Camino a la Intendencia

Camino a la intendencia

Álvaro Villar, su afán por una cultura participativa y Curitiba como modelo a seguir

“El objetivo no es ganar la intendencia o juntar votos, sino el cambio en la ciudad y el departamento”, dice el director del Maciel. El médico fue el primero en pasar por Camino a la Intendencia, nuestro ciclo de entrevistas a los candidatos municipales.

14.02.2020 11:03

Lectura: 10'

2020-02-14T11:03:00
Compartir en

Álvaro Villar se metió en la carrera política para las elecciones departamentales a fines de diciembre, cuando confirmó su intención de ser precandidato a la Intendencia de Montevideo.

Con la consigna de cambiar la "actitud" de Montevideo, en base al respeto, la participación de los jóvenes, y las mejoras en transporte y medio ambiente, se metió de lleno en la campaña y hace su camino de cara a las elecciones departamentales.

Se proyecta a largo plazo, pensando en estar en el cargo 10 años dedicado exclusivamente a la comuna para lograr "un cambio en la ciudad". Además, Villar afirma que el rol de Adeom "no debe ser cogobernar", ya que "el intendente es el que manda", pero señala que no quiere "un gremio débil", sino "que defienda el derecho de los trabajadores".

Para la primera edición de Camino a la Intendencia,Montevideo Portal recibió al neurocirujano, que se puso el traje de candidato, y busca generar "una cultura participativa o barrial" en la capital, con el modelo de Curitiba como espejo.

A continuación podés leer la entrevista completa:

¿Qué te motivó a asumir este desafío?

Yo estaba muy cómodo y feliz en el Hospital Maciel. A mí me parece que en la vida hay que asumir desafíos y hay momentos en los cuales la idea de servidor público, de que uno está al servicio de la comunidad es importante. Es importante en la vida reinventarse y plantearse desafíos grandes. A veces se ha confundido los fines con los medios o los medios pasan a ser fines.

El objetivo no es ganar la intendencia, el objetivo no es juntar votos, el objetivo no es armar un grupo político. El objetivo tiene que ser el cambio en la ciudad y en el departamento, porque Montevideo es todo un área rural y productiva. Ese tiene que ser el objetivo. La política es un medio para llegar a eso, pero cuando se piensa que la política es el fin ahí se pierde la perspectiva.

¿Qué ideas planteas para mejorar la ciudad de Montevideo?

Quiero una ciudad más limpia, no es solo recoger la basura, sino también cuidar el medio ambiente, cuidar los arroyos, recuperar los arroyos, que el aire sea más puro. Quiero una ciudad con más movilidad, terminar con la gente que está en situación de calle, buscar vivienda para los jóvenes.

Montevideo es la capital del país, así que de Montevideo depende el desarrollo económico. La gente que va a invertir pasa por Montevideo, es decir que si vos querés desarrollo económico, atraer emprendedores, atraer gente con mentalidad tecnológica o científica quédate con los jóvenes. Tenemos que buscar formas de darle vivienda a los jóvenes, que sea accesible, que no tengas que hacer una carrera de obstáculos para llegar a una vivienda, que no tengas que demostrar una capacidad de ahorro que no tenés o tengas que tengas que ganar una cantidad de dinero que a la edad de la gente joven es imposible plantear. Hay que entender que hoy los jóvenes no tienen la idea de que deben tener auto propio, la casa propia y que se tienen que casar.

Hablando con Fucvam (Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua) planteamos qué posibilidad hay de que si vos participes en la construcción de una vivienda aprendas a construir, pero con la idea de que sea una vivienda compartida, que haya servicios comunes, un comedor común, una cocina y tengas tu habitación, casa, tu espacio privado, pero con servicios compartidos. Que de alguna manera alquiles, que no seas propietario.

La intendencia daría tierras, daría fincas que hoy están desocupadas y con la ayuda de Fucvam se podrían construir lugares así. Creo que hay que buscar soluciones para los jóvenes y un modelo se ciudad que sea más amable, más sustentable. Y si eso entusiasma que la gente no me vote a mí porque diga ‘yo voté siempre al Frente, ahora qué voy a hacer, voy a votar al Frente' No, yo quiero que la gente vote porque le gusta la propuesta que estamos haciendo para la ciudad.

¿Qué implica el concepto "Actitud Montevideo"? Que es una réplica al de "Actitud Maciel".

El concepto "Actitud Maciel" fue todo un trabajo que se hizo en lo que nosotros le llamamos el cambio en la cultura de la organización. La "Actitud Maciel" es un decálogo de lo que debe ser el trato trabajadores del hospital y funcionarios, y el trato al paciente. Ahí hay dos puntas que son importantes, una es que toda la organización debe estar centrada en el paciente, en el caso de un hospital, o en el usuario y no en los médicos como era tradicional.

El otro tema es el hecho de recuperar la sensación de pertenencia, el sentimiento de pertenencia del funcionario y el de respeto por su trabajo. Fue un trabajo que llevó años, pero que en el período en el que estuvimos al frente del hospital, de ocho años, se pudo ver ese cambio de actitud, en la cultura de la organización. Por lo tanto, aquellas ideas de que los cambios culturales se procesan de una generación a la siguiente, o que llevan más de 10 años, esas cosas creo que hay que cambiarlas, en el sentido de que se pueden procesar cambios en menor tiempo.

Hace poco te reuniste con Adeom, ¿qué rol tendrá el sindicato en tu gobierno?

A mí me pareció positiva esa reunión, entre otras cosas porque Adeom (Asociación de Empleados y Obreros Municipales) está de acuerdo en que tiene que haber un cambio en la ciudad, ellos están de acuerdo en que no están conformes con cómo es la ciudad de Montevideo hoy. Están de acuerdo en que para que cambie la ciudad tiene que haber un cambio en la actitud y en los propios trabajadores. Ellos hablan de ‘camiseta', es algo diferente a lo que estoy hablando, pero es darle importancia al sentimiento del trabajador.

Lo otro que queda claro es que no va a haber cogobierno en la ciudad, es decir, el intendente es el que manda en la ciudad, el que dirige, porque la población eligió al intendente para que sea el que dirija la ciudad y el departamento. La función función del gremio no es cogobernar, sino defender los derechos de los trabajadores y ellos tienen que hacerlo bien eso. Yo no quiero un gremio débil, quiero un gremio que defienda el derecho del trabajador y la intendencia tiene que velar por cuidar el derecho de las ciudadanas, los ciudadanos y de que todo el aparato de la intendencia y los funcionarios deben tener claro que se les paga un sueldo para cuidar, proteger al ciudadano, a la ciudadana.

A veces cuando tú tenés que hacer un trámite en la intendencia, en vez de sentir que toda esa gente está ahí para servirte a vos sentís que sos vos el que está para servirlos a ellos. Eso tiene que cambiar y no me refiero solo a los ciudadanos, me refiero a veces a trámites que tienen que hacer las empresas que quieren dar trabajo en Montevideo. A veces encuentran trabajas en una intendencia que no parecería que trabajara para nosotros, sino que nosotros tuviéramos que estar al servicio de ella.

¿Es realizable el "Tren de la Costa" o es una utopía?

Con lo que estoy de acuerdo es con la propuesta de que hay varios empresarios diferentes, uno de ellos es (Juan) Salgado, que ha manifestado interés en invertir en cambios importantes en el transporte colectivo. Una vez que ganemos la intendencia tenemos que buscar por todos los medios formas de hacer más rápido, cómodo, seguro el transporte colectivo. El modelo actual no da respuestas porque al modelo actual le gana el auto. Si no lo que hay que hacer es aumentar la cantidad de ómnibus para competir con el auto y no es por ahí, yo no quiero aumentar la cantidad de ómnibus. Creo que hay que pacificar el tránsito, que es un concepto que se está manejando en el mundo entero en las ciudades.

Me parece que lo que tenemos que buscar es formas de transporte colectivo aprovechando el cambio de la matriz energética en el Uruguay y aprovechando los avances que ha habido enormes en cuanto a los vehículos eléctricos. Hay que ver en todas esas posibilidades que se dan hoy una forma de transporte que sea económica, que eso incluso pueda influir en el costo y el precio del boleto. Que permita ganarle al auto, que tu puedas, teniendo auto o teniendo moto, preferir usar el transporte colectivo porque sabés que vas a llegar mucho más rápido y va a ser más seguro que ir en moto o sabés que va a ser más tranquilo y cómodo que ir en auto.

¿Hay algún modelo de ciudad en el mundo en el que te hayas basado?

En la región el modelo más interesante de transporte, en mi opinión, es el de Curitiba, donde hay soluciones que yo las probé, porque por mi especialidad como neurocirujano he ido a Curitiba a formarme.

Los cambios que se están planteando en París y en Barcelona, el concepto de grandes manzanas es la suma de seis u ocho manzanas y adentro de esas manzanas no se permite el ingreso del auto. Dejás el auto en la periferia, no en la puerta de tu casa, y caminás hasta tu casa. Eso permite que en las veredas donde tú vivís sean continuas, de tal manera que los niños puedan jugar en la vereda, las personas mayores no tengan dificultad para desplazarse dentro de esas grandes manzanas y los servicios tienen que tratar de estar a unos 15 minutos de camino a pie de cualquier lugar. Esos conceptos de las grandes manzanas van hacia una idea que es la construcción de comunidad de vecindario. Que tu sepas el nombre del vecino o la vecina que viva a dos casas tuyas, que sepas el nombre del vecino que vive cuatro apartamentos por debajo del tuyo. Eso se logra, entre otras cosas, con lo que se llama la cultura participativa o barrial.

¿Tenés como objetivo más de un período de gobierno?

Yo te hablaba de Jaime Lerner, el alcalde que lideró el cambio en Curitiba (Brasil), él estuvo 30 años de alcalde en la ciudad, concentrado en Curitiba. El alcalde de Tel Aviv, que hizo que Tel Aviv sea una ciudad para los jóvenes, defendiendo varios de estos conceptos que yo te digo ahora, lleva 20 años de alcalde.

Debemos tener gente que piensa y quiera dirigir la ciudad y no se proponga otra cosa. Para eso o me dedico a esto y realmente digo voy a estar cinco años en Montevideo, enfocado en la ciudad y no pensando en un pase. Y si es posible, y la población me apoya, 10 años destinado a la ciudad, porque creo que hay cosas que se pueden lograr en pocos años, pero hay cosas que nos van a llevar muchos años.

Por Santiago Magni | @santimagni93