Curiosidades

Están rodando cine de terror

Abandonan hija adoptiva tras descubrir que en realidad era una enana. Y quería matarlos

El argumento de la película “La huérfana” parece haberse hecho realidad en una familia estadounidense.

25.09.2019 09:41

Lectura: 4'

2019-09-25T09:41:00
Compartir en

En mayo de 2010, Kristine Barnett y su exmarido, Michael Barnett, residentes en Indiana, decidieron adoptar a Natalia Grace, una niña ucraniana de 6 años que tenía un trastorno del crecimiento óseo llamado displasia espondiloepimetafisaria. Sin embargo, lo que no sabían es que aquella niña era una mujer adulta con enanismo, y que tenía cerca de 19 años en el momento en el que llegó a su hogar.

Durante el primer año en su nueva casa, y después de varios meses en los que reinaba la tranquilidad, la supuesta niña comenzó a hacerle la vida imposible a sus padres adoptivos. Según cuenta la madre en declaraciones a Daily Mail, Natalia trató de empujarla contra una cerca eléctrica, intoxicarla echándole lavandina en su café e incluso amenazó con apuñalar a ambos padres adoptivos "Quería matarnos", resume la mujer.

Ante semejante situación, los Barnett llevaron a su hija adoptiva a un centro de salud mental con el objetivo de ayudarla. Una vez allí, los especialistas le aseguraron que la edad de su hija adoptiva era "claramente inexacta". Para llegar a esta conclusión, los responsables del centro le explicaron que tanto los dientes como el desarrollo sexual de la "niña" eran impropios para una persona de su edad. Según uno de los especialistas, las pruebas habían determinado que la niña tenía más de 18 años.

A pesar de ello, la supuesta niña continuó junto a la familia hasta 2013, cuando decidieron abandonarla después de descubrir que había nacido en los 90: "Hacía dibujos mediante los que mostraba que quería matar a miembros de la familia. Quería enrollarnos en una manta y enterrarnos en el patio", describió Kristine, según recoge la emisora española Cadena Ser.

La falsa niña se quedaba sin dormir muchas noches y y sus padres no se atrevían a irse a la cama hasta que ella no lo hiciera: "No podíamos irnos a dormir y hasta escondimos todos los objetos afilados", relata.

Tras los intentos de Grace de acabar con sus padres adoptivos y sus hermanos, la familia se mudó a Canadá y dejó a la "niña" adoptiva en un apartamento alquilado en el condado de Lafayette (Estados Unidos). Varios años más tarde, y después de llevar varios meses sin saber sobre ella, la pareja (ahora separada) ha sido detenida por las autoridades del estado de Indiana por abandono de menor.

Todo ello por culpa de unas declaraciones de la "niña" ante la policía en 2014, en las que Grace asegura que la abandonaron cuando apenas tenía 11 años. Para reforzar la teoría, la joven se apoyó en una supuesta prueba ósea, realizada por un experto, que determinaba que la "niña" tenía aproximadamente 8 años cuando fue adoptada y 11 cuando la abandonaron. Sin embargo, dichas pruebas no coinciden con las obtenidas por la familia Barnett.

Ahora, la familia y la que fuera su hija adoptiva se enfrentan en los tribunales para descubrir la verdad. Mientras Natalia Grace asegura que nació en 2003, la familia Barnett asegura que la "niña" pudo haber nacido en 1989 y tener unos 30 años.

El caso recuerda sobremanera al argumento del film de terror "La huérfana", donde sucede casi exactamente lo mismo que en este caso real: una familia estadounidense adopta a una niña proveniente del este de Europa, quien resulta ser una enana adulta -y psicópata- que quiere matar a su madre adoptiva y hermanitos, para convertirse en amante de su padre.