Contenido creado por Martín Laitano
Locales

Buena literatura

Abogado de coronel retirado dijo saber quién hizo desaparecer libros de vuelo de la FAU

La defensa del coronel Enrique Ribero, condenado por el asesinato de Ubagesner Chaves Sosa, criticó al fiscal Ricardo Perciballe y pidió que “pongan un fiscal con ganas”.

04.11.2020 14:47

Lectura: 4'

2020-11-04T14:47:00
Compartir en

Montevideo Portal

Carlos Bustamante, abogado del coronel aviador Enrique Ribero, condenado por el asesinato de Ubagesner Chaves Sosa (un militante del Partido Comunista y del Frente Amplio cuyos restos fueron hallados en el año 2005 tras ser secuestrado en 1976), dijo este miércoles saber quién escondió los libros de vuelo de la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU) en dictadura.

En una carta publicada en el diario El Observador, Bustamante dijo que pudo constatar "sin mayor esfuerzo" y en sus "ratos libres" que "la información que permitió ubicar los restos de Ubagesner Chaves Sosa no fue recibida en forma anónima", sino que "el comandante convocó a una reunión", y aseguró tener "la lista de todos los que participaron en ella".

"Los libros de vuelo y otros documentos los destruyeron o los ocultaron. Sé dónde estaban, quién los retiró, quién los devolvió y quién firmó el recibo. La torpe maniobra de encubrimiento salió mal, los culpables quedaron libres y terminó con dos inocentes presos", afirmó Bustamante.

El abogado dijo tener "la conciencia tranquila" de lo que afirmó en la carta publicada por El Observador porque, según afirmó, presentó la información ante la Fiscalía y ante un Tribunal de Honor de la Fuerza Aérea.

Bustamante dijo que "si quieren saber la verdad e investigar sobre violación de derechos humanos o sobre cualquier otro delito pongan un fiscal con ganas y armen un equipo de profesionales que trabaje, estudie, investigue, piense, recoja pruebas y arme un caso".

En la carta, el abogado critica al fiscal Especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, quien, consultado por Montevideo Portal, dijo no estar interesado en contestar.

Ribero denunció años atrás la desaparición de sus libros de vuelo, documentación que permitiría saber más sobre los traslados de detenidos desaparecidos.

En febrero de este año, Presidencia homologó un fallo del Tribunal de Honor de la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU) que tomó declaraciones a Ribero, encarcelado por el asesinato de Chaves Sosa. El entonces presidente, Tabaré Vázquez, firmó la homologación del acta del Tribunal de Honor de la Fuerza Aérea, que se emitió el 16 de diciembre de 2019. En dicha acta, el tribunal resolvió por unanimidad encuadrar la causa del asesinato de Chaves Sosa a manos de Ribero como un hecho que afecta el honor de las Fuerzas Armadas.

Con esta homologación, se determinó que Ribero pase a situación de reforma y se dispuso que el Ministerio de Defensa Nacional remita inmediatamente el testimonio íntegro de Ribero a la Fiscalía Especializada en Delitos de Lesa Humanidad, "a los efectos que esta estime pertinente en el marco de sus competencias".

En resumen, tras las declaraciones de Ribero al tribunal militar, los integrantes del tribunal entendieron que la actuación del coronel, a pesar de considerarse "un hecho aislado", "afecta el honor de las fuerzas armadas". Así las cosas, se enviaron los datos a Fiscalía y se pasó a reforma al militar, lo que implica varios cambios en su situación.

Entre otras cosas, implica que cobre menos pensión, aunque el dinero restado se entrega a la familia. También se pierde el derecho a usar el uniforme y ya no es reconocido como oficial.

Ribero fue condenado por la Justicia en 2013 a 19 años de penitenciaría por un delito de homicidio muy especialmente agravado, al ser caratulado como "homicidio político". Dicha sentencia fue ratificada en 2014 por el Tribunal de Apelaciones y en 2015 por la Suprema Corte de Justicia.

Al momento de ser secuestrado y asesinado, Chaves Sosa tenía 38 años y una hija. Estaba casado y vivía en Montevideo, aunque era oriundo de Rivera. Era obrero de la industria metalúrgica e integraba la Unión Nacional de Trabajadores del Metal y Ramas Afines (UNTMRA) y la Convención Nacional de Trabajadores (C.N.T.).

Chaves Sosa estuvo recluido en la base área Boiso Lanza, donde sufrió diversas torturas. Su cuerpo, hallado enterrado en una chacra de Pando propiedad de la Fuerza Aérea, tenía abundante cal por debajo y por encima.

Por el mismo caso fue condenado a 16 años de penitenciaría (también ratificada en diversas instancias) el coronel José Araújo Umpiérrez, un exaviador. Su condena, al igual que la de Ribero, se dio en 2013.

Montevideo Portal