 años) en su relación con el estudio y el trabajo.


De acuerdo con estos datos, el 12,3 % de los jóvenes estudia y trabaja, el 31,9 % estudia y no trabaja, el 39 % no estudia y trabaja y el 16,5 % no estudia y no trabaja.

 

El 3,1 % de los jóvenes de 14 años está trabajando, y ese guarismo crece al 81,3 % en el grupo comprendido entre los jóvenes de entre 26 y 29 años. El mayor salto porcentual se da entre los grupos etarios 15 a 17 y 18 a 25 años, donde el porcentaje de quienes trabajan pasa de 10,5 % a 59,5 %.

Independientemente del grupo etario, las mujeres asisten más a la educación que los hombres, y los hombres que trabajan son siempre más que las mujeres.

En tanto, en la apertura por sexo de los jóvenes, según su inserción en la educación y en el mercado de trabajo, se aprecia que mientras entre las mujeres el grupo mayoritario lo constituyen quienes solo estudian, entre los hombres son mayoría los que solo trabajan. Entre las mujeres, es mayor la proporción de quienes estudian y trabajan, que entre los hombres; y también lo es (17,1 %) la proporción de las que no estudian ni trabajan.


La mayoría de los jóvenes que no estudian ni trabajan, alcanzan como máximo nivel educativo la Educación Media Básica, y entre estos la amplia mayoría no lo han completado.

 

Principales Resultados ECH 2014

Montevideo Portal