Contenido creado por María Noel Dominguez

Noticias
Detrás de la selfie

Ocho de cada diez niñas uruguayas usan filtros para mostrarse en redes sociales

Dove Uruguay encargó una investigación sobre la distorsión digital en el marco del lanzamiento de su campaña "Detrás de la Selfie".

20.07.2021 11:08

Lectura: 4'

2021-07-20T11:08:00
Compartir en


A 15 años de la icónica película "Evolution", en la que Dove abordó la manipulación de imágenes en la publicidad, la marca mantiene su compromiso con el problema de la distorsión digital a través de la campaña "Detrás de la Selfie", una iniciativa que apunta a sensibilizar a adultos, niñas y adolescentes sobre el impacto de las herramientas de edición en su autoestima y percepción de la imagen corporal.

En este marco, promovió una investigación local realizada por Id Retail sobre una muestra de niñas y adolescentes de entre 10 y 17 años, que señala que a la edad de 13 años, el 80% ya utilizó alguno de los filtros que las redes sociales ponen a disposición para modificar su imagen.

Por otra parte, el 51% de las chicas dijo que los filtros pasaron a ser parte de su vida cotidiana y declararon haberse descargado un programa de edición de fotos para realizar retoques.

De hecho, solo el 30% afirmó tener una autoestima fuerte, un 47% de ellas desearía estar más orgullosa de quién es y de su aspecto y el 56% desearía estar más orgullosa de su cuerpo y de lo que es capaz.

Además, el 71% afirmó que usaría filtros para hacer lucir mejor una selfie, un porcentaje que asciende a 76% entre los 14 y los 17 años. Mostrarse estupendas en una selfie, es una presión impuesta sobre más del 60% de las encuestadas, quienes afirmaron que eliminarían una foto que hayan subido y se tomarían otra si no se encontraran conformes con el resultado o le pedirían a un amigo una confirmación acerca de si la selfie es la correcta.

Para lograr los estándares de belleza que impone la sociedad, el filtro resulta una herramienta fundamental. En este sentido, el 43% de las chicas declaró haber utilizado algún filtro para emparejarse la piel al menos una vez y un 29% lo hizo para disminuir su abdomen.

Si bien, el uso de estos filtros es una realidad instaurada entre las jóvenes y de las cuales son conscientes, ya que el 54% de las chicas manifestó que la mayoría de la gente de su edad edita selfies o usa filtros para cambiar su apariencia y el 43% aseguró que la mayoría de los adultos hacen lo propio, la disociación entre la imagen real y aquella modificada continúa generando inseguridades entre las jóvenes.

En una etapa de la vida que resulta clave en la construcción de su identidad y aceptación, el 25% de las chicas declaró sentirse molesta por no poder verse en la vida real como lo hace online, mientras un 20% afirma preferir su imagen retocada.

Sin embargo, el 58% desearía poder compartir en las redes sociales lo que sea sin preocuparse acerca de las reacciones de otros y el un 78% de las chicas desearía que en la escuela les enseñaran a sentirse bien con su propio cuerpo.

La campaña "Detrás de la Selfie" forma parte de la misión social de Dove por la belleza real y la aspiración de liberar a las nuevas generaciones de estereotipos de belleza. La marca propone promover la autoestima y unirse al compromiso #SinDistorsiónDigital para hacer de la belleza una fuente de confianza y no de ansiedad.

Con este objetivo facilita a padres y docentes el acceso a una Guía para la Confianza, donde entre otros aspectos invita a valorar el propio cuerpo, ayudar a los jóvenes a desenvolverse en el mundo online y apoyarlos para vencer el bullying. También contiene sugerencias para mejorar la comunicación intergeneracional, descubrir la funcionalidad del cuerpo y celebrar la individualidad.