Locales

Contraataque

Ariel Pfeffer: "Durante el juicio quedará probada mi absoluta inocencia"

El empresario, formalizado en la operación Océano, iniciará acciones civiles contra quienes informaron que es investigado por estafa.

04.06.2020 08:15

Lectura: 4'

2020-06-04T08:15:00
Compartir en

El empresario Ariel Pfeffer es una de las personas formalizadas por la operación Océano, que investiga la explotación sexual de menores.

Pfeffer, uno de los líderes de la iniciativa empresarial #NoscuidamosEntreTodos, que recaudó fondos para el coronavirus, fue uno de los nombres más difundidos en la prensa debido a su alto perfil y a que se publicaron artículos no solo sobre su implicación en este caso sino también sobre presuntas estafas por las que se lo investiga.

Los abogados de Pfeffer facilitaron a Montevideo Portal una declaración del empresario en la que alude a las acusaciones mencionadas.

"En los últimos días se hizo pública mi formalización por un caso que se encuentra en la órbita de la Justicia. Al respecto, y en virtud de la reserva que la Fiscalía ha solicitado para proteger a las víctimas y resguardar las investigaciones en curso, sólo puedo decir que tengo confianza absoluta en la Justicia de mi país y la certeza de que durante el proceso que se inicia quedará probada mi absoluta inocencia", comienza la carta.

"Lamentablemente hay quienes han utilizado esta coyuntura para difundir falsedades y calumniarme profesionalmente. Han afirmado, sin siquiera chequear la información, que he sido demandado por estafa en Canadá y que tengo embargos por mi actividad empresarial en Brasil. Y todo eso es mentira", prosigue Pfeffer.

"Persiguiendo vaya a saber uno qué intereses económicos o empresariales, hay quienes han iniciado una campaña difamatoria en mi contra. Y no voy a permitir que se manche mi trayectoria y mi reputación inventando hechos inexistentes, inventando denuncias o causas, y provocándome todo tipo de perjuicios a nivel local e internacional", agrega el empresario.

Como prueba adjuntó documentos para demostrar que no fue demandado en Canadá y que no está embargado en Brasil.

"Contrariamente a lo que algunos periodistas han difundido en medios y redes sociales, nadie me ha demandado en Canadá. Muy por el contrario, soy yo quien ha demandado e iniciado una causa que está en curso", aclara.

"Si alguien quiere comprobar la veracidad de mis dichos, bastará con repasar la documentación que adjunto y, si desean ampliarla, con comunicarse con mis abogados en Canadá, que se encuentran a disposición. Lamento que haya periodistas y medios que se hayan prestado a una campaña de difamación en mi contra sin antes haber cumplido con el mínimo deber profesional de contrastar su información yendo a la fuente", puntualiza Pfeffer.

El documento brasileño es del Ministerio de Hacienda, un comprobante que señala que su situación está regularizada. El otro documento es el inicio de una demanda de Pfeffer contra la empresa canadiense Legacy Eight LTD, dedicada al juego online.

"Es falso que exista en Brasil una ejecución fiscal en curso en mi contra. Trabajé en aquel país durante casi 20 años, al frente de una empresa que a lo largo de su trayectoria llegó a tener miles de empleados, cientos de proveedores y millones de clientes. Ya he solicitado a los registros de aquel país los certificados que demostrarán la falsedad de lo señalado públicamente por parte de quienes, tampoco en este caso, cumplieron con comunicarse conmigo para poder contrastar una información que alguien, con alguna intención, proporcionó", apunta.

"En las últimas horas, he instruido a mis abogados en Uruguay para que den inicio de acciones civiles contra quienes, de manera irresponsable, difundieron en medios y redes sociales informaciones falsas que me han ocasionado un claro perjuicio personal, reputacional y económico, así como contra quienes contribuyeron a tal infamia. Finalmente quiero agradecer a los centenares de personas que, en forma personal o telefónica, se han acercado a mí y a mi familia para manifestarnos su apoyo y darnos su aliento. Gente que me conoce y sabe en la forma en que procedo, en la vida y en los negocios, y que me ha hecho entender que hay razones por las que vale la pena seguir luchando para que la verdad salga a luz", concluye su carta.