Política

Mujeres en lucha

“Tiemblen que las brujas hemos vuelto”: la proclama de la Coordinadora de Feminismos

El eslogan de la marcha del 8 de marzo de este año es “Memoria de lucha, día de paro, tiempo de rebelión”.

05.03.2019 19:54

Lectura: 3'

2019-03-05T19:54:00
Compartir en

La Coordinadora de Feminismos del Uruguay dio a conocer su proclama para la movilización de este 8 de marzo, que este año utiliza el eslogan "Memoria de lucha, día de paro, tiempo de rebelión". Algunas de las principales reivindicaciones de la marcha de este año son compartidas con los años anteriores: las luchas contra el patriarcado, la violencia machista, la violencia sexual sobre la mujer, la homofobia y el fascismo.

"Este 8 de marzo traemos a la memoria la lucha de las mujeres, trans, travas, tortas, lesbianas y disidencias. La lucha feminista conforma un entramado de resistencias frente a la avanzada fascista, misógina, racista, homofóbica, lesbofóbica y transfóbica que se expande en nuestro continente, orquestada desde las alianzas militar, financiera y religiosa", expresa la proclama.

La proclama, difundida en la cuenta de Facebook de la Coordinadora de Feminismos, enumera una serie de razones por las que las mujeres este 8M estarán en "Huelga feminista". Una de ellas es "deconstruir la maternidad como institución opresiva" y "transformar las formas de maternar para construirlas en feministas y anticapitalistas".

También para luchar contra el acoso callejero y de la violencia sexual. "La cultura de la violación está para disciplinarnos. Nos remarca que las calles no son nuestras, que las noches no son nuestras. Nuestros hogares tampoco son nuestros si en ellos también nos violan. Confiemos en lo que sentimos: si decimos que NO es NO, si NO dijimos que SÍ también es NO. ¡Ante la violencia machista, autodefensa feminista!"

La proclama invita a apartarse del punitivismo y la "lógica del miedo" a la hora de combatir la violencia machista. "El sistema patriarcal, racista y colonial conforman el Estado y su aparato represivo. Sabemos que no es un asunto de soluciones punitivas, ni de aumento de penas, ni privación de libertad. No alcanzan las leyes si la justicia es patriarcal", manifiesta.

También se denuncia allí la desaparición de mujeres, niñas, adolescentes "y otros cuerpos feminizados" en manos de la trata y la explotación sexual.

Y va contra el modelo económico "extractivista", simbolizado en multinacionales como UPM. "La explosión del modelo desarrollista y extractivista, anclado en los megaproyectos del capital, que suponen la forestación, el monocultivo, la contaminación y privatización del agua, generan la expropiación y deterioro de territorios urbanos y rurales", argumenta.

Finalmente, el texto invita a resistir "ante todo discurso odiante, biologicista, moralista, racista y fundamentalista" y advierte: "Tiemblen que las brujas hemos vuelto. Porque somos las de ahora, las de siempre, las de todos los tiempos. ¡Estamos en rebelión y nos empecinamos en cambiar la vida!"

La proclama será leída al finalizar la marcha, en la explanada de la Universidad de la República, "en rondas, de forma colectiva y sin estrados" para lograr una "constelación de voces en lucha", explica la Coordinadora.