Contenido creado por María Noel Dominguez
Entrevistas

Parte del plan

“Sin contenidos no hay marketing (digital)”, Raquel Oberlander presenta su nuevo libro

“¿Cómo hacer que esas personas te elijan? Bueno, primero tenés que saber quiénes son esas personas”, dice la autora.

27.11.2021 09:20

Lectura: 4'

2021-11-27T09:20:00
Compartir en

“¿Cómo hacer que esas personas te elijan? Bueno, primero tenés que saber quiénes son esas personas, para saber qué les interesa y cómo hablarles”.

Hace muchos años que Raquel Oberlander se dedica a hablarles a las empresas y a los empresarios sobre la mejor manera de transmitir sus mensajes.

Desde el AVC Digital, desde su consultoría, desde la realización de webinars y eventos insiste en la importancia de los contenidos.

Esos principios están ahora presentados en Sin contenidos no hay marketing (digital), su nuevo libro que resulta fundamental para actualizarse, repensar las estrategias y avanzar en este mercado tan competitivo como cambiante.

Raquel dice que en el libro “El marketing de contenidos es como la primera cita” y agrega: “La frase completa dice que es como la primera cita y si solo hablas de ti mismo no habrá una segunda. Está claro la importancia del contenido y la importancia de la persona a la que le estamos hablando”.

“Lo que digo siempre es que ninguna organización sobrevive si no hay personas que la elijan. Esta es la regla básica para una empresa, para un profesional independiente, para una ONG, para un político, etc.”, comenta al destacar la importancia de pensar los mensajes y las audiencias.

“¿Cómo hacer que esas personas te elijan? Bueno, primero tenés que saber quiénes son esas personas, para saber qué les interesa y cómo hablarles. Y volvemos a esto de la cita: si querés conquistar a otra persona y querés que te preste atención, tenés que empezar por conocerla y saber qué quiere y qué le gusta”, complementa.

Raquel es una pionera en su área, hace tiempo decidió alejarse de la publicidad para encaminar su carrera hacia otros horizontes: “Fui pionera en el mundo digital creando mundobebe.com, un portal para madres en 1999, cuando todavía no había wifi ni redes sociales. Y ahí ya me daba cuenta de que las marcas se podían conectar de forma diferente con las personas”.

Al hablar de la receptividad que tiene su postura ante los empresarios uruguayos, comentó: “Todos coinciden en la importancia de los contenidos. Pero pasa que los contenidos no son cortoplacistas y en general las empresas quieren resultados ya y les cuesta apostar un poco al mediano o largo plazo. Tenés que invertir en esto si estás dispuesto a tener paciencia y a ser consistente. Lo que es fundamental que recuerden todos es que la compra no es un instante, es un proceso”.

El libro es muy didáctico y está acompañando de diferentes herramientas que permiten al lector ir practicando en la medida que avanza la lectura. “Siempre quise ser maestra. Evidentemente me gusta primero encontrarles lógicas y procesos a las cosas porque yo soy una persona ordenada y soy feliz compartiéndolo”, comenta la autora.

Se detalla también el método HEPIC 10, creado por Raquel con un éxito comprobado: “Le di el nombre de HEPIC 10 por un lado porque son 10 pasos y Hepic es como el acrónimo de las letras de las cinco categorías de contenidos que creo que deberían tener el contenido de una empresa”.

Esto incluye: Historias, Educativo, Propósito, Interacción y Curaduría de contenidos.

El libro

El mundo cambió. Los seres humanos cambiamos. El marketing también debe hacerlo. Y para eso solo hay un camino: los contenidos, que permiten entregar valor real a las personas. Hacer marketing de contenidos es mucho más que levantarse un día y subir un post a Instagram o un video a TikTok.

Es definir una estrategia, trazar un plan y ejecutarlo. Un proceso que implica muchísimas etapas, tareas, canales, tácticas, roles y saberes, que Raquel Oberlander tuvo la capacidad de condensar en un modelo al que bautizó HEPIC 10 y que comparte con infinita generosidad en este libro.

Crear contenidos obliga a las organizaciones a definir un propósito que va mucho más allá de las ventas y la rentabilidad. Obliga a mirar el alma, en lugar de mirarse el ombligo. Y luego entregar aquello que se descubre en forma de mensajes que no interrumpan lo que las personas están viendo, sino que sean lo que quieren ver (o leer o escuchar). Sin contenidos no hay marketing (digital) está dedicado a profesionales de marketing y comunicación, pero también a los CEO, gerentes, emprendedores, músicos, abogados, contadores, coaches, porque, de una manera u otra, todos necesitamos generar contenido para promover el crecimiento de nuestros proyectos y de nuestra marca personal.

 Y también es ideal para los creadores de contenido, ya sean productores audiovisuales, diseñadores gráficos, redactores, influencers, freelancers, community managers, que son los aliados clave y grandes protagonistas en este proceso.

Editorial Sudamericana