Contenido creado por Santiago Magni
Locales

El partido más largo del mundo

¿Cómo ha evolucionado el comportamiento de la población uruguaya frente al coronavirus?

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo recoge información sobre las percepciones de la ciudadanía relativas a diferentes temas vinculados a la pandemia.

24.12.2020 14:24

Lectura: 5'

2020-12-24T14:24:00
Compartir en

Con el objetivo de generar más evidencia para la toma de decisiones frente a la emergencia causada por el coronavirus, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con el apoyo técnico de La diaria datos y de docentes del Instituto de Estadística de la Universidad de la República (UdelaR), lanzaron este jueves el segundo informe de la iniciativa Usina de Percepción Ciudadana que recoge información sobre las percepciones de la ciudadanía relativas a diferentes temas vinculados a la pandemia.

Esta iniciativa trata la evolución que ha tenido la percepción ciudadana sobre ciertos asuntos que ya habían sido incluidos en el primer informe y corresponden a sucesivas olas de consultas realizadas entre los meses de junio y noviembre de 2020.

Si bien el desempeño de Uruguay sigue siendo destacado positivamente en términos relativos, la situación general se ha visto desmejorada, algo que enciende alarmas de preocupación y activa nuevos mecanismos que buscarán controlar la situación.

El PNUD pone esfuerzos en mejorar las condiciones para la toma de decisiones estratégicas en base a evidencia, a través de información que es recabada mediante encuestas de tipo panel. Estas encuestas se caracterizan por ser consultas periódicas al mismo conjunto de personas. El estudio pone foco en dimensiones sanitarias, sociales, económicas y otras menos exploradas al momento como expectativas respecto de la vacuna.

Las encuestas son realizadas a una muestra representativa de 400 casos de la población nacional mayor de 18 años. La composición del panel fue definida según sexo y estratos de edad, utilizando proyecciones de población del Instituto Nacional de Estadística (INE). Las respuestas son recogidas mediante protocolos automatizados de pregunta/respuesta vía WhatsApp y monitoreadas mediante llamadas telefónicas.

El trabajo de PNUD señala que "la población de Uruguay continúa mostrando buena disposición a informarse y acatar las medidas voluntarias de distanciamiento". Sin embargo, se encuentran algunos cambios en el comportamiento de la población. Si bien los datos no son concluyentes, se percibe cierto "cansancio" o "relajación" de algunas medidas de precaución como la participación a eventos, mientras que medidas como el uso del tapabocas en la calle se ha extendido exponencialmente.

La participación en eventos con 10 o más personas aumentó de forma significativa durante los 3 meses que separan la primera consulta sobre este tema con la segunda.

En cuanto a la incorporación del distanciamiento físico sostenido (DFS), se observan niveles altos de acatamiento, al tiempo que una tendencia incremental conforme la edad. Sin embargo, se observa cierta relajación del DFS al tiempo que con un cumplimiento más estricto por parte de las personas mayores a 60 años.

La adhesión al uso de tapaboca cuando se sale a la calle ha mostrado un incremento sustancial en la población uruguaya. En tal sentido, la notoria diferencia observada en la primera ola entre hombres y mujeres ha prácticamente desaparecido.

Respecto de las visitas a familiares y amigos, los dos tramos más jóvenes (18 a 29 y 30 a 44) siguen visitando a familiares y amigos en mayor proporción. No obstante, el acatamiento a la recomendación continúa siendo mayoritario.

La frecuencia con la que las personas trabajan desde casa se ha mantenido estable desde junio. Más del 60% dice nunca haber teletrabajado, informa PNUD.
Entre junio y noviembre cada vez más personas se sienten no productivas realizando teletrabajo.

Además, el número de personas que se sienten más productivas desciende en cada medición. Esto se observa tanto en hombres como en mujeres, aunque el sentimiento de productividad parece ser menor para las trabajadoras.

Con la evolución de la pandemia en nuestro país, se observa una constante en que las mujeres se autoidentifican como más afectadas por la pandemia de lo que lo hacen los varones. Además, se identifica un incremento importante de esta autoidentificación entre junio y setiembre.

Para la gran mayoría de los encuestados la pandemia no afectó el relacionamiento dentro de su hogar. Al tiempo que se registra una leve caída en el número de personas que consideran que el relacionamiento dentro del hogar ha mejorado durante la pandemia.

Cada vez más uruguayos creen que la pandemia permanecerá por más de dos meses. En mayo la cifra alcanzaba 69% de los encuestados, en julio ascendió a 82% y en noviembre alcanzó el 96%.

Al cabo de tres mediciones, la principal preocupación a futuro de las y los uruguayos continúa siendo el trabajo, extendiendo su diferencia con respecto a las demás opciones. Este tema, además, ha tenido su mayor crecimiento entre personas de nivel socioeconómico bajo.

Más de la mitad de las personas consultadas pensaban en noviembre que la vacuna llegaría a Uruguay por lo menos un año después; esta proporción es mayor para el interior del país que para Montevideo.