Contenido creado por Gerardo Carrasco
Internacionales

Vida dura

Brasil: niño que llamó a la policía porque tenía hambre recibe donaciones

Miguel, de 11 años, no soportó ver a su madre llorando en un rincón. “Pedí el teléfono y llamé”, dijo.

05.08.2022 14:17

Lectura: 2'

2022-08-05T14:17:00
Compartir en

Miguel tiene 11 años y vive con su madre y cinco hermanos en Santa Luzia, en las afueras de la ciudad brasileña de Belo Horizonte.

Esta semana, el niño se convirtió en noticia debido a un acto desesperado.

El martes, y cuando su familia atravesaba una situación harto adversa, el niño tomó el teléfono y llamó a la línea 190 del servicio de emergencia de la Policía Militar. Cuando lo atendieron, denunció que él y su familia estaban pasando hambre.

Poco más tarde, la familia recibió una canasta con suministros, remitida de forma solidaria por los policías. El caso se conoció rápidamente en el barrio de San Cosme, donde vive la familia, y las donaciones se multiplicaron. Además de alimentos e insumos básicos, también llegaron juguetes para los niños.

Según informara el portal noticioso G1, antes de las donaciones la familia no tenía más que algo de fubá (harina de maíz) y harina de trigo, ingredientes que, mezclados, constituían el almuerzo y la cena. Luego, gracias a los aportes recibidos, pudieron incorporar arroz, porotos y salchichas.

La madre de Miguel, Célia Arquimino Barros, de 46 años, dijo a TV Globo que lleva cinco años sin trabajo. Los ingresos de la familia procedían de Auxílio Brasil (programa de asistencia del gobierno federal), y con ellos debe mantener a sus seis hijos.

Célia hacía tres semanas que no compraba alimentos y en los últimos tres días se había alimentado solo con agua y harina de maíz, según informó a la mencionada televisora el teniente Nilmar Moreira de la Policía Militar.

“Solo tenía harina de maíz y de trigo. Llevábamos como tres días así. Las cosas se habían terminado hacía más de 20 días” y de la última compra apenas quedaba “un poquito de arroz”, confirmó Célia.