Contenido creado por Martín Otheguy
Política

Rosca tarifada

COFE: "Nuevamente el presidente incumple el compromiso asumido"

"En nueve meses la UTE subió más de un 16 %, la OSE un 17,8 %, los celulares un 16,7 % y el internet un 20,2 %", señaló el gremio.

30.12.2020 13:50

Lectura: 3'

2020-12-30T13:50:00
Compartir en

Tras el anuncio de la suba de tarifas para este año, cuyos montos fueron justificados por el Gobierno y criticados por la oposición, la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE) emitió un comunicando expresando su rechazo a la decisión.

"Este aumento de tarifas es el segundo aumento en menos de un año. Recordamos que el 1 de abril de 2020 el aumento fue en OSE del 10,7%, en UTE 10,5% y Antel 9,78 %", señala COFE al comienzo.

Agrega que "el aumento tarifario, funciona como un impuesto encubierto, que provoca una pérdida significativa de poder adquisitivo de la población y que profundiza el ajuste fiscal que se está aplicando en nuestro país desde el 11 de marzo de 2020 (Decreto 090/2020) y materializado con mayor énfasis en la Ley de Presupuesto Quinquenal (Ley 19.924)".

"La Ley de Presupuesto consagra una rebaja salarial permanente y significativa para los trabajadores públicos. El ajuste de salario en enero de 2021 será de aproximadamente un 4 %. Si la inflación del año cierra en el entorno de un 9 % se producirá una pérdida del salario del 5 %. También los trabajadores del sector privado tendrán ajustes menores que la inflación y lo mismo sucederá con las jubilaciones y pensiones de nuestro país", agrega el gremio.

"El nuevo aumento de las tarifas en todos los casos es superior al ajuste salarial así como también supera la inflación acumulada desde abril a diciembre. En efecto: la gasolina sube 6,19%, el supergás 6,9%, la electricidad 5%, el agua 6,5%, los celulares 6,3% y los servicios de internet 9,5%. En nueve meses la UTE subió más de un 16 %, la OSE un 17,8 %, los celulares un 16,7 % y el internet un 20,2 %", señala.

"Los servicios públicos son fundamentales para la población, pero en medio de la emergencia sanitaria su consumo se hacen imprescindibles. El Gobierno fija las tarifas públicas y es el responsable de aumentar el costo de vida de los uruguayos, en una situación de emergencia sanitaria, con decenas de miles de uruguayos desempleados, con cientos de ollas populares y merenderos en todo el país, con una rebaja salarial para el conjunto de los trabajadores así como también para jubilados y pensionistas", opina COFE.

"Esta decisión del Gobierno se sustenta en la visión de bajar el déficit fiscal sobre la base de rebajar el salario, reducir los puestos de trabajo ambas acciones tanto en lo privado como en lo público y aumentar las tarifas de los servicios públicos. Nuevamente el presidente de la República, Dr. Luis Lacalle Pou, incumple el compromiso asumido durante la campaña electoral. Se comprometió a no subir las tarifas públicas y las subió. Se comprometió a mantener el salario real pero el salario se rebajó. Por todo lo anteriormente señalado rechazamos estas medidas. Es absolutamente inadecuado utilizar las tarifas como un impuesto encubierto, para cumplir los objetivos de un ajuste fiscal que en las actuales condiciones son absolutamente inaceptables", apunta luego.

"Por el contrario, el gobierno debería apoyar a los sectores más vulnerables de la sociedad que hoy sufren los efectos económicos y sanitarios de esta crisis, subvencionando estas tarifas", concluye COFE.

 


Te puede interesar Ferreri: con aumento de tarifas Gobierno "incumplió groseramente" sus promesas