Internacionales

Se fueron

“Volvimos”: la asunción de Alberto Fernández que desató la locura peronista

Miles de personas esperaron durante todo el día la llegada de Fernández en Plaza de Mayo para presenciar el primer acto político como presidente en función.

10.12.2019 21:46

Lectura: 4'

2019-12-10T21:46:00
Compartir en

Al ritmo de la música y al calor del sol del diciembre, la emblemática Plaza de Mayo de Buenos Aires desbordó este martes de peronistas por la llegada de Alberto Fernández a la Presidencia argentina y por dejar atrás los cuatro años de mandato de Mauricio Macri.

El lema más repetido entre los miles de asistentes fue simple y directo: "Volvimos". Mientras ellos festejaban en la Plaza al compás de las numerosas bandas invitadas a la fiesta de la asunción, detrás del escenario, en la Casa Rosada, sede del Gobierno argentino, Fernández ya ejercía como nuevo jefe de Estado.

UN "DÍA PERONISTA"

Si en Argentina se dice que un "día peronista" es un día soleado, hoy fue un día muy peronista, con máximas de 38 grados, lo que no impidió que la gente cantara, bailara y aplaudiera a sus ídolos políticos.

En la Plaza de Mayo y las calles contiguas, enormes globos de organizaciones sociales y sindicatos competían por un lugar en el cielo, mientras que el tsunami de banderas y el humo de las parrillas se hacían notar en tierra firme.

ESPERANZA FRENTE A LA CRISIS

Al festejo no solo acudieron peronistas. Marcelo Ortega se considera "radical histórico", pero pese a que actualmente la Unión Cívica Radical integra la coalición política encabezada por Macri, él votó por Fernández.

El mandatario recibe un país que cerrará este año con una caída de su economía del 3,1 %, inflación en torno a un 55 %, pobreza del 40 %, y desempleo superior al 10 %.

Ortega cree que el con el peronista va a haber un "giro de 180 grados" a la política económica y social.

"Es como si pasáramos de estar en manos de curanderos a médicos. Seguimos enfermos, pero ahora estamos en manos de médicos", afirmó.

"La gente tiene que apostar a la esperanza -añadió Ortega-, yo tengo dos hijos, quiero que el país crezca y ellos están pensando en irse del país. Yo quisiera que este país se desarrolle y se queden".

CUMBIA, ROCK Y REGGAE

Pasaban las horas y se pasaban las actuaciones frente a la Casa Rosada, desde la cumbia de La Delio Valdez, Sudor Marika y Mala Fama, hasta el reggae de Los Pericos, pasando por el rock de Litto Nebbia.

Uno de los momentos más emotivos fue cuando los peronistas cantaron a pleno pulmón el "Avanti Morocha" de Los Caballeros de la Quema, una canción con la que los seguidores de Cristina Fernández de Kirchner rinden homenaje a la exmandataria y nueva vicepresidenta de Argentina.

Este martes la Plaza de Mayo no solo lucía diferente por las miles de personas que la ocupaban, sino también porque Alberto Fernández impulsó la retirada de las rejas fijas de seguridad instaladas el año pasado y que servían para clausurar parte del espacio durante manifestaciones y otros actos, un gesto al que Adriana Taboada atribuyó gran importancia.

"Esto es muy simbólico, nosotros llegamos al día de hoy con nuestra Plaza en nuestras manos y sin rejas. Las rejas son el sometimiento, son las que puso este Gobierno que se mantuvo aislado del pueblo", manifestó Taboada.

CLÍMAX CON BAÑO DE MASAS

Al anochecer, Alberto Fernández tomó el escenario y, entre aclamaciones de su público, hizo hincapié en la "epopeya" de poner fin al hambre en el país.

"Los que hoy la están pasando mal, los que se quedaron sin trabajo, los que cayeron en el pozo de la pobreza, los chicos que no pueden ir a un colegio: no teman. Ellos serán los únicos privilegiados en la Argentina que hoy se inicia y hacia ellos dirigiremos todas nuestras políticas", prometió el nuevo presidente.

La celebración llegó a su fin -al menos de manera oficial- con un gran despliegue de fuegos artificiales, y tras ella, el nuevo Gobierno comienza con un horizonte complejo, pero sabiendo que cuenta con un apoyo social que hoy quedó fuera de toda duda.

Información de EFE