Policiales

Santos y demonios

Balbi: "no hay elementos que vinculen a Morabito con hechos delictivos desde 1994"

El ciudadano italiano, acusado de pertenecer a la mafia calabressa, vino a vivir a Uruguay en 2002 y se dedicaba al comercio de soja. "No hay ningún elemento que vincule a Morabito con algún hecho delictivo desde el año 1994", dijo Balbi.

04.09.2017 08:16

Lectura: 3'

2017-09-04T08:16:00
Compartir en

R.M o, como su alias, Francisco Antonio Capeletto, quien es uno de los delincuentes italianos más buscados en el planeta, fue detenido este sábado en Uruguay. El sujeto perteneció desde 1988 hasta 1994 a una organización delictiva dedicada al tráfico internacional de drogas: el cartel Ndrangheta de la mafia Calabressa. En dicha organización, tenía la función de organizar el transporte de droga en Italia y su distribución en Milán.

En tal sentido, se le acusa de haber organizado el transporte a Italia de 32 kg de cocaína, hecho por el cual el pasador que debía llevarla fue detenido en Francia el 21/01/1993 y la droga decomisada.

También intentó transportar 592 kg de cocaína de Brasil a Italia, pero el 16/07/1992 la droga fue incautada en Brasil. Por último, el 21/04/1993 organizó el transporte de 630 kg de cocaína.

Fueron seis meses en los que la Policía uruguaya, junto con Interpol, trabajaron para dar con el paradero de R.M, quien obtuvo documentación uruguaya presentando documentos brasileños como "Francisco Capeletto". Este sábado, luego de varias tareas de vigilancia, equipos de la Dirección de General lo detuvieron en un hotel céntrico de Montevideo.

De los análisis surgió un domicilio en Maldonado, que se allanó por orden del Juzgado de 2º Turno de Maldonado. Allí se logró la detención de una mujer, esposa del detenido, y se incautaron armas, celulares, casi 55 mil dólares, tarjetas de crédito, fotos y un auto.

Culminada la audiencia se dispuso el procesamiento con prisión de Rocco Morabito por la comisión en calidad de coautor de tres delitos de falsificación de cédula de identidad y de pasaportes en reiteración real con un delito continuado d falsificación ideológica por un particular en calidad de autor. Además, se dispuso el arresto preventivo por tres meses, con el fin de lograr la extradición hacia Italia.  

El abogado del procesado, Alejandro Balbi, dijo al diario El Observador que hace 15 años su cliente tiene una vida normal en el país y que no hay ningún elemento que vincule a Morabito con algún hecho delictivo desde el año 1994. Según el profesional, el italiano se ha desempeñado en negocios de compra y venta, y también en el área agrícola en el rubro de la soja.