Política
Va por más

Andrade en Dirigentes: “En materia de distribución de la riqueza movimos muy poco la aguja”

El precandidato por el Frente Amplio Oscar Andrade habló sobre los desafíos de un cuarto gobierno del Frente Amplio, de la necesidad de tomar medidas impositivas para combatir la desigualdad y explicó por qué 130 mil jubilados ganan menos de 13 mil pesos.
30.10.2018
2018-10-30T07:47:00

El precandidato a la Presidencia de la República, Oscar Andrade habló en Dirigentes sobre un eventual gobierno suyo y defendió las políticas que realza el sindicato de la construcción para reducir la desigualdad: “No hacemos discursos sobre las cosas que hay que hacer en los barrios, hacemos cosas en los barrios”, afirmó. Lo que sigue es un resumen de la entrevista

Cuando comenzó a plantearse tu nombre como precandidato decías que era difícil, por ser comunista y obrero. ¿Qué cambió?

También la cuestión general, pasados apenas los 40 es difícil. Escuché a otros. Cuando se convocó la actividad del 18 de agosto, que es un poco el movimiento que conforma la candidatura había compañeros que entendía que la izquierda estaba con mucha debilidad para enfrentar la campaña y una de las partes de esa debilidad es el enorme retraso en la síntesis política de las transformaciones. Tenés mayor incremento de las políticas sociales pero cada vez menos defensa de las políticas sociales, como una seña de identidad del campo popular. En materia de seguridad nos ha costado ir a un abordaje integral y hemos ido a un abordaje que trata el tema desde el punto de vista represivo o cómo las relaciones con el movimiento organizado encuentran mayores cortocircuitos. El proceso económico que más crecimiento va a tener este año es el de Evo Morales, que provino de las luchas sindicales.

¿Cuál es el peso del PCU en la precandidatura porque siempre se dijo desde el Partido que Andrade tenía su propia hinchada?

No sé quién dijo eso

Juan Castillo

Es un dato de la realidad. Hay una cantidad de compañeros de frenteamplistas independientes que impulsaron la discusión de la candidatura como un aporte para discutir un relativo distanciamiento entre las fuerzas de izquierda en el gobierno y las fuerzas de la militancia en la sociedad. Cuando el año que viene enfrentemos proyectos de país lo que queremos significar es que la política es un terreno donde se lucha contra las desigualdades, que tiene los niños que nacen vulnerados, los trabajadores precarios, las empresas cooperativas, y que el papel del Estado es relevante a los efectos de ensanchar las posibilidades de quienes tiene menos posiblidades. Esos significados hay que volverlos a instalar porque si no pareciera que solo nos queda administrar la cosa pública, y nosotros administramos con un sentido social

"La política es un terreno donde se lucha contra las desigualdades"

En las últimas elecciones de los gobiernos colorados, uno podía decirle al candidato del oficialismo:´Si quiere hacer todo eso, hágalo, usted está en el gobierno´. Ahora pasa un poco lo mismo con el Frente Amplio.

Es así, hay temas que son del balance de lo hecho que no son hacia adelante. ¿Se está en las mismas condiciones que en 2004? ¿Es que no se hizo nada? ¿Es que no hay negociación colectiva, ley del trabajador doméstico, ley de responsabilidad empresarial? ¿En materia de seguridad social estamos igual? ¿En materia de DDHH? ¿No se entró en los cuarteles, no hay juzgados a sus principales responsables? ¿En materia de salud, no se equipararon los recursos? ¿En materia de educación siguen siendo los peores salarios del mundo, al UTU no tuvo una transformación importante? ¿En políticas sociales no teníamos 60% de los niños debajo de la pobreza? El 19% de hoy nos duele pero no es igual que el 60% cuando asumió el Frente Amplio. Tenemos mucho para avanzar en materia de vivienda, en materia de deserción estudiantil en secundaria, sobre todo en los más pobres.

Ahí tenemos una diferencia de cinco veces. Los adolescentes del quintil más pobre terminan la enseñanza media cinco veces menos que los del quintil más rico

Ese es el centro. La deserción tiene una cuestión social. Es multicausal. Tendríamos que animarnos a tener un sistema de becas para los porcentajes más vulnerados. En las cárceles, la mayoría además de ser jóvenes, varones, pobres la inmensa mayoría no terminó el ciclo básico, el problema de las adicciones.

¿Por qué crees que el gobierno no trata adecuadamente ese problema?

No hemos logrado tener un abordaje integral. Entramos en una discusión de la seguridad, que hay que atender. Cuando una persona sufre un delito necesita una respuesta eficaz. No estamos discutiendo eso. Lo que digo es que los problemas de la violencia en la sociedad son bastante más complejos que la capacidad represiva. El joven con adicciones te quiebra a la familia y te lleva puesto y tenés muchas posibilidades de terminar visitándolo en el COMCAR.

¿Cómo se puede permitir que esa situación se de así, tan livianamente? Un joven pobre que se transforma en adicto termina preso en un lugar donde se violan los derechos humanos y donde mueren 44 personas por año. ¿No estamos en un gobierno de izquierda?

Lo de las cárceles es doloroso. Nosotros tenemos más de 60 compañeros trabajando en el comcar ayudando en formación de oficios. No hacemos discursos sobre la población carcelaria y la ausencia de derechos. No hacemos discursos sobre lo que hay que hacer en los barrios, hacemos cosas en los barrios. Hace nueve años que vamos a los asentamientos a dar una mano. No hacemos discursos sobre la discapacidad hay 74 personas en situación de discapacidad trabajando en la construcción. No es lo mismo lo que pueda hacer un sindicato que lo que pueda hacer el gobierno.

"No hacemos discursos sobre lo que hay que hacer en los barrios, hacemos cosas en los barrios"

¿Por qué crees que se gravó más el trabajo que el capital?

Se priorizó en exceso en este último período el papel de la inversión extranjera directa. En toda América Latina cayó un 14%, pero hay medidas impositivas que uno no entiende por qué las postergamos. La revaluación del catastro rural que no implica un nuevo impuesto. Hay que pensar en un paquete de medidas que haga sustentable las necesidades del país. Un informe del Banco Mundial dice que el Uruguay mejoró mucho en distribución del ingreso pero en materia de distribución de la riqueza movimos muy poco la aguja. No es que quiero atentar contra la riqueza, tengo necesidades sociales y productivas por lo que hay que pensar un nuevo esquema.

"Hay medidas impositivas que uno no entiende por qué las postergamos"

¿Por qué hay 130 mil jubilados que ganan 13 mil pesos?

No, 13 mil pesos es la jubilación mínima.

Y son 130 mil jubilados que la perciben

Porque hubo un esfuerzo enorme por mejorarlas. En el año 2005 79 mil jubilados cobraban jubilaciones menores a lo que hoy serían nueve mil pesos.

Hablemos del futuro

Lo que digo es que cobran eso porque ha habido un esfuerzo por subir las jubilaciones mínimas. Uruguay es el país donde más creció el índice medio de salarios en toda América Latina.

¿No amerita un esfuerzo mayor?

Lo mismo con el salario mínimo. 15 mil pesos ¿alguien puede vivir con 15 mil pesos? Pero vos arrancaste con un salario que era menos que cuatro garrafas de gas. Hay que subir los salarios sumergidos y nosotros tenemos un planteo de concentrarse en eso. Los que no pueden hablar de eso son los que lo tenían en 1.200 pesos.

Uno de los aspectos más criticados a la izquierda es el doble discurso y la falta de autocrítica. Si se violan los DDHH en Venezuela no pasa nada, pero si se violan en Estados Unidos es un horror

Yo diría que es al revés. Se violan los DDHH en la cárcel de Guantánamo no es noticia. Hay problemas de violación de los derechos humanos en américa Latina, sí. En Venezuela también y en Uruguay también. Hay una democracia que está con muchas dificultades en Venezuela, sí. En Colombia asesinaron a doscientos y pico de dirigentes sociales y en México 110 candidatos fueron asesinados y nadie pide que cortemos relaciones con México. A todos nos duele lo que pasa en México, en Venezuela, en Nicaragua o en Honduras. El problema es que solo se discute cuando es Venezuela o ahora un poco más Nicaragua. El resto de la discusión parece que no queda. Nos mereceríamos un debate sobre la defensa de los DDHH en toda América Latina.

"A todos nos duele lo que pasa en México, en Venezuela, en Nicaragua o en Honduras"

Todas las notas de Dirigentes

Cargando...

Montevideo Portal | Pablo Méndez
@pablomendezmvd


Temas relacionados:

Te puede interesar Mario Bergara en Dirigentes: "Tengo toda la fuerza del mundo"