Política
La unión hace la fuerza

APROBARON LEY DE UNIÓN CONCUBINARIA

Con los votos del gobierno y algunos legisladores de la oposición, Diputados aprobó la ley que reconoce el concubinato entre hetero y homosexuales. El diputado Diego Cánepa dijo a Montevideo Portal que de este modo se protege "la diversidad de opciones de las personas en algo tan íntimo como es con quién uno quiere vivir su vida".
29.11.2007
2007-11-29T00:55:00
Con algunas discusiones se aprobó en Diputados el proyecto de ley que reconoce la unión concubinaria, sin importar el sexo de los concubinos. La mayoría de los diputados de la oposición no acompañaron la medida por no estar de acuerdo con el "concepto de familia" que instaura la ley, y por no aprobar que se reconozcan ciertos derechos en forma prácticamente igual al matrimonio.

El diputado Javier Salsamendi dio su opinión a Montevideo Portal: "Estoy completamente de acuerdo porque brinda más posibilidades en cuanto a la libertad de los ciudadanos en su vida privada, en segundo lugar porque reconoce una realidad que la sociedad uruguaya ha venido procesando. Por el estudio que han hecho algunos demógrafos, entre el 30 y 35 % de los hogares uruguayos están formados por concubinato, entonces contrariamente a lo que se suele criticar, este proyecto no va en contra de la una familia constituida sino a favor", afirmó.

Por su parte, el legislador Diego Cánepa destacó en declaraciones a Montevideo Portal que esta ley "crea un mecanismo de protección de la diversidad de opciones de las personas, porque el artículo segundo no realiza ninguna discriminación por razones de sexo, identidad sexual u opción de la persona".

"Por lo tanto, va a haber por primera vez en la historia de nuestro país un avance muy importante, que es la protección de la diversidad de opciones sexuales", destacó.

El diputado frenteamplista aclaró que para "aquellos que tienen una unión libre y no quieren que se declare el concubinato, esto no es obligatorio. Va al juez el que quiere".

Sobre el argumento de la oposición de que esta ley afecta a la familia, Cánepa opinó que hay un error conceptual "muy fuerte". "Yo recordaba ayer que hace 100 años, en 1907, se aprobó la ley de divorcio y en ese momento se usaban los mismos argumentos, que iba a destruir la familia uruguaya. Hoy se usan los mismos argumentos, pero hay un error conceptual. Se cita a la Constitución porque el Artículo 40 dice que la familia es la base de la sociedad, pero lo que no dice es que nosotros debemos proteger todas las diversas manifestaciones de organizaciones familiares, no solamente tratar de imponer una supuesta moral única, de cómo se debe organizar una familia".

El legislador ejemplificó: "Yo, Diego Cánepa, estoy casado y con hijos, porque fue mi opción de vida. Creo que la mejor forma de organizar una familia es a través del matrimonio. Pero como legislador, no debo querer imponer eso diciendo 'protejo solamente a los que decidieron organizar su vida como yo y dejo fuera a quienes organizan la vida de otra manera'. Eso me parece que es de una profunda discriminación, de una profunda inequidad, y que lo que debemos hacer es proteger la diversidad de opciones de las personas, en algo tan íntimo como es con quién uno quiere vivir su vida".

El diputado informó que en el mes de diciembre se aprobarán los cambios en el Senado, y que "antes de fin de año ya es ley en Uruguay".

El Proyecto determina que aquellos concubinos que tengan cinco años de convivencia ininterrumpida y quieran legalizar su unión podrán asumir ciertos derechos y obligaciones, a través de un trámite judicial "muy rápido", destacó Cánepa.

Una vez legalizada la unión, los concubinos deberán darse asistencia recíproca y ayudarse mutuamente en materia económica de acuerdo a las posibilidades de cada integrante. En caso de ruptura, y si no hubiera problemas de violencia doméstica, continuaría este compromiso económico por un tiempo que no puede superar el tiempo de la unión.

Cuando entre en vigencia la ley, aquellos concubinos que quieran registrarse como tales podrán hacerlo en el Registro Civil, y desde ese momento el deber de fidelidad mutua quedará vigente mientras permanezcan en la misma casa. En caso de arrepentimiento, habrá mecanismos para disolver legalmente la unión.

Montevideo Portal